Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
TIEMPO DE SILENCIO

La hora estelar de los asesinos (Pavel Kohout; Ed. Alianza)

Me habían recomendado tanto este libro que en mi búsqueda, a veces accidentada, de algo que me excite (literariamente), que logre mantener mi atención, en estos tiempos difíciles, me decidí por pedirlo en mi pequeña librería de barrio. Y es bastante sorprendente. Porque la historia podría ser tradicional: en el final de la guerra, un asesino en serie siembra el terror y es perseguido por la policía: sería una trama convencional, policiaca: una más. Pero no. Y, como siempre en una buena novela, lo que la hace especial no es la trama en sí sino la forma de contarlo, de profundizar en los personajes, en los sentimientos.

Antonio Martínez Asensio  |  Madrid  | Actualizado el 25/08/2011 a las 10:34 horas

Primero: la ciudad es Praga, en el final de la ocupación nazi, cuando la guerra parece estar ya decantada, una ciudad ocupada pero atenta, organizada, y que parece ser un personaje más, con su castillo, sus callejuelas y sus casas; luego los protagonistas: un alemán de la Gestapo, Buback, atormentado, contradictorio, viudo después de que su mujer y su hija murieran en un bombardeo, y Grete, una mujer compleja que le acompañará durante toda la novela; y por otro lado, Jan Morava, de la policía checa, investigador criminal, y su novia, Jitka, policía también; además está el asesino, Rypl, terrible, salvaje, y que representa a la perfección no solo la maldad de la que es capaz el ser humano sino también la capacidad de atracción, de convocatoria, que tiene el mal. Y una sucesión extraordinaria de secundarios.

La hora estelar de los asesinos (Pavel Kohout; Ed. Alianza)La hora estelar de los asesinos (Pavel Kohout; Ed. Alianza) | Foto: Agencias

Pero vuelvo a repetir que lo extraordinario de esta novela es el análisis que hace de los sentimientos y de las motivaciones de los personajes. La historia de amor entre Jitka y Morava ya merece la lectura de la novela, pero además es el motor que lo dinamiza todo. El amor, frente al mal. La pasión cincelada y compleja de Bubak y Grete. La evolución que sufren los personajes, cómo van desnudándose ante nosotros, como van descubriendo sus temores, sus debilidades y como encuentran su fortaleza en la amistad, el deseo, el amor. Como encuentran la salvación, pase lo que pase, mientras el mundo se hunde ante ellos.

Es casi un estudio sobre el mal, sobre lo que somos capaces de hacer los seres humanos en momentos de tensión, sobre las motivaciones de los asesinos, sobre los tiempos en los que los asesinos se mueven a sus anchas, en su hora estelar, cuando todo vale, cuando el miedo y el desorden sacan lo peor de cada uno. Porque también es una profunda reflexión sobre lo que hace el miedo. Y todo ello nos sirve para reflexionar sobre lo que fue el nazismo, sobre lo fácil que en el fondo es dar un paso al otro lado.

En la trama es muy interesante cómo nos cuentan el control que ejercen los alemanes sobre la población y cómo controlan a la policía, las comunicaciones, la red de intereses que hace que mantengan el control las órdenes que no son lo que parecen, y luego, la represión, como única forma. Además nos cuenta un momento clave de la historia y nos muestra los movimientos que se producen cuando se está desintegrando el Reich y cómo entran los comunistas. Cómo una ciudad se vacía de alemanes mientras esperan a las puertas las tropas soviéticas, como hay calles, barrios, que toman partido, lo que hacen los habitantes, la sociedad civil,

Y es dura. Muere hasta el apuntador. Con un asesino que realiza un ritual espeluznante y cuyas motivaciones ponen los pelos de punta. Con una ciudad sometida al nazismo. Durísima, pero sin embargo tiene una rara profundidad, como en esos extraños casos en los que el autor ha ido un poco más allá y nos ha permitido ver dentro del alma humana, como quien aparta una cortina. Y lo que vemos no nos deja indiferentes.

Compartir en:
Imagen del Blog
Antonio Martínez Asensio

Antonio Martínez Asensio nació en Madrid en 1964. Estudió Filología Hispánica en la Universidad Autónoma de Madrid y empezó muy pronto a trabajar en el mundo de la televisión: en TVE, en Tele Madrid, en Tele 5, en Canal+, en Intereconomía, así como en varias productoras independientes. Ha desarrollado una labor de crítico literario en la radio como colaborador en varios programas como Agosto en la Onda, Herrera en la Onda, Radio Estadio, Al Primer Toque y Te doy Mi Palabra. Ha escrito guiones para series de televisión y para el cine. Ha colaborado en la sección de libros del programa de Antena 3 Nova "Casa de América". Ha publicado un ensayo en clave de humor titulado "¡Mi mujer está embarazada!" (Grand Guignol Ediciones), que ha sido traducido al italiano en la editorial Aisara y que quiere ser una guía del embarazo para los padres (y no para las madres). En 2010 ha publicado su primera novela, "En soledad".

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

PUBLICIDAD
  • La nube no tiene Tags actualmente.
más temas

Otros blogs

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.