Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
TIEMPO DE SILENCIO

Los extraños (Vicente Valero, Ed. Periférica)

Independientemente de lo atractiva que es la propuesta, recuperar los personajes extraños que hay en cada familia, la forma de contar, de narrar, de Vicente Valero, extraordinaria, que te va llevando de la mano por estos cuatro relatos, convierte este libro en un placer.

Antonio Martínez Asensio  |  Madrid  | Actualizado el 09/04/2014 a las 22:31 horas

Esta obra está compuesta por cuatro relatos, cuatro búsquedas de cuatro familiares olvidados, perdidos, extraños en el sentido de desconocidos, esas personas que hay en todas las familias, con pocas referencias, alguna fotografía, el relato repetitivo de alguien, que nos hace recordarle a penas, del que solo se tienen noticias a través de hermanas que "dejaban de hablar, de pronto todo eran suspiros y lamentos ahogados, pañuelos que salían misteriosamente de bolsillos invisibles". Pero sin embargo, no hay un relato que los una a todos. La sospecha de realidad, y poco más.

Pero también es la forma de contarlo. Una extraordinaria forma de narrar que hace que cada uno de los relatos sea un placer, un ejercicio para leer en voz alta, casi, para disfrutar del estilo, del ritmo y la cadencia, de la melancolía de un recuerdo, de la evocación, con un lenguaje cuidado, que va tirando del hilo, para llenarnos de luz.

Los Extraños de Vicente ValeroLos Extraños de Vicente Valero | Foto: Ed. Periférica

El primer relato cuenta la historia del teniente Marí Juan, el abuelo. "A este extraño, sin embargo, hay que observarlo una y otra vez desde los recuerdos ajenos hasta poder ver al fin en él al joven de veintiocho años que llegó a ser el día de su muerte". Y le seguimos por el norte de África, enamorado y aventurero. El segundo nos cuenta la historia del tío Alberto, que se separó del padre del autor cuando los progenitores, a su vez, se divorciaron, y cada uno se quedó con un hijo. Partidas de ajedrez aplazadas muchos años, recuerdos afectuosos que se llevó el tiempo, odios heredados. Y a este sí que lo conoció el autor, y convivió con él, sintiéndole extraño, aparecido de repente, sin que nadie le hubiera hablado de ese tío. Y se acostumbró a verle hasta que un día cualquiera el tío Alerto murió, una mañana de playa, como las demás, haciéndole "más extraño todavía".

Carlos Cervera "el extraño perpetuo", un tío abuelo de vocación artística, abandonó la isla donde vivía su familia escapando del provincianismo y de la incomprensión y solo volvió para ver morir a su hermana, reconciliarse con esa pequeña parte de la familia que le había aceptado, que le había comprendido, para volverse a marchar, incapaz de aguantar la isla. El bailarín, el artista que se escapó de casa en busca de fortuna, el de la vida ligera, el extraño que extrañamos todos.

La búsqueda de la historia del cuarto extraño, el comandante Chico, "debiera comenzar no en los recuerdos, pues pudiera ser que los recuerdos ya no existieran o hubieran sido desdibujados, sino en las huellas, es decir, en las heridas y en las cicatrices que sí han permanecido". Y las heridas siguen sin cerrarse cuando el autor llega a ver su tumba en el exilio, como la de tantos, y echa de menos a los que ya no están, los que no vieron jamás la tumba del hijo, del hermano.

Porque estas historias en realidad nos hablan de lo más cercano, de la búsqueda de la felicidad, de la lucha por sobrevivir, de los anhelos, de las dudas, de las historias que a todos nos han nutrido en la infancia, en cada reunión familiar, contada en susurros, imaginada, esbozada. Hablan del exilio, de lo extraño, de lo que nos han hurtado, de nuestra historia, de las heridas y de los reencuentros. Hablan de nosotros. "Los extraños" es un libro que apetece volver a leerse nada más terminarlo, que permite una segunda lectura llena de matices, que asombra. Me ha parecido una magnífica lectura, una sorpresa.

Compartir en:
Imagen del Blog
Antonio Martínez Asensio

Antonio Martínez Asensio nació en Madrid en 1964. Estudió Filología Hispánica en la Universidad Autónoma de Madrid y empezó muy pronto a trabajar en el mundo de la televisión: en TVE, en Tele Madrid, en Tele 5, en Canal+, en Intereconomía, así como en varias productoras independientes. Ha desarrollado una labor de crítico literario en la radio como colaborador en varios programas como Agosto en la Onda, Herrera en la Onda, Radio Estadio, Al Primer Toque y Te doy Mi Palabra. Ha escrito guiones para series de televisión y para el cine. Ha colaborado en la sección de libros del programa de Antena 3 Nova "Casa de América". Ha publicado un ensayo en clave de humor titulado "¡Mi mujer está embarazada!" (Grand Guignol Ediciones), que ha sido traducido al italiano en la editorial Aisara y que quiere ser una guía del embarazo para los padres (y no para las madres). En 2010 ha publicado su primera novela, "En soledad".

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD

Otros blogs

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana