VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
BLOG TORITO GUAPO

'Hooligans' de plata

En busca de que caiga la oreja, sobre todo en plazas de segunda y tercera, los toreros de plata acuden a todo tipo de resabios para forzar a que el presidente, el alcalde, o al que le toque presidir el festejo, conceda una oreja. Los modos son, además, de lo más vulgar y menos torero.

Subalternos en el paseíllo. Subalternos en el paseíllo. | Foto: antena3.com

Herman Pascual  |  Madrid  | Actualizado el 12/09/2011 a las 13:56 horas

O tempora o mores, que decía Cicerón, que de toros no sabría pero lo clavó. Nuevos tiempos y nuevas formas o maneras. O modos…pero ¡vaya modos!.

Acérquense a una plaza , si es de algún pueblo o pequeña ciudad mejor y observen, observen. Cuando el toro doble tras la espiral vertiginosa de tres capotes furibundos y si la faena ha sido medianamente decente, tampoco hay que ponerse exigentes, observen el novedoso fenómeno que se da en la plaza, poltergeist que jamás recogieron las crónicas de Corrochano, Cañabate ni K-Hito.

Desatada la petición pañolera del bondadoso público y ante la mirada firme del presidente que se resiste a parecer lo que es, un presidente ocasional y nada predispuesto a aguar la fiesta, la cuadrilla del matador, ¿qué es lo que hace? Lo nunca visto.

Entre barreras, un peón agita los brazos increpando a los espectadores de las primeras filas y chillando para sumar decibelios a la petición de trofeos.

Representación en tres actos
Otro, se pone en jarras en mitad de la plaza, mirando desafiante al usía con una sonrisa irónica en la boca mientras deletrea un sonoro insulto que media plaza lee en sus labios sin el menos problema.

El tercero, puntilla en mano, se agacha visiblemente enfadado y presto a cortar la codiciada oreja, sí o sí, vamos hombre, faltaría más.

En diez minutos, los portales de internet informarán: Fulanito, oreja. Todo sea por la oreja. Ay, las orejas, cuanto daño hacen. Sólo un puñado de aficionados habrán torcido el gesto ante la demostración de falta de respeto de los indignados de plata. Poca cosa, una especie en extinción.

Lo malo es que creen rebelarse ante la autoridad y lo que hacen es manchar su sagrado vestido plateado de torear.

Hooligans de luces, indignados dispuestos a acampar en el tercio por su derecho a la oreja. ¿Señorío dice usted? ¿Torería? ¿Elegancia? ¡Pero qué antiguo suena eso! Es la modernidad del toreo…la mala modernidad, claro.

Compartir en:
  • Foto de anónimo

    #1 anónimo Que les concedan la oreja y al toro los cojones del torero cuando los coja.

    13/09/2011 a las 08:29
Imagen del Blog
Dionisio San Miguel Quevedo

Aficionado desde la adolescencia a este espectáculo, mezcla de plasticidad y emoción, formé un día parte del equipo que realizaba el suplemento de toros del extinto Diario 16, con Barquerito al frente. Hoy, profesionalmente alejado de la información taurina, defiendo la fiesta y al toro sin reservas, pero entiendo que provoque rechazo por desconocimiento o sensibilidades.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

PUBLICIDAD
  • La nube no tiene Tags actualmente.
más temas
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.