Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
PONIENDO SERIES

En la cocina del poder

Que la televisión americana siempre ha sentido una fascinación por meterse en los entresijos de la política, o mejor dicho, por colarse en los despachos de los políticos, es un hecho que se lleva corroborando hace casi dos décadas. Desde que El Ala Oeste de la Casa Blanca abriera de par en par el despacho oval al espectador, las series políticas han sido constantes en la programación de las televisiones americanas, tanto en su versión dramática como en la cómica. El éxito de esta serie, creada por Aaron Sorkin en 1999 y avalada con 2 globos de oro y 26 premios Emmy, dejó muy alto el listón.

Borgen Sidse Babett Knudsen da vida a Birgitte Nyborg | Foto: DR1

Cristina Gil  |  Madrid  | Actualizado el 23/02/2015 a las 19:09 horas

Ahora es el viejo continente el que ha cogido con fuerza el relevo a la televisión americana a la hora de poner su foco en los políticos y sus mundos. Buena parte de esta revitalización del género se debe a Borgen, la serie danesa que ha triunfado en varios países de Europa, incluida España (ha sido emitida por Canal Plus).

Y es precisamente de El ala oeste de la Casa Blanca de la que bebe en parte su inspiración la serie danesa. En ambas seguimos a un recién elegido presidente y vemos cómo se va haciendo con los hilos del poder. Pero la novedad de Borgen es que es una mujer y no un hombre la que está al frente de un gobierno, el de Dinamarca. Creada por Adam Price, la serie nos muestra cómo se gobierna un país de tan sólo cinco millones y medio de habitantes y con uno de los más altos niveles de vida de Europa. Un país en el que los diputados van en bici al parlamento, los dirigentes de los distintos partidos se llevan el tupper a la oficina que comparten en el Borgen, el primer ministro continúa viviendo en su casa, y los medios de comunicación se cuentan con los dedos de un mano.

BorgenLa Primera Ministra de Dinamarca | Foto: DR1

Borgen comienza con la sorprendente victoria en las urnas de Birgitte Nyborg, la líder del partido de los Moderados, después de que el Primer Ministro anterior haya tenido que dimitir por utilizar la tarjeta de crédito oficial para su uso personal. Sin que nadie apueste a priori por ella, Birgitte consigue una victoria mínima en las urnas que le obliga a pactar con el resto de los partidos. Consigue así instalarse en el Borgen (denominación popular del Christiansborg, la sede del Primer Ministro en Copenhague) y convertirse en la primera mujer que accede al cargo. Curiosamente al año siguiente una mujer, Helle Thorning-Schmidt, consiguió convertirse en Primera Ministra de Dinamarca, cargo que todavía ostenta.

La serie aborda en cada capítulo un tema político que pone a prueba la capacidad política de la protagonista a la que, a lo largo de las dos primeras temporadas, vemos entrar en conflicto sus ideales políticos y sociales con el pragmatismo que necesita para gobernar. Todo ello, sin perder su espíritu de lucha ni sus ideales. Así vemos a la incansable Birgitte bregando con asuntos como la conveniencia o no de la participación de las tropas aliadas en Afganistán, el auge de la extrema derecha y sus consecuencias para los emigrantes o el sistema de salud público. Temas que en muchos de los casos trascienden de la política danesa y que son extrapolables a muchos gobiernos del viejo continente.

La serie también aborda la relación entre la política y los medios de comunicación en un país en el que es realidad que la prensa es el cuarto poder que tiene como misión controlar al poder. Porque, aunque en países como el nuestro sorprenda y parezca un recurso dramático lo que se cuenta en la serie, en Dinamarca los escándalos que descubren los periodistas tienen consecuencias reales y los implicados dimiten.

BorgenLa serie habla también de la relación de los políticos con la prensa | Foto: DR1

Así una de las trama principales de la serie nos muestra las relaciones del gobierno y los partidos políticos con la prensa, a través de uno de sus personajes más oscuros y atractivos: Kasper Juul, el jefe de prensa y asesor personal de la Primera Ministra. Kasper es un personaje que va creciendo a lo largo de las dos primeras temporadas hasta convertirse en uno de los pilares de la trama. Él es la mano derecha de Birgitte, elaborando estrategias de comunicación contundentes que salvan al gobierno y a su Primera Ministra. Al mismo tiempo, Kasper oculta y lucha contra su propio y trágico pasado marcado por su padre. La evolución personal de este personaje y su recorrido por el dolor y el amor es una de las grandes bazas de la serie.

Junto a Kasper, otro de los pilares de Borgen es la periodista Katrine, estrella de la cadena pública TV1. Katrine encarna a una periodista rebelde e idealista que no se rinde a las presiones y que lucha por hacer un periodismo veraz y de investigación, dejando de lado el sensacionalismo. Este personaje tiene mucho en común en su evolución con Birgitta porque como ella comprobará que no es fácil hacer un buen periodismo cuando las audiencias están más valoradas que la verdad.

BorgenLa tarea como Primera Ministra afecta a sus relaciones familiares | Foto: DR1

El gran acierto de Borgen es que sabe hilar y combinar la trama política con la trama personal de todos los principales personajes. Al frente de todos ellos, Birgitte, a quien vemos como una mujer madura y elegante, inteligente, conciliadora y trabajadora incansable. Está felizmente casada y es madre de una hija adolescente y de un hijo de doce años. Birgitte defiende con convicción los pilares de la ideología de su partido, los Moderados, de tendencia centro, y como tal aboga por los derechos sociales, sobre todo de los emigrantes en un país en el que los partidos de extrema derecha con políticas xenófobas han ido creciendo en los últimos años.

La primera ministra se enfrentará a dos grandes conflictos: por un lado verá como sus buenas intenciones chocan con la realidad y, por otra y la más interesante, no conseguirá conciliar su vida privada y familiar con la profesional. En ese punto la serie tiene un enfoque moderno y muy europeo porque nuestra primera ministra ama a su familia pero ama más su trabajo. Su dedicación al gobierno a tiempo completo le pasará factura por ser mujer y pondrá patas arriba su, hasta entonces, feliz vida familiar.

A lo largo de las tres únicas temporadas de la serie seguimos el duro viaje de la Primera Ministra, tanto en su vida personal como en su trayectoria política. Birgitte evoluciona como ser humano y lo mismo les ocurre a los principales personajes que toman caminos distintos y se enfrentan a nuevos retos. Y es que Borgen nos acerca la política desde personajes de carne y hueso y nos muestra una ficción tan real como la vida misma.

Compartir en:
Imagen del Blog
Blog del Departamento Ficción A3

Desde el Departamento de Ficción de Antena 3 Televisión queremos daros la bienvenida a éste nuestro blog. Un rincón con el que queremos realizar un acercamiento en línea con otros profesionales del sector y el gran público en general, escribir sobre cualquier tema relacionado con ficción nacional e internacional y adelantar novedades de las series en las que estamos trabajando. Todo ello desde un tratamiento cercano e informal. Nos leemos...

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana