Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

IR A NOTICIAS

Sección de Salud
COMPAGINADO CON EL EJERCICIO

Chocolate y salud: integrarlo en la dieta

Se acerca el verano y algunos kilos de más empiezan a preocuparnos. Si hay un alimento que nos causa adicción y a la vez miedo por su poder calórico es el chocolate.

Eco-chocolate Eco-chocolate | Foto: EFE

Javier Martínez  |  Madrid  | Actualizado el 16/05/2012 a las 10:56 horas

Para introducirnos en su historia, nos tenemos que remontar al pueblo Maya, que empezó a cultivar el árbol del cacao hace más de 2000 años. En la cultura Maya se le daba un gran valor a sus semillas, que se utilizaban como moneda de cambio y, gracias a sus cualidades nutritivas, como alimento estimulante. La cultura azteca fue la continuadora de esta tradición. Para los aztecas, el cacao era un regalo de los Dioses, que producía vitalidad y euforia.

Para conseguir esta preciada bebida los aztecas tostaban el fruto y se molía. A la masa pastosa se le añadía agua, se calentaba la mezcla y se retiraba la parte más grasa, que posteriormente se batía y se mezclaba con harina de maíz para espesarla. Añadían especias como la pimienta, que le daban a la bebida un fuerte sabor poco apreciado cuando los descubridores españoles llegamos a América. Desde entonces, sufrió una gran evolución, hasta llegar a ser ese alimento que conquista nuestros paladares hoy en día.

Chocolate y Salud
En los últimos años la relación amor-odio entre salud y chocolate se ha decantado hacia el lado más favorable. Todos, alguna vez, hemos escuchado decir que el chocolate engorda, que aumenta el colesterol y que produce caries dental. Sin embargo estas afirmaciones son cada vez más cuestionadas. El chocolate no favorece el exceso de peso si se toma de forma moderada, en el marco de una dieta que equilibre la energía ingerida y el gasto energético del organismo, con la supervisión de un especialista en nutrición. Tanto el cacao en polvo soluble como los chocolates son alimentos de un alto poder energético pero que pueden tener cabida en prácticamente en la alimentación de toda la familia.

Las grasas proceden de la manteca de cacao, que contiene una gran proporción de ácido esteárico, un ácido graso saturado que, a diferencia de otros ácidos grasos, no aumenta el nivel de colesterol en la sangre. Además aportan compuestos antioxidantes que tienen la propiedad de evitar la oxidación del colesterol en sangre y han sido relacionados con la prevención de trastornos cardiovasculares y la estimulación de nuestro sistema inmunológico. El chocolate negro, rico en flavonoides, antioxidantes que nos ayudan a luchar contra los radicales libres y el envejecimiento prematuro.

El chocolate posee teobromina, la sustancia a la cual se debe su sabor amargo, que es capaz de prevenir y calmar la tos, especialmente si es crónica. Tiene propiedades diuréticas, siempre que bebamos el agua necesaria, tal como aconsejamos los nutricionistas.

En lo que a la caries dental se refiere, las investigaciones confirman que en el chocolate, especialmente si se utiliza la cáscara de la semilla de cacao, posee sustancias que reducen el riesgo de las caries, por lo que probablemente en poco tiempo veamos productos para la higiene bucal fabricados con estas semillas.

El problema de la caries no viene del cacao, sino del azúcar que se añade para fabricar el chocolate, que enmascara el amargor natural del cacao pero daña nuestra salud dental.

La mejor elección
Es necesario saber el tipo de chocolate que estamos comprando: el más sano, por supuesto el chocolate negro, sin adicción de azúcar y con el máximo porcentaje posible de manteca de cacao, ya que otras grasas añadidas para fabricar chocolates de baja calidad son perjudiciales para la salud, como grasas de palma o coco, cuyo papel perjudicial para nuestra salud cardiovascular está sobradamente demostrado.

También podemos utilizar un cacao soluble bajo en grasa y/o azúcares para combinarlo con leche baja en grasa y aportar a nuestro organismo calcio, proteínas, minerales y sustancias antioxidantes del cacao.

Un reciente estudio realizado en California en la Universidad de San Diego demuestra una relación entre deportistas que consumían chocolate y menor Indice de Masa corporal. Lo importante es comer aquellos  que estén elaborados con grasa procedentes de la manteca de cacao y sin azúcares añadidos y por supuesto, realizar actividad física.

Compartir en:
Imagen del Blog
Javier Martínez

Javier Martínez López, Licenciado en Ciencia y Tecnología de los Alimentos y especialista en nutrición clínica y deportiva y entrenador personal. Creador del sistema de coaching nutricional y deportivo Equidieta. Me encanta la nutrición, no puedo vivir sin el deporte y disfruto cocinando de forma saludable. Mi pasión: demostrar a todos que desde los más pequeños seguidores de "El Estirón" hasta los más mayores pueden mejorar mucho su calidad de vida con unos buenos hábitos de nutrición y actividad física, además de prevenir males futuros.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.