Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

¿Qué pasa cuándo la responsabilidad del accidente es de la carretera?

Desde algunos sectores de la Seguridad Vial está admitido que el factor humano está presente en el 70 -90% de  los accidentes con víctimas. Los que seguís nuestro blog, sabréis que de los tres factores que intervienen en el tráfico, el humano es el único con capacidad de decisión y, por tanto, el que tiene en su mano atenuar o evitar los accidentes.

Coche en la carretera Coche en la carretera | Foto: Agencias

José María Quesada, Asesor de Contenidos de Ponle Freno  |  Madrid  | Actualizado el 05/04/2018 a las 12:27 horas

Eso, sin ninguna duda, es así porque el vehículo y la carretera son meros objetos que conforman el entorno en el que nos desenvolvemos, que apenas tienen incidencia en los accidentes cuando el conductor adopta todas las medidas preventivas que están en su mano.

La legislación en materia de Tráfico exige al conductor una serie de conocimientos normativos que le permitan desarrollar la conducción dentro de los márgenes legales. También le impiden adoptar posturas imprudentes bajo la pena de sanciones derivadas de actitudes irresponsable.

En cuanto al vehículo, el conductor tiene la responsabilidad de mantenerlo en perfecto estado y por ello se exige pasar una serie de Inspecciones Técnicas que permiten comprobar este extremo, siendo sancionable el hecho de no hacerlo. Pero, ¿qué pasa cuando las administraciones no cumplen con la obligación de mantener las infraestructuras en el mismo estado impecable que exigen para con los vehículos a los ciudadanos? Pues nada.

Según un estudio, llevado a cabo por la Asociación Española de la Carretera en el año 2015, se determinó que el déficit de mantenimiento de nuestras carreteras superaba los 6.600 millones de euros. Pues bien, la administración no parece darse por aludida y, mientras tanto, nuestras carreteras siguen deteriorándose y transformando lo que debería ser un entorno seguro en un entorno peligroso.

Ponemos un ejemplo: Si en un día de fuertes precipitaciones circulamos por una autovía a 120 km/h en la que no se han llevado a cabo las operaciones de mantenimiento necesarias y el firme se ha hundido en diferentes tramos, se provocarán balsas muy peligrosas de agua. Si en esas circunstancias se produce un accidente por aquaplanning, con toda probabilidad el atestado de Tráfico hará referencia a la velocidad inadecuada para las condiciones existentes. Bien, lo que ocurre es que si el pavimento hubiera estado nivelado y en buena condiciones ese accidente a idéntica velocidad, por otra parte perfectamente legal, no se hubiera producido.

Un conductor no puede “adivinar” el estado en el que se encuentra una carretera, la vía debe ofrecer un trazado y un grado de riesgo o de seguridad uniforme y en caso de que en una zona concreta esa uniformidad se rompa debe estar convenientemente señalizado para advertir a los usuarios. Circular por un tramo en perfecto estado, como ocurre en muchas carreteras, y encontrarnos dos kilómetros después con bache que nos hace despegar del suelo no es un problema de velocidad inadecuada sino de mantenimiento inadecuado.

El Ministerio de Fomento acaba de anunciar que se incrementan las inversiones en carreteras, aunque lo cierto es que se reducen en lo que se refiere a mantenimiento. De los 957 millones que se empelaron en conservación y mantenimiento en 2017 se pasa a 917 millones para 2018, es decir una reducción del 4,3 por ciento. Esta caída de inversión afecta especialmente a las partidas de rehabilitación y conservación, en las que se pasa de 271 millones en 2017, a 61 millones en 2018.

Lo que le pedimos a las administraciones es que asuman su cuota de responsabilidad y de la misma manera que como ciudadanos se nos exige que cumplamos con nuestras obligaciones al volante, como responsables de infraestructuras, las administraciones deben proporcionarnos unos servicios públicos que no condicionen nuestra seguridad y que, además, cuando su deterioro sea causa de accidente, no es de recibo que nos trasladen la responsabilidad a los conductores.

Compartir en:
Imagen del Blog
Expertos Ponle Freno

Nadie mejor para aconsejarnos que los expertos en seguridad vial que han participado en las distintas iniciativas que se han puesto en marcha desde Ponle Freno.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD

Otros blogs

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana