Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

La velocidad inadecuada no se soluciona bajando los límites

Durante la celebración del II Planeta Vial en Barcelona, el Director General de Tráfico, Gregorio Serrano, hizo referencia en su intervención a la intención de la DGT de introducir una reducción en el límite de velocidad para las carreteras convencionales. El límite está actualmente en 100 km/h para las vías con arcén superior a 1,5 m de anchura y de 90 km/h para las de anchura inferior.

 

Baja la velocidad máxima en las carreteras secundarias Baja la velocidad máxima en las carreteras secundarias | Foto: antena3.com

José María Quesada, Asesor de Contenidos de Ponle Freno  |  Madrid  | Actualizado el 19/04/2018 a las 10:33 horas

En la opinión del señor Serrano, esta distinción genera en los conductores confusiones debido en muchos casos al desconocimiento de la norma y, en otros, a la dificultad para valorar “a ojo” la anchura del arcén.

La solución por parte de la DGT consiste en limitar de manera genérica la velocidad a 90 km/h en todas las carreteras convencionales independientemente de la anchura del arcén.

Permitidme que reproduzca literalmente el contenido de una Nota de Prensa de la DGT que justifica la medida: “La velocidad, ya sea excesiva (por encima de los límites establecidos) o inadecuada (dentro de los límites pero sin ajustarse a las condiciones de la vía, el vehículo o el conductor) es un problema de seguridad vial en muchos países según establecen la Organización para la Cooperación y Desarrollo (OCDE) y la Conferencia Europea de Ministros de Transporte (ECMT).

Según ambos organismos, la mitad de los conductores circulan a velocidad inadecuada y un 20% supera en 10 km/h el límite establecido. No respetar los límites de velocidad es un elemento fundamental que determina la mayor o menor incidencia en la siniestralidad vial, la gravedad y el grado de lesión de las víctimas en caso de accidente de tráfico. Además, en el caso de accidentes mortales, en un 21% de ellos, la velocidad fue un factor concurrente”.

La exposición del documento no justifica en absoluto la reducción de velocidad, al menos en los términos en los que es expresado el problema.

Como se puede observar el principal problema es la velocidad inadecuada, extremo que no se soluciona bajando los límites, porque la inmensa mayoría de los conductores respetan tales límites o los superan por muy poco, pero errores de apreciación, despistes o condiciones adversas les llevan a tener un accidente en el cual no se ha producido ninguna infracción de velocidad.

El problema de la manera que tiene de comunicar la DGT es que trata a la velocidad con “trazo gordo”, con frases como en un porcentaje elevado de accidentes estuvo presente la velocidad. No. La velocidad está presente en el 100% de los accidentes, lo que hay que determinar que incidencia ha tenido, si ha agravado los resultados (que seguro que sí), si ha sido factor determinante o concurrente, si ha sido exceso o inadecuada. Es decir, se debe informar a los conductores donde están los riesgos. Decir que la velocidad está presente en una parte significativa de los accidentes es como decir que la altura está presente en los accidentes de aviación.

Es una obviedad que no ayuda a los conductores y que les crea criterios erróneos de seguridad. Hay carreteras limitadas a 90 km/h en las que circular a 70 km/h es un suicidio. Debemos decirles a los conductores que la velocidad inadecuada es el problema, que lo es, de manera que extremen la precaución más allá de colocar el control de crucero o el limitador de velocidad a la máxima establecida legalmente.

Con bajar la velocidad en las convencionales 10 km/h no creo que se espere una mejora sustancial en la siniestralidad, porque si no se ataja la el otro factor no se corregirá a ese 50% de conductores que arriesgan su vida por circular inadecuada y no lo saben. Por otro lado, como factor concurrente la velocidad representa siempre un aumento en la gravedad de las consecuencias del accidente, pero si no es un factor determinante, no se evitarán accidentes.

Es imprescindible hacer hincapié en informar y erradicar los factores determinantes de los accidentes que son los que los provocan y tener bien informados a los conductores para que los eviten. Cualquier otra medida solo servirá para ser políticamente correctos y para que la administración transmita a la ciudadanía una sensación de cordura, pero con pocas repercusiones positivas en las cifras de accidentes.

Compartir en:
Imagen del Blog
Expertos Ponle Freno

Nadie mejor para aconsejarnos que los expertos en seguridad vial que han participado en las distintas iniciativas que se han puesto en marcha desde Ponle Freno.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD

Otros blogs

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana