Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
TIEMPO DE SILENCIO

Pasajero K (de Adolfo García Ortega, Ed Seix Barral)

El pasajero K recorre una Europa que ya no existe, de la mano de una periodista que va a cubrir el juicio a Karadzic, en La Haya, que persigue un secreto. Un viaje hasta el fondo de sí mismos.

Pasajero K de Adolfo García Ortega Pasajero K de Adolfo García Ortega | Foto: Seix Barral

Antonio Martínez Asensio  |  Madrid  | Actualizado el 23/05/2012 a las 14:00 horas

Adolfo García Ortega escribe novelas complejas, que no son fáciles de contar. A ratos esta novela me ha recordado a Semprún, con esa obsesión por Europa, con esa profundidad, esa ideología que lo impregna todo, saltando de historia en historia, de tema en tema, siempre alrededor de Europa pero también de la verdad y de la dignidad.

La historia que narra es sencilla pero va enraizándose según avanza, buscando el origen, la razón, el dolor, la violencia, la miseria humana, la salvación, hasta hacerse compleja. Según avanza va ganando en emoción, hasta que estalla, con los personajes, con una suerte de liberación.

Un viejo director de cine, Fernando K. Balmori, recorre Europa en tren con su cámara retratando lugares de forma descontextualizada, con objetos que guarda en una caja y que fotografía delante de otros lugares, uniendo referencias, culturas y razones. Su mujer, Lea, ha muerto y su viaje no es más que una búsqueda de sí mismo, de su pasado, de su historia. En el primer tren, en la primera estación, fotografía a una mujer joven y hermosa, Sidonie, una periodista que viaja hacia La Haya para cubrir el juicio de Radovan Karadzic, pero busca una información que tiene que ver con el juicio y que puede aportar o incluso modificar lo que allí va a suceder. Deciden viajar juntos y desde el primer momento se sienten perseguidos, amenazados, y desde el primer momento cada uno entra de lleno en la vida del otro, complementándose, comprendiéndose.

Si en la magnífica “El comprador de aniversarios”, Adolfo García Ortega ahondaba en el nazismo y en los horrores de los campos de exterminio, aquí vuelve a trazar un paisaje desolador alrededor de la guerra de la antigua Yugoslavia y de los crímenes que allí se cometieron, y profundiza sobre algunos que sucedieron delante de nuestros ojos, con nuestra complicidad, casi con nuestro beneplácito, aunque sea duro reconocerlo, aunque sea más fácil mirar hacia otro lado, que es lo que lleva haciendo tanto tiempo Europa. El tiempo que lleva oculto Karadzic, bajo la personalidad de un curandero especialista en terapias orientales, dando conferencias por Europa, bajo una barba blanca, como único disfraz. Hay, siempre una gran apuesta por la dignidad en todo lo que escribe, en todo lo que cuenta García Ortega.

Uno de los motivos que recorren la novela es la identidad, la verdadera identidad, lo que sabemos de nosotros mismos y lo que saben de nosotros los demás, con un estudio del personaje en el que se convirtió Karadzic, durante trece años, brillante. Además, está el tema de la violencia, de la guerra, de las diferencias insalvables, todavía y de todo lo que nos une.

Pero en esta historia también está la historia de los dos protagonistas, la de los padres de Sidonie y la de los padres de K., la de sus propias vidas, sus dudas, sus amores, sus derrotas, los paisajes que les acompañan, que al final, pueden ser los paisajes de cada uno de nosotros, retratados en cada fotografía de K., en cada ciudad, cada museo, por las calles de París, Roma, Zurich o Berlín.

Ha sido una gran experiencia. Merece una lectura calmada y reflexiva, y dejarse llevar, dejarse vencer por la emoción y por la búsqueda. Quién sabe lo que podemos encontrar.

Compartir en:
Imagen del Blog
Antonio Martínez Asensio

Antonio Martínez Asensio nació en Madrid en 1964. Estudió Filología Hispánica en la Universidad Autónoma de Madrid y empezó muy pronto a trabajar en el mundo de la televisión: en TVE, en Tele Madrid, en Tele 5, en Canal+, en Intereconomía, así como en varias productoras independientes. Ha desarrollado una labor de crítico literario en la radio como colaborador en varios programas como Agosto en la Onda, Herrera en la Onda, Radio Estadio, Al Primer Toque y Te doy Mi Palabra. Ha escrito guiones para series de televisión y para el cine. Ha colaborado en la sección de libros del programa de Antena 3 Nova "Casa de América". Ha publicado un ensayo en clave de humor titulado "¡Mi mujer está embarazada!" (Grand Guignol Ediciones), que ha sido traducido al italiano en la editorial Aisara y que quiere ser una guía del embarazo para los padres (y no para las madres). En 2010 ha publicado su primera novela, "En soledad".

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD

Otros blogs

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana