Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
TIEMPO DE SILENCIO

El lector de Julio Verne (de Almudena Grandes, Ed.: Tusquets)

Un capítulo más de sus “Episodios de una guerra interminable”, donde Almudena Grandes está recuperando historias desconocidas pero esenciales de la posguerra. Una historia profunda, enredada, llena de matices, como la vida de un pueblo. Y con emoción, claro.

 

El lector de Julio Verne El lector de Julio Verne | Foto: Agencias

Antonio Martínez Asensio  |  Madrid  | Actualizado el 03/06/2012 a las 20:14 horas

Hay muchas cosas que se dan por supuestas cuando lees una novela de Almudena Grandes: sabes que nada va a fallar, que la historia funcionará, que el ritmo del relato terminará envolviéndote, que las historias que van apareciendo alrededor de la historia principal, para apuntalarla, serán magníficas, embriones de otras novelas, y, aunque no sea su mejor novela, aunque no sea la mejor historia, aunque siempre sea difícil tener a un niño como personaje protagonista, y aunque a veces te pueda la pereza persiguiendo al jovencísimo lector de Julio Verne, sigues avanzando, porque su forma de narrar es tan buena, porque tiene esa forma tan peculiar de contar las historias, hacia atrás y hacia delante, que alimenta, que te termina llenando, dándote lo que quieres, lo que esperas.,

Pero hay una cosa que siempre me sorprende en las novelas de Almudena Grandes: de repente, agazapada en un rincón, detrás de una escena que no parece muy preparada, en una sola palabra, en un gesto de un personaje, aparece la emoción: en una escena, en una palabra se te eriza la piel, literalmente. Y es una sensación tan placentera, tan dulce y tan intensa que creo que es por eso por lo que siempre vuelves a buscar a la Grandes por las librerías: la escritora de la emoción. Hay novelas que son tan emocionantes, de principio a fin, que se te agarran a la garganta y no te sueltan, como “El corazón helado”, y es difícil no romperse en lágrimas más de una vez. Con “El lector de Julio Verne” a mí solo me ha pasado una vez, casi al final, y con una palabra, “camarada”, pronunciada por un personaje, en un momento muy preciso, tras una escena que no lo presagiaba, pero esa sola palabra contiene tanto y concluye tanto la historia que logra envolver de emoción la historia completa. Y me ha valido.

Es una historia alrededor de la guerrilla, de la vida atroz de los pueblos que vieron como sus hombres tenían que echarse al monte para sobrevivir o para luchar por su libertad, en esa dura España de la inmediata posguerra, cuando cualquier cosa, cualquier pasado, cualquier historia podía hacerte caer en las garras de la represión y de la muerte. Es una historia iniciática, situada en una Casa Cuartel de la Guardia Civil, en la que Nino, va descubriendo, con dolor, la verdad de los gritos que se oyen a través de las paredes, y aprende a tomar partido, a elegir qué quiere ser y quien quiere ser en esta vida.

Decía Sastre que la verdadera libertad consiste en rebelarse contra lo que siempre nos habían enseñado, y esta novela es un tratado sobre ello, porque su protagonista va descubriendo, a través de lectura de Julio Verne, de “La isla del tesoro”, a través de Pepe “el Portugués” y de la familia de una vieja maestra represaliada, la verdad que intentaron ocultarnos, la verdad que había que leer entre líneas en esa España dura y gris del franquismo.

A pesar de lo que se podría pensar (o de lo que la acusarán seguro) es una novela llena de matices, y donde se cuenta extraordinariamente bien la vida de una sociedad tan pequeña, tan endogámica como la de un pueblo pequeño, donde los silencios, los cotilleos, los sobreentendidos, la ropa tendida, y sobre todo la historia de las familias, hacen del día a día una aventura.

La España profunda, desgraciadamente real, que Almudena Grandes está recuperando, comprometida, implicada y valiente. Atreveos. Seguro que funciona.

 

Compartir en:
Imagen del Blog
Antonio Martínez Asensio

Antonio Martínez Asensio nació en Madrid en 1964. Estudió Filología Hispánica en la Universidad Autónoma de Madrid y empezó muy pronto a trabajar en el mundo de la televisión: en TVE, en Tele Madrid, en Tele 5, en Canal+, en Intereconomía, así como en varias productoras independientes. Ha desarrollado una labor de crítico literario en la radio como colaborador en varios programas como Agosto en la Onda, Herrera en la Onda, Radio Estadio, Al Primer Toque y Te doy Mi Palabra. Ha escrito guiones para series de televisión y para el cine. Ha colaborado en la sección de libros del programa de Antena 3 Nova "Casa de América". Ha publicado un ensayo en clave de humor titulado "¡Mi mujer está embarazada!" (Grand Guignol Ediciones), que ha sido traducido al italiano en la editorial Aisara y que quiere ser una guía del embarazo para los padres (y no para las madres). En 2010 ha publicado su primera novela, "En soledad".

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD

Otros blogs

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.