Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

IR A NOTICIAS

Sección de Salud
BLOG CONMIGO PAN Y CEBOLLA

Barbacoas sanas: barbacoa equidieta

Un verano sin barbacoas entre amigos,en un país como el nuestro, puede ser para muchos lo mismo que un verano sin sol. La mala noticia: una barbacoa tradicional puede suponer un grave riesgo para la salud y nuestro peso. Brasear a las elevadas temperaturas de la parrilla carne de cualquier tipo, ya sea de ternera, vaca, cerdo, conejo, pollo, pavo, cordero o pescado produce sustancias que además de deleitar nuestro paladar por su sabor, son cancerígenas: las tristemente famosas aminas heterocíclicas directamente relacionadas con ciertos procesos tumorales intestinales, de mama y próstata.

Ensalada de espinacas Ensalada de espinacas | Foto: Antena3.com

Javi Martínez  |  Madrid  | Actualizado el 02/07/2015 a las 19:41 horas

El otro gran enemigo son los hidrocarburos aromáticos policíclicos, que se producen cuando la grasa que gotea de la carne se pone en contacto con el calor de la leña o el carbón, humeando la carne y aumentando su potencial cancerígeno.

Pero aquí viene la buena noticia: se puede equilibrar nutricionalmente una barbacoa y minimizar la producción y daño de estas sustancias y os voy a enseñar a hacerlo.

¿Cómo hacer una barbacoa Equidieta?
En primer lugar vamos  a acompañar siempre la barbacoa de un producto vegetal fresco, por ejemplo  una ensalada de espinacas, que aunque no tienen tanto hierro asimilable como en los dibujos de Popeye, tienen  ácido fólico, fibra y magnesio que nos ayudan a favorecer el tránsito intestinal, vitamina C , vitamina E y betacarotenos, sustancias que estimulan nuestras defensas, mejoran nuestra piel y visión y además actúan como antioxidantes. No puede faltar como invitado a esta barbacoa un buen gazpacho, pócima de salud, para refrescarnos y llenarnos de antioxidantes como el licopeno, fibra y vitaminas.

Debemos así mismo debemos utilizar carnes bajas en grasa: ternera magra, pollo, pavo, conejo y pescados blancos o semigrasos (dorada, lubina). Piezas muy grasas como el salmón, sardinas, panceta de cerdo, costillas, salchichas, chorizo o “chuletones” con bordes grasos, producen una mayor cantidad carcinógenos. Además conseguirmos reducir considerablemente las calorías ingeridas en forma de grasa.

Para disminuir la producción de sustancias tóxicas y cancerígenas debemos elegir cortes pequeños y finos, para limitar el tiempo de exposición a la fuente de calor y separarlos lo más posible entre sí o bien colocar entre ellos una protección como el papel de aluminio. Si damos la vuelta cada poco tiempo al alimento conseguiremos carnes más seguras.

Podemos además marinar unos 20-30 minutos las piezas de carne con especias (orégano,tomillo, romero, albahaca), vinagre y zumo de limón en abundancia para proteger la carne y minimizar la aparición de toxinas. Incluso podemos marinar la carne con cerveza para conseguir esta protección: así de sencillo.

Las verduras a la parrilla son imprescindibles. Se puede disfrutar sin problema de vegetales a la parrilla: un verdadero placer culinario y además seguro. Por mucho que  cocinemos  zanahorias, tomates, espárragos, calabacines, berenjenas, setas, champiñones, pimientos de todos los colores,  cebollas o patatas, al no contener proteínas ni grasas, no  generan las dañinas aminas heterocíclicas aunque nos pasemos de tiempo de cocinado.

La cerveza sin alcohol o tinto de verano con gaseosa son bebidas más que saludables para acompañar la barbacoa. Una cerveza con 5º de graduación alcohólica aporta 46,7 Kcal. por cada 100 gr (las mismas que un zumo de naranja). Una cerveza “sin” sólo 27 Kcal (menos que la leche desnatada que aporta 36 Kcal por 100 gr).

Por último se puede dejar sitio para un postre saludable gracias a las frutas de verano, como unas brochetas de melón y sandía, unas buenas cerezas, frutas de todos los colores cortadas “en juliana”, un granizado de piña y canela o un granizado de limón edulcorado con stevia: un broche final para equilibrar el menú y a la vez proteger nuestra salud.

Un par de barbacoas en verano no hacen daño, pero una o dos a la semana durante todo el verano pueden pasar factura a nuestra salud en unos años.

Compartir en:
Imagen del Blog
Javier Martínez

Javier Martínez López, Licenciado en Ciencia y Tecnología de los Alimentos y especialista en nutrición clínica y deportiva y entrenador personal. Creador del sistema de coaching nutricional y deportivo Equidieta. Me encanta la nutrición, no puedo vivir sin el deporte y disfruto cocinando de forma saludable. Mi pasión: demostrar a todos que desde los más pequeños seguidores de "El Estirón" hasta los más mayores pueden mejorar mucho su calidad de vida con unos buenos hábitos de nutrición y actividad física, además de prevenir males futuros.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana