VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
PONIENDO SERIES

Series Maestras: 'Six Feet Under'

En la nueva entrega de "Series Maestras", vamos a hablar sobre las cinco temporadas que componen 'Six Feet Under / A 2 Metros Bajo Tierra', una serie maestra sobre la muerte y la vida, con la firma de Alan Ball y emitida en HBO entre 2001 y 2005. ¿Por qué es una de las mejores series de la historia? No será fácil responder a esta cuestión, pero en este particular homenaje, se intentará estar a la altura de la familia Fisher.

Six Feet Under Six Feet Under | Foto: HBO

Diego del Pozo  |  Madrid  | Actualizado el 22/06/2012 a las 16:56 horas

Nunca antes una serie había abordado con tanta maestría el espinoso tema de la muerte, consiguiendo como resultado el calar tanto y tan hondo en el espectador. Con la paradoja que supone que en realidad sea una obra enfocada a recordar que hay que aprovechar la vida, por muy desgraciada que sea a veces. Su máxima es transmitir un mensaje tan simple como olvidado en tantísimas ocasiones: "vive y disfruta tu vida al máximo porque antes o después vas a morir". Este aviso se simboliza al inicio de cada uno de sus capítulos, donde el espectador tiene que presenciar un carrusel de muertes de todas las clases. Al leer esto puede parecer que 'Six Feet Under' es una especie de retorcida serie procedural, centrada en los familiares de la víctima de cada capítulo. Ni mucho menos. Por mucho que los fallecidos y sus conocidos tengan importancia, siempre quedan relegados a un segundo plano, una vez cumplen con el cometido (además del de sorprender) de servir como introducción a la historia que vivirán a continuación los verdaderos protagonistas en la funeraria Fisher & Sons, los miembros de la familia Fisher: Ruth, Nathaniel, Nate, David y Claire.

Estos minutos iniciales (servidos a continuación de su maravillosa cabecera) siempre terminan teniendo algún tipo de conexión con los demonios y fantasmas que los Fisher están afrontando en sus vidas en cada momento. De esta forma, capítulo a capítulo, la serie empieza a tratar todos los conflictos personales habidos y por haber. Durante sus cinco temporadas realiza un particular retrato y una reflexión (e invita al espectador a seguir con el ejemplo) sobre las relaciones de pareja, el amor, la familia, el sexo, la homosexualidad, las relaciones laborales, los estudios, la vocación profesional, el corporativismo, el pequeño comercio, el negocio familiar, la psicología, la medicina, las drogas, la adolescencia, la adultez, la adopción, la infidelidad, etc. Aquí entra prácticamente todo tema que se te pueda ocurrir. Los Fisher, al fin y al cabo, no dejan de ser una familia (norteamericana) más, por lo que no les queda otra que lidiar con preocupaciones bastante similares a las de cualquier otra. Este es un buen momento para añadir una anotación al margen: esta familia es lo opuesto a lo que uno puede entender por familia modelo. Resultado de vivir en una funeraria y tal.

A raíz de lo dicho, no creo que haga falta decir el género al que pertenece 'Six Feet Under', pero sí cabe apuntar que un drama nunca fue tan drama. Dura como pocas, supo cómo tocar la fibra y llegar hasta lo más profundo de cada espectador. Y lo hizo a través de un grupo de personajes de esos que se suele decir que dejan huella, empezando por los propios Fisher y siguiendo con el fantástico abanico de secundarios que les rodea. Las familias Chenowith y Díaz (más el personaje de Keith Charles) se merecen también un reconocimiento, por mucho que siempre que se recuerde a la serie queden relegados a un segundo plano. Lo mismo se podría aplicar a otros secundarios de la talla de George, Arthur, Nikolai, Sara, Bettina, Maggie, Olivier, Russell, Gabe, Lisa (tan vital para la historia, como odiable para la inmensa mayoría de espectadores) y otros mucho más. No me cabe duda de que la verdadera clave de 'Six Feet Under' reside en sus personajes, como en realidad sucede con casi todas las grandes series. Requisito indispensable, que se dice.

Sobre la historia, sin entrar en detalles spoileadores, decir que está centrada en cómo los protagonistas combinan lo personal con lo profesional, es decir, cómo viven sus vidas mientras afrontan todos los conflictos que he citado anteriormente, muchos derivados de una profesión tan peculiar. Así sobre el papel quizás no resulte un reclamo demasiado atractivo, pero eso no importa cuando descubras que su historia engancha... y mucho. Tanto, que a título personal, destacaría que las dos primeras temporadas se ven en un suspiro aunque nada comparable con el maratón que hice con la cuarta y quinta temporada. No he mencionado a la tercera, a la cual considero como un punto de inflexión en todos los sentidos. Es una etapa necesaria y muy importante para el futuro de los Fisher pero exceptuando su arranque y sus últimos cuatro (y demoledores) episodios, reconozco que se me hizo muy cuesta arriba. Por último, no puedo quedarme sin mencionar que ‘Six Feet Under’ tiene uno de los mejores cierres de serie que he visto (y veré) jamás. Esos seis minutos finales (acompañados de la canción, "Breathe Me" de Sia) han pasado ya a la historia de la televisión. El maravilloso broche final que esta serie maestra merecía...

'Six Feet Under' - 2001-2005

Six Feet Under - Fisher & Sons Six Feet Under - Fisher & Sons | Foto: HBO

Compartir en:
Imagen del Blog
Blog del Departamento Ficción A3

Desde el Departamento de Ficción de Antena 3 Televisión queremos daros la bienvenida a éste nuestro blog. Un rincón con el que queremos realizar un acercamiento en línea con otros profesionales del sector y el gran público en general, escribir sobre cualquier tema relacionado con ficción nacional e internacional y adelantar novedades de las series en las que estamos trabajando. Todo ello desde un tratamiento cercano e informal. Nos leemos...

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.