Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

Aumenta la siniestralidad de los vehículos industriales

En el mes de febrero la DGT ha llevado a cabo una campaña especial de vigilancia a los vehículos industriales. La causa es que tras el análisis de la accidentalidad sufrida por este tipo de vehículos se ha constatado un significativo incremento en el número de accidentes y de víctimas que no se corresponde con el aumento del número de automóviles, ni con el crecimiento de la actividad. Los resultados de dicha campaña. Más de ochenta mil vehículos fueron controlados durante la campaña, con el resultado de que casi el 14 por ciento fueron denunciados por algún tipo de irregularidad.

Conjunto de camiones aparcados Conjunto de camiones aparcados | Foto: EFE

Chema Quesada | Secretario del Centro Estudios AXA  |  Madrid  | Actualizado el 02/03/2015 a las 18:11 horas

No es justo ni adecuado demonizar a ningún sector y señalar a los vehículos industriales con este tipo de campañas tiene como objetivo analizar en profundidad qué causa puede ser la más determinante para el alarmante aumento de accidentes y víctimas en esta importante categoría de vehículos. En los camiones las irregularidades en el tacógrafo en cuanto a tiempos de descanso/actividad ha sido la denuncia más numerosa, mientras que en furgones y furgonetas ha sido el exceso de velocidad, con algo más de un 3 por ciento de los vehículos denunciados. Que haya sido la denuncia más elevada en número tampoco representa un dato especialmente alarmante, si tenemos en cuenta que más del 96 por ciento de los vehículos controlados no han infringido los límites de velocidad. Pero siguiendo con factores que pueden representar un riesgo adicional, la falta de ITV, el exceso de peso, la mala estiva de la carga y defectos técnicos en los vehículos han estado también entre las denuncias más numerosas a lo largo de la campaña.

Posiblemente, a la vista de estos datos, convendría repasar más los factores externos a la conducción como detonante del aumento de las víctimas en este colectivo. Por una parte determinadas empresas obligan a sus conductores, en el caso de los camiones, a ignorar los tiempos de descanso, bajo la amenaza del cambio de puesto de trabajo o directamente el despido, amenazas que obviamente se hacen de palabra y no hay manera de demostrarlas ante la autoridad. Jornadas interminables de trabajo, con uno o varios vehículos llevan a los conductores a un grado de fatiga que acaba disminuyendo sus capacidades psicofísicas para llevar a cabo una conducción segura. Los vehículos ligeros, ya sean furgones o furgonetas, tienen otros condicionantes. El exceso de carga y los tiempos de entrega de mercancías, sumamente ajustados, cuando no imposibles obliga a los profesionales (en nómina o por cuenta ajena) obliga a los conductores a asumir unos riesgos excesivos de manera permanente que lleva a resultados como los arrojados por las estadísticas. Cierto es que todo ello no es sino una excusa, pero de mucho peso en el contexto de una situación del mercado de trabajo en la que conservar el empleo es la prioridad máxima para una inmensa mayoría.

Es por tanto necesario acompañar este tipo de campañas, dirigidas a los conductores, de otras que basadas en inspecciones de trabajo analicen protocolos de trabajo de las empresas y que eviten que algunos, con pocos escrúpulos, acaben mejorando la competitividad de su negocio a costa de la seguridad de sus colaboradores y del resto de usuarios de la carretera. Un análisis de la siniestralidad por empresas nos puede dar síntomas de criterios de seguridad laxos o sencillamente inexistentes y nos permitirá hacer más seguras nuestras carreteras, además de bajar la siniestralidad laboral en el sector. El trabajo a cualquier precio no puede tener cabida en una sociedad avanzada.

Camiones, furgonetas, autobuses y vehículos especiales, como los tractores tienen además un denominador común, la dificultad añadida en su conducción. El Estudio de Culpabilidad del Centro de Estudios AXA, llevado a cabo a finales del pasado año ofrece datos bastante reveladores En los accidentes con camiones implicados la culpabilidad de estos es del 82,8 %, porcentaje que se eleva al 86 y al 89 por ciento respectivamente cuando se trata de vehículos industriales articulados y tractores, estos últimos con mucha utilización de un remolque. A mayor dificultad de conducción mayor índice de culpabilidad. Además de perseguir actitudes irresponsables, desde la administración hay que favorecer y promover la formación de los conductores. El CAP es un buen primer paso, que debe ir acompañado de cursos prácticos más completos en los que además de mejorar la destreza de los conductores se aumente la concienciación de estos sobre los riesgos de conducir un vehículo de estas características.

 


Chema Quesada

Secretario del Centro Estudios AXA

 

Compartir en:
Imagen del Blog
Expertos Ponle Freno

Nadie mejor para aconsejarnos que los expertos en seguridad vial que han participado en las distintas iniciativas que se han puesto en marcha desde Ponle Freno.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD

Otros blogs

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana