Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

Tecnologías para salvar vidas

Vivimos una época en la que la evolución de diferentes avances técnicos en múltiples ámbitos de nuestra vida va tan deprisa que cuesta incluso estar al día de todos. La conectividad en casa, en el trabajo, en la calle y, también, en el coche.

Vehículo Vehículo | Foto: Agencias

José María Quesada, Asesor de Contenidos de Ponle Freno  |  Madrid  | Actualizado el 27/04/2017 a las 15:49 horas

De ellos, los relativos a la comunicación son posiblemente los que más calan y más interés despiertan en la sociedad.

La conectividad en casa, en el trabajo, en la calle e incluso en los lugares más remotos es algo que nos parece no sólo normal sino innegociable, la compra de toda clase de objetos a través de internet, la robotización de muchos procesos, los drones y su casi infinita posibilidad de aplicaciones y un largo etcétera, del que el automóvil no está exento.

Sin embargo, las últimas noticias al respecto en el sector se centran en diferentes sistemas de conducción autónoma que están aún lejos de su implementación en los modelos de gran serie.

Hace un lustro el bombardeo informativo era con la electrificación de los sistemas de propulsión del automóvil, tecnología que parece haber pasado a un segundo plano en las prioridades informativas aunque sigue teniendo un peso fundamental en los diferentes departamentos de desarrollo de los fabricantes.

Todo ello está haciendo sombra a una serie de sistemas que incorporan los vehículos de última generación y que son determinantes a la hora de evitar accidentes y de salvar vidas.

No es la primera vez que hablamos aquí de dispositivos de ayuda al conductor que suplen y complementan sus destrezas y su falta de formación, protegiendo al conductor, a sus ocupantes y a otros usuarios de tener un accidente.

Distintos estudios, incluidos algunos de la propia DGT, establecen la importancia  de este conjunto de sistemas y lo hacen con cifras tan llamativas como que su concurso es capaz de reducir hasta 50.000 accidentes al año en nuestro país. Las estadísticas de antigüedad del parque también dejan entrever este efecto y cada año la edad media del vehículo accidentado sube, situándose ahora en el entorno de los 14 años, edad en la que todavía muchos de estos sistemas no estaban en el equipamiento disponible o lo estaban en generaciones menos efectivas que los actuales.

Si sabemos que más del 90 por ciento de los accidentes se producen por factores achacables al ser humano y estos sistemas corrigen o evitan muchos de los errores de conducción ¿A qué esperamos para promocionar e impulsar con medidas efectivas el acceso de todos a estos sistemas?

La concienciación social en materia medioambiental, las presiones de determinados grupos ecologistas y la preocupación por los cambios en el clima han llevado a las administraciones públicas europeas a medidas drásticas anticontaminantes y a gobiernos como el nuestro a implementar ayudas como los planes PIVE, MOVEA, MOVELE, etc… tendentes a promover la compra de vehículos lo más respetuosos posible con el medio ambiente.

¿Y de la seguridad qué? ¿No es igualmente importante la reducción de víctimas del tráfico? Los accidentes de tráfico son la principal causa de muerte de los jóvenes entre 18 y 24 años ¿No merece el dato un esfuerzo en este sentido? El IVA de un modelo utilitario de gama media que ronde los 15.000 euros está alrededor de los 3.000 euros. La experiencia con los planes PIVE ha servido para comprobar como una ayuda de la administración de 1.500 euros se convierte como mínimo en el doble al hacer la marca de turno un descuento similar cuando no superior.

Reducir el precio de  15.000 a 12.000 euros puede ser determinante para que den el paso en el proceso de compra las economías menos holgadas y el incremento de las ventas hace que el estado recupere con creces la inversión, al recaudar en IVA mucho más de lo que invierte. Pero yo voy más lejos. Dado que se trata de disponer de los últimos avances en seguridad, sería deseable que esas ayudas se hicieran extensivas a los vehículos de ocasión con antigüedad igual o menor de cinco años y dotados de un mínimo de sistemas de ayuda a determinar, lo que permitiría el acceso a vehículos seguros a un mayor número de economías.

Si los beneficios sociales no son suficientes, que desde mi punto de vista lo son, la reducción de la antigüedad del parque y sus consecuencias en la accidentalidad harían la operación también interesante desde el punto de vista financiero; más movimiento en las ventas, menos gastos sanitarios, más recaudación de IVA y reducción de otros costes menos evidentes. Valórenlo, señores responsables de la administración. Luchar contra los accidentes no tiene tantos réditos políticos como hacerlo en pro del medio ambiente, pero es necesario si queremos seguir progresando en la línea de los últimos diez años y que parece haberse truncado en los últimos dos.

Compartir en:
Imagen del Blog
Expertos Ponle Freno

Nadie mejor para aconsejarnos que los expertos en seguridad vial que han participado en las distintas iniciativas que se han puesto en marcha desde Ponle Freno.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD

Otros blogs

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana