Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
Gema Neira, Directora de Desarrollo de Bambú Producciones

“No me enfrento nunca al folio en blanco, intento colaborar con él”

Ha co-creado y escrito diversas series de éxito como ‘Gran Reserva’, ‘Desaparecida’, ‘Hispania’, ‘Gran Hotel’ y ‘Galerías Velvet’, entre otras. Por eso mismo, nadie mejor que Gema Neira, Directora de Desarrollo de Bambú Producciones, para que nos cuente cómo es eso de ser del club de la tecla.

Gema Neira Gema Neira | Foto: Bambú Producciones

Pablo del Amo  |  Madrid  | Actualizado el 20/12/2013 a las 11:27 horas

DE QUÉ VA ESTO DE SER GUIONISTA…

Para mí un guionista es un adulto que sigue jugando con clicks de Famobil. Elige personajes, inventa cómo son, qué cosas van a pasarles y cuáles son los principales obstáculos que van a superar en sus vidas… Es alguien que se divierte metiendo a sus personajes en problemas.

A la hora de dividirnos el trabajo, nosotros formamos equipos de cinco o seis personas. Unos son los Argumentistas, que plantean lo que va a sucederles a los personajes durante la temporada, lo dividen en episodios y los estructuran. Los Dialoguistas, que se encargan de poner la voz de los personajes a esa escaleta. Un Coordinador, que intenta conseguir que los equipos funcionen y que todo el material tenga el “acabado” que buscamos. Además, tenemos un Director de Desarrollo y un Productor Ejecutivo que marcan las líneas generales a seguir.

No sigo ninguna rutina a la hora de ponerme a escribir,  estoy acostumbrada al trabajo en oficina, cosa que no me permite tener muchas manías… Pero sí un tic: gesticulo en función de lo que le está pasando al personaje.

No me enfrento nunca al folio en blanco, no es una lucha, intento colaborar con él. Además… ahora lo del folio se ha transformado en una pizarra y nunca suele estar en blanco.

A la hora de inventarte las historias, es imposible que no se te ocurra nada. Normalmente se te ocurren cientos de cosas… el problema es que son malas.

¿Y cómo se mantiene la disciplina en un equipo tan amplio? Pues si alguien lo averigua, que me lo cuente. ¡Yo aún no lo he descubierto! De hecho creo que no es la disciplina lo que hace que un equipo funcione, sino la responsabilidad y la implicación.  Intento trabajar con gente a la que le apasione su trabajo, que sea generosa para compartir ideas, que nunca se conforme con la primera que tiene y que mantenga su ego a raya. Es decir, que sea consciente de que este trabajo consiste, en gran parte, en tirar ideas abajo.  No debe ser una lucha sino una colaboración.

No solemos tener mucho margen de tiempo a la hora de escribir. Cuando los guionistas preguntan: ¿Para cuándo hay que tener esto? La respuesta es siempre la misma: ¡Ayer!

YO, GUIONISTA

Lo peor de ser guionista es que no puedo desconectar la cabeza cuando quiero. Si no tengo la idea que necesito, sigo pensando en ella… TODO EL RATO.  Y todo el rato quiere decir… todo el rato. ¿Lo mejor de ser guionista? Cada día es un reto nuevo.

Cuando no tengo muchas ganas de escribir o me da pereza, lo que hago es leer, ver series de otros y pensar las buenas ideas que han tenido y que yo debería estar teniendo en ese momento.

Lo habitual es que los actores no digan las líneas de diálogo exactamente como las hemos escrito. No me preocupa mientras el significado sea el mismo y suene natural. Además, tenemos unos directores estupendos que se encargan de leerles la cartilla: se lo dejo a ellos.

Cuando veo en pantalla lo que hemos descrito en palabras pienso que estamos locos. Y que tenemos un equipo genial que hace que cada una de las ideas se vuelva grande.

Lo que más me ha emocionado de mi trabajo es una anécdota, una tontería, pero en ese momento me ilusionó mucho. Estaba en Galicia, comiendo en un bar chiquitito de un pueblo con mi familia y de pronto, como todo guionista, no pude evitar poner la oreja a la conversación de la mesa de al lado. Era un niño de ocho años que hablaba, fascinado, de su serie favorita… Y era una de las que había escrito yo.

Nunca sientes que ya se le han dado suficientes vueltas a un guión, que ya está terminado... Si no hubiese un calendario que cumplir, mi vida acabaría siendo igual que el día de la marmota.

Mi menú a la hora de escribir consiste en café, café y café. No sé si le da alas a mi creatividad, pero al menos evita que en lugar de pensar me quede dormida.

MI RELACIÓN CON LA CADENA

No hay muchas indicaciones extrañas… abundan más las indicaciones con las que no estoy de acuerdo que las extrañas. Aunque creo que lo más extraño que me han pedido es que elimine conflicto en el personaje protagonista.

Mi relación con la cadena a la hora de recibir sus instrucciones se divide en varias fases…  Fase 1: Inquietud. No sé qué sucederá, mi futuro depende de esa llamada (sobre todo mi fin de semana). Espero ansiosa y convencida de que se producirá pronto y será buena. Fase 2: Desesperación… la espera se hace eterna… Pienso si se habrá estropeado el teléfono… Si no funcionará internet… Si es que en realidad no les gusto… quiero decir, no les gusta el guión… Fase 3: La hora de la verdad. Por fin llega el mail con el informe. Abro el correo cruzando los dedos… Miro el número de páginas del informe y… Opción A: Dos páginas. ¡¡¡Salto de alegría!!! Después leo el mail (Si, puede que esto sea un error, pero generalmente es un gran indicativo). Opción B: Cuatro páginas. Asumo que se avecinan tres o cuatro días completos. Leo el mail con detenimiento, valoro los comentarios. Me enfado cuando veo alguno que creo que es acertado y no había solucionado antes de enviar.  Pero se me pasa rápidamente, abro el Screenwriter y empiezo a reescribir. Fin del drama.  Conclusión: es peor pensarlo que vivirlo.

Evidentemente, no siempre estamos de acuerdo con las indicaciones, a veces ni siquiera estamos de acuerdo entre nosotros. Pero por suerte tenemos un diálogo muy fluido y abierto. Debatimos con la cadena, discutimos y solemos llegar a un acuerdo.

Cuando le cuento a la gente que soy guionista, se imaginan un mundo fascinante… en lugar de unos tipos sentados en la oficina delante de un ordenador.  Y yo… dejo que la ficción prevalezca sobre la realidad.

Compartir en:
Imagen del Blog
Blog del Departamento Ficción A3

Desde el Departamento de Ficción de Antena 3 Televisión queremos daros la bienvenida a éste nuestro blog. Un rincón con el que queremos realizar un acercamiento en línea con otros profesionales del sector y el gran público en general, escribir sobre cualquier tema relacionado con ficción nacional e internacional y adelantar novedades de las series en las que estamos trabajando. Todo ello desde un tratamiento cercano e informal. Nos leemos...

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana