VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
LA MALA FAMA

Asesinato en el Reina Sofía

Me asomo desde el sillón de mi casa -con el mando a distancia de la tele en la mano- a las manifestaciones y vindicaciones de democracia y libertad que se suceden en una parte de los países árabes.

Lamalafama  |  Madrid  | Actualizado el 24/08/2011 a las 16:34 horas

¡Qué tal malafameros!

Me asomo desde el sillón de mi casa -con el mando a distancia de la tele en la mano- a las manifestaciones y vindicaciones de democracia y libertad que se suceden en una parte de los países árabes. No me alcanza el brazo a levantar la alfombra y ver si debajo se esconde una protesta civil o religiosa, fanática o libertaria. El caso es que la gente pide un cambio, que los sátrapas se retiren y que los voceros voceen. No quieren que el padre deje su herencia, que Saturno siga devorando a sus hijos.

Aires de libertad que siembran la duda sobre si después de esas oscuras golondrinas puedan anidar peores pajarracos. No os preocupéis, también tengo malafama como ornitólogo.

El siglo XXI toma fuerza en el mundo árabe con la misma intensidad que lo hizo el XX en Europa, cuando muchos pensaron que era la centena de la utopía y de las ideas. En mitad de la escalera hacia el cielo, nos encontramos con dos guerras mundiales y muchas dictaduras atroces. La utopía se asoma otra vez y despierta del recuerdo al inicio del siglo XX de la vieja Europa.

Me acerco al Museo Reina Sofía y le pido a su director, Manuel Borja Villel, que me hable de un rincón donde se pueda gamberrear. Elige  la sala en la que muere la colección “¿La guerra ha terminado?”. Se pone frente a la serie “La muerte de Duchamp”.

Tres artistas asesinan al creador del ready-made tratando de desmitificar las vanguardias, a los que buscaban un siglo idílico de libertades e ideas y que casi acaba amortajando el continente sino fuese por Norma Jean.

Justo al lado de Duchamp, cuatro dictadores europeos del XX vistos por uno de los asesinos, Eduardo Arroyo.  Son cuatro iconos  que mataron la esperanza de un mundo mejor.

Os dejo con Manuel Borja y la interpretación que nos hace sobre un asesinato y esos cuatro “saturnos”. Cuando salgo del Reina, me tropiezo con un espigado adolescente que escucha música en su nube. Sin querer le he tirado los cascos al suelo. Al recogerlos me llega de sus auriculares la voz de un trovador veloz, incisivo en las consonantes, bailable en las rimas. Luego os presentaré a ese rapero que clama para que se abra el cielo en los suburbios de Madrid, con rabia y atrevimiento, como lo hacen ahora millones de ciudadanos, como lo proclamaron las convulsas ideas de las primeras vanguardias del siglo europeo, aquellas cuya esencia fueron trastocadas y acabaron durmiendo con gusanos en cualquier cuneta, en las nieves de los gulag o respirando gas en las duchas de Mauthausen. Que no sea amén.

Más vídeos en Antena3



Cuatro dictadores: Salazar, Hitler, Mussolini y Franco. Faltan los del telón de acero, los Stalin, Honecker o Ceaucescu. Quizás no estén porque cuando fue pintado el cuadro no habían desarrollado en su plenitud su bestiario. Puede que Arroyo estuviese todavía seducido por ese cambio romántico del comunismo al que muchos artistas e intelectuales se sumaron y luego renegaron. La utopía del cambio de un mundo más justo que refleja el arte político o social, crítico o de compromiso puede ser asesinada como Duchamp por los mismos que la jalearon. La máxima de Lampedussa (“todo tiene que cambiar para que vuelva a ser lo mismo”) flota siempre en las costas de las grandes transformaciones. Pero en estos tiempos de posibles cambios, son muchos los que aquí, en la vieja Europa, buscan objetivos más cercanos. Hay libertad, dicen, pero falta espacio para desarrollarla. La democracia no tiene boleto de garantía como las lavadoras y dentro de ella también se busca la utopía. Eso es lo que nos parece decir Zenit. Escuchad. Va con karaoke y todo, para que no os perdáis ni un estrofa. En el próximo post lo prometido ya no es deuda. Concierto y entrevista con Fuel Fandango.

I´ll be back, malafameros.

ZENIT

 

Compartir en:
Imagen del Blog
Lamalafama

@titomalafama es un periodista de los Servicios Informativos de Antena 3, que deambula por la red, la calle y las salas de conciertos y exposiciones en busca de preguntas, respuestas, artistas, obras y todo tipo de misceláneas que le ayuden a transcurrir y discurrir en estos tiempos confusos.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

PUBLICIDAD
  • La nube no tiene Tags actualmente.
más temas
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.