Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
PONIENDO SERIES

Empire: Mitología, Leyenda e Historia

Esta semana FOX levanta el telón de la segunda temporada de Empire, una serie que el pasado semestre cambió el nombre a los miércoles: esa noche fue de Empire como el Football es de los domingos. El pelotazo pilló desprevenida a esta Network, eterna aspirante a entrar en el grupo de las Big Three, y esta oferta fue un paso en firme por su sello personal. Lo respaldó una audiencia que pasó de 9 millones de espectadores en el primer episodio hasta los 17 millones del último; una sorprendente escalada ascendente que nos lleva a preguntarnos qué tiene esta serie que tanto gusta.

Empire Empire | Foto: FOX

Beatriz Herzog  |  Madrid  | Actualizado el 21/09/2015 a las 13:10 horas

El planteamiento: Lucious Lyon, dueño de un importante sello discográfico, es diagnosticado con ELA. Consciente de su cercana muerte, plantea a sus hijos una carrera para hacer méritos y ganarse la dirección de la empresa en herencia. La palabra carrera en este concepto no está libre de intención, esta es precisamente la experiencia principal a resultas del seguimiento de la serie: una velocidad de giros alucinante que hace de Empire una serie entretenidísima.

Hay espacio aquí para la reflexión acerca de cuánto pierde de intención, intensidad y estructura una trama tan duramente golpeada por la fórmula de la revolución de los giros, sí, se aprecia una cierta ligereza en el tratamiento, una cierta frivolidad pensada, al fin y al cabo este es entretenimiento sobre el mundo del entretenimiento.

Y así destaca su segunda baza, la perfecta coordinación de esta intencionada velocidad con el contexto de la serie, la industria musical, y en especial, del hip hop hiper-cambiante,  hiper-consumista. El despliegue de medios, trajes, coches, joyas, la frecuencia de cameos de primer nivel, la pausa de los temas musicales que perfilan ese matiz musical de la serie, llenan la pantalla de un universo propio de los videoclips de hip hop, donde los protagonistas tienen todo lo que quieren, y el espectador disfruta de todo a su alcance.

EMPIRENaomi Campbell en Empire | Foto: FOX

No sin cierta parodia, esta familia negra, procedente de los suburbios y con un dinero hecho de la falta de oportunidades, la droga y la astucia que da la calle, se muestra superadora de todo lo anterior en la cumbre del éxito económico y social. Este crecimiento de las cenizas resulta de por sí atractivo también por el matiz de tratarse de una familia negra, donde por supuesto caben todos los estereotipos aplicados a la comunidad racial.

Pero los protagonistas en realidad no tienen todo lo que quieren, pues en los conflictos irresolutos está la continua regeneración que atrapa.

Lucious, dueño de Empire, se ve lastrado por una enfermedad terminal que no se atreve a anunciar, pero sobre todo, sufre la lacra de saberse un tirano desleal para con su familia. A su mujer, Cookie, la abandonó en la cárcel durante 17 años a pesar de haber sido ella la iniciadora de todo su imperio. Su salida de la cárcel le pondrá cara a cara a esa verdad que le persigue, él mismo es lo único que le importa, y todos lo que están a su alrededor lo saben.

De este conflicto, sus hijos heredan por igual su consecuencia, la necesidad de amor que nunca llega del padre, y comparten con él el ansia de poder, ese poder que tiene nombre en esta serie, la discográfica Empire. Es un buen caldo de cultivo éste para una sesión de mitologías, leyendas e historias trágicas, y aunque no se llamen Bruto, Caín o Abel, todas estas puñaladas, traiciones y envidias encajaban bien con Hakeem, Jamal o Andre Lyon. Estas historias archiconocidas son motores eternos de motivación y apuntan al fondo clásico e identificable de la serie: historias de siempre con un empaquetado diferente, negro, musical y pop.

EMPIRELa Familia Empire | Foto: FOX

Pero entre todos los elementos destaca la oda a la base de la estructura social por excelencia: la familia. No hay duda de que parte de su comercialidad radica en la empatía que se genera de la base de todos los conflictos que se desarrollan en la serie: la familia. También las resoluciones son un guiño al amor, al perdón y al cariño que exista un protagonista único, la familia, y el resto del mundo. Quizás esta llamada a la unidad familiar es lo que ha hecho que la audiencia no haya dejado de crecer, hermana llama a hermano, que llama, que llama.

¿Qué nos hemos encontrado en la primera temporada de Empire? Entretenimiento a base de velocidad, exuberancia, ritmo musical, puñaladas, envidias, y después de todo, el amor familiar incondicional que todo lo relaja y todo justifica. Veremos si la rueda del éxito sigue revolucionada en esta segunda temporada y permite mantener el ritmo de giros que llevaron a FOX camino del paraíso.

Compartir en:
Imagen del Blog
Blog del Departamento Ficción A3

Desde el Departamento de Ficción de Antena 3 Televisión queremos daros la bienvenida a éste nuestro blog. Un rincón con el que queremos realizar un acercamiento en línea con otros profesionales del sector y el gran público en general, escribir sobre cualquier tema relacionado con ficción nacional e internacional y adelantar novedades de las series en las que estamos trabajando. Todo ello desde un tratamiento cercano e informal. Nos leemos...

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana