Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

No usar el cinturón también tiene consecuencias legales

En múltiples ocasiones hemos detallado en este blog las consecuencias de sufrir un accidente sin hacer uso del cinturón. La percepción de que a baja velocidad, como por ejemplo ocurre en trayectos urbanos, no es imprescindible su utilización o bien la falta de costumbre de usarlo en los transportes públicos (taxi, autobús, etc...) lleva a que cada año se reflejen en las estadísticas que más de un 20% de los fallecidos en accidente de tráfico no hacían uso del sistema de retención en el momento del accidente. ¿Somos unos suicidas?

El uso del cinturón de seguridad El uso del cinturón de seguridad | Foto: Agencias

José Maria Quesad, Asesor de Contenidos de Ponle Freno  |  Madrid  | Actualizado el 03/07/2019 a las 13:18 horas

En absoluto, lo que ocurre es que tenemos una total falta de información sobre su actuación, y lo que es peor, de las consecuencias de no usarlo cuando el coche lleva airbags, elemento este último que puede causarnos unas lesiones gravísimas si se dispara sin que llevemos el cinturón colocado.

No vamos a insistir en esta ocasión sobre este aspecto, que es el realmente importante, pero sí queremos que el gran público sepa qué consecuencias legales (y económicas) puede tener la no utilización del cinturón. Este extremo ha sido abordado recientemente por los dos Fiscales de Sala de delitos contra la seguridad vial; Bartolomé Vargas y Rosa Perez, durante unas jornadas sobre seguridad en autobuses. 

En un accidente en el que se produzcan lesiones e incluso cuando el lesionado viaje en el vehículo que no ha tenido responsabilidad en el mismo, se aplica el concepto de concurrencia de culpa, en virtud del cual se puede entender que existe una contribución de la víctima al agravamiento de sus lesiones cuando se incumple la normativa sobre sistemas de retención.

El efecto directo de la aplicación de la ley es la reducción de las indemnizaciones que le correspondan cuando quede demostrado que la ausencia del sistema de retención ha tenido una correlación con las lesiones sufridas. La aplicación de esta filosofía implica la anulación de la posibilidad de repetición por parte de la aseguradora.

Este concepto no es aplicable a los menores de 14 años o a personas con discapacidad, ya que se entiende que los responsables del uso de los sistemas de retención son sus padres o sus tutores en el momento concreto del accidente. La Ley deja paso a la aplicación de la responsabilidad penal para los padres o tutores cuando se les considere responsables de que el menor o discapacitado no llevara puesto el cinturón.

Lo cierto es que en la práctica apenas se aplica esta posibilidad ya que se entiende que bastante “castigo” tienen unos padres con haber perdido a un hijo, pero se dan casos en los que se ha aplicado la responsabilidad penal en el grado mínimo, imputándoles una imprudencia menos grave.

Otro aspecto, con consecuencia penales poco claras, pero con responsabilidades civiles evidentes es cuando un pasajero de las plazas posteriores causa daños graves a los de las plazas delanteras por no llevar el cinturón.

Es necesario analizar cada caso concreto desde el punto de vista penal pero que quede claro que, desde el punto de vista civil, es exigible el pago de la indemnización correspondiente al lesionado por las consecuencias de no hacer uso del cinturón y si tenemos en cuenta que el seguro del coche no se hará cargo de estas indemnizaciones y el de responsabilidad civil de hogar, que casi todos tenemos, excluye expresamente los eventos derivados de la utilización de vehículos a motor, el causante del daño se verá obligado a hacer frente a la indemnización con su patrimonio.

Insisto en lo que apuntaba al principio, el uso del cinturón de seguridad debe estar basado en la reducción de las lesiones en caso de accidente, pero este otro aspecto, absolutamente desconocido, también debe ser tenido en cuenta, de manera que si no nos convence la seguridad, nos convenza la pérdida financiera que puede acarrear no llevar el cinturón en caso de accidente.     

Compartir en:
Imagen del Blog
Expertos Ponle Freno

Nadie mejor para aconsejarnos que los expertos en seguridad vial que han participado en las distintas iniciativas que se han puesto en marcha desde Ponle Freno.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD

Otros blogs

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana