Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
BLOG TORITO GUAPO

Otoño tibio y gris en Las Ventas

La Feria de Otoño en Las Ventas ha tenido gran éxito de asistencia -el abono obliga-, unos carteles de nivel aceptable y un balance gris en cuanto a juego de los toros, implicación de algunos toreros. Negro ha sido también el balance de heridos, con dos graves cogidas a sendos hombres de plata.

Cogida al subalterno José Mora Cogida al subalterno José Mora | Foto: EFE

Dionisio San Miguel  |  Madrid  | Actualizado el 05/10/2011 a las 09:26 horas

La Feria de Otoño en la plaza de toros de Madrid Las Ventas ha dejado un balance con luces, sombras y manchas de sangre, en forma de dos serias cornadas, y un gran éxito de público.

Los tendidos, salvo en la novillada del día 29 -tampoco es que hubiera una mala entrada- han lucido siempre casi completos. Es verdad que el buen tiempo -parecía mayo- ha ayudado bastante, y que el día grande, el viernes 30, se anunciaba un cartel de postín, con El Cid, Sebastián Castella y Miguel Angel Perera ante una corrida del Puerto de San Lorenzo. Pero parece también que la prohibición en Cataluña ha hecho venirse arriba a Madrid.

La novillada que abría feria tuvo de todo. Los toros -salvo el sexto- tuvieron poca raza y una impecable presentación.

Francisco Montiel no tuvo una tarde afortunada. Vio como uno de sus banderilleros, Antonio Camacho, sufría una fuerte y fea cornada en el glúteo de 20 centímetros, y además como se le iba un novillo a los corrales tras los preceptivos tres avisos.

Alberto Durán pasó de puntillas salvo unos breves instantes con el capote. Victor Barrio salvó los muebles con el encastado sexto, al que cortó una oreja tras bulliciosa faena.

La tarde grande, tuvo un único momento para recordar: la faena de El Cid al cuarto atanasio de El Puerto. Supo ver el sevillano la calidad de ese toro. Lo fue metiendo en la muleta con temple, distancia y son, firmando dos muy buenas tandas. Luego todo bajó un poco y, al final, pinchó como sólo sabe pinchar El Cid y su mala espada. Antes, abrió plaza con un flojísimo animal que debió ser devuelto por inválido. Nada que resaltar, salvo que mató bien al que no hizo faena.

Sebastián Castella y Miguel Angel Perera, por su parte, se estrellaron con un lote sin fuerza y otro imposible por flojo el uno y por protestón y agrió el otro, respectivamente.

El sábado 1 se anunciaba un mano a mano de mucho interés, con dos toreros revelación de la temporada: Iván Fandiño y David Mora.

La corrida de Gavira fue un imposible, y ambos matadores se la jugaron sin cuento. Cobardones, ásperos, peligrosos... hubo de todo en un encierro bien pero muy desigualmente presentado. Fandiño acabó toreando en 'vaqueros'  tras dejarle casi desnudo su primero. Aún más, fue cogido feamente al entrar a matar al quinto, afortunadamente sin consecuencias, al que cortó una meritoria oreja.

David Mora también tuvo que fajarse con sus tres 'amigos'. Al primero le sacó lo que tenía a base de temple, limpieza y toreo clásico. Con el cuarto, paciencia infinita y saber estar. Al sexto, un peligroso avisado que le tiró cornadas continuas -le propinó una feísima voltereta de la que salió ileso milagrosamente- lo pudo con hombría.

Cerraba el abono la corrida de Adolfo Martín, que, fiel a sus últimas apariciones en Madrid, fue un imposible. Esta vez trajo una seria y con romana suficiente para no pasar apuros en el reconocimiento. Pero sólo fue eso, fachada.

Rafaelillo, el especialista, se la jugó en el primero, que fue un peligrosísimo ejemplar, que midió siempre, y que hizo caso omiso de engaños, obligando a tomar el olivo a Rafael, y que acabó corneando a su subalterno José Mora, al que hirió en el muslo y dio tremenda paliza.

Antonio Barrera trató de hacer toreo fino a un descastado segundo de la tarde. Inútil misión. Encima muy poco valorada en los tendidos. Con el quinto, de parecidas intenciones, cumplió sin más Barrera.
Serafín Marín no debió nunca anunciarse con estos toros. Ni con ninguna otra ganadería 'torista', pienso yo, por mucho que le haga falta. Sufre él, y sufre el espectáculo. Un lote pésimo, eso sí, pero no lo quiso ver.

Compartir en:
Imagen del Blog
Dionisio San Miguel Quevedo

Aficionado desde la adolescencia a este espectáculo, mezcla de plasticidad y emoción, formé un día parte del  suplemento 'Toros' del extinto Diario 16, con el crítico taurino Ignacio Álvarez 'Barquerito' al frente. Hoy, profesionalmente alejado de la información taurina, defiendo desde esta humilde palestra, la fiesta y al toro sin reservas, y respeto a quienes no la entienden, por desconocimiento o sensibilidades.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

PUBLICIDAD
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana