Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
BLOG 'LO QUE SE CUECE'

Platos que el Papa Francisco debería probar

Cerca de un millón de peregrinos había ocupado los alrededores del Vaticano. Llevaban allí desde la tarde del sábado. Habían llegado de Venezuela, México, Alemania, España... y sobre todo Polonia. Habían llegado a la ciudad eterna para presenciar un hecho histórico: la canonización de los cuatro Papas. Así se podía leer en muchos de los titulares periodísticos.

Delicias en Roma
De Santoña a Roma

de 6

De Santoña a Roma | Toni Baena De Santoña a Roma
  • De Santoña a Roma
    De Santoña a Roma | Toni Baena De Santoña a Roma
  • El postre secreto de Alfredo
    El postre secreto de Alfredo | Toni Baena El postre secreto de Alfredo
  • La especialidad de Alfredo
    La especialidad de Alfredo | Toni Baena La especialidad de Alfredo
  • Los peregrinos
    Los peregrinos | Toni Baena Los peregrinos
  • Raviolis con trufa negra
    Raviolis con trufa negra | Toni Baena Raviolis con trufa negra
  • Surtido de quesos de Life
    Surtido de quesos de Life | Toni Baena Surtido de quesos de Life

Toni Baena  |  Roma  | Actualizado el 02/05/2014 a las 16:32 horas

Dos Papa vivos (Francisco I y Benedicto XVI) y dos Papas santos (Juan XXIII y Juan Pablo II). Las calles de Roma se habían vuelto a adoquinar con el fervor de los fieles. El misticismo traspasaba las piedras milenarias de los cimientos de la Iglesia e impregnaba a los devotos que tan siquiera las rozaban.

Señoras que se quejaban ante sus hijos y nietos de artrosis, abuelos que apenas podían soportar el peso de su cuerpo aquejado por el deterioro de los años ahora llevaban más de ocho horas de pie, sin moverse, en un espacio mínimo, rozando al compañero de al lado. El poder de la fe.

Pero todas estas incomodidades desaparecieron cuando el Papa Francisco comenzó la ceremonia de canonización. Los peregrinos supieron entonces que aquel viaje había merecido la pena.

Los hubo que tuvieron algo de tiempo para recorrer las calles de Roma pero la mayoría sabían que el pasado fin de semana estaba dedicado a la oración, al recogimiento y a la celebración religiosa. El turismo debía esperar mejor ocasión.

Algo parecido nos pasó a los periodistas que fuimos desplazados a Roma para realizar reportajes sobre esta doble santificación. Al mediodía las comidas no dejaban de ser improvisados almuerzos para calmar el hambre. Pero por la noche, cuando el trabajo daba un respiro, me desquitaba.

Dejándome aconsejar por Antonio Pelayo (puede haber otros corresponsales en Italia, otros expertos en el Vaticano, pero no serán como éste, uno de los más doctos) he podido descubrir dos restaurantes que, si no lo ha hecho, el Papa Francisco debería probar.

Uno se llama Life. Regentado por un cántabro (por eso aquí se pueden degustar unas anchoas deliciosas) ha logrado que por un precio razonable (tiene pastas entre 9 y 17 euros) uno pueda tener una idea más elevada de la cocina italiana. Su pasta con carabineros tiene una intensidad que a nuestro paladar se costará deshacerse de su magnífico sabor. Excepcional su burrata como los ravioli con parmigiano y trufa negra.

Con razón ha sido uno de los lugares visitados por los Príncipes de Asturias. Esa noche en la que estuve también se esperaba la presencia de la Reina Sofía pero al final tuvo que anular su reserva por otros compromisos.

El otro lugar se llama Ivo, en el Trastevere. Pasa por ser el lugar donde mejor hacen la pizza de toda Italia y eso es decir mucho. Lo cierto es que su masa es superior, muy fina y con un sabor alejada de la simple harina. ¡Qué razón tenía aquella campaña de publicidad que aseguraba que el secreto está en la masa! Todas están elaboradas en horno de leña lo que le aporta un toque magnífico y logra una cocción estupenda.

Para los que no tengan la oportunidad de acercarse en breve a Roma acabo de encontrar en Madrid otro restaurante que viene a compensar la distancia y donde podemos mitigar nuestra pasión por Italia.

Se llama Osteria La Norma. Está regentado por Alfredo. Un siciliano que ha trasladado la sabiduría culinaria que aprendió de su abuela y madre a sus platos. No utiliza nata ni mantequilla para sus salsas. Trata de que todas sus pastas tengan un trato lo más natural posible. Destaca  el carpaccio de solomillo a la florentina, sepia en tiras aromatizadas con naranjas y una de sus creaciones pappardelle con remolacha (tiñendo la pasta de rojo) y langostinos.

De postre Alfredo nos ofreció el pastelillo que lleva haciéndose en su familia desde hace años. Pídanlo y traten de descubrir de qué está relleno. Y no, no es un puré de castañas. Seguro que al Papa Francisco también le encanta.

Compartir en:
Imagen del Blog
Antonio Baena

Lo último en gastronomía, las recetas de temporada, los secretos y trucos de los grandes cocineros para que disfrutes de la pasión por los fogones. ¿Te pones el delantal con nosotros?

Antonio Baena (Madrid, 1967). Incorporado a los Servicios Informativos desde la creación de Antena 3 Televisión, ha ido formando parte de distintos equipos de noticias. Su última etapa profesional la desarrolla en la sección de Cultura en la que se encarga con especial "gusto" de los aspectos gastronómicos.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD

Otros blogs

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana