Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

Movilidad Sostenible (1)

El concepto de movilidad sostenible, tan manido en los últimos tiempos, tiene un fondo sincero entre algunos colectivos especialmente preocupados por el medio ambiente y otro entre los políticos y las administraciones públicas muy adecuado por transmitir cordura a  los ciudadanos y por representar un mensaje “políticamente correcto” (nunca mejor dicho) que tiene indudables réditos electorales y poca o nula respuesta en contra, como no podía ser de otra manera.

Coche eléctrico Coche eléctrico | Foto: Agencias

José María Quesada, Asesor de contenidos de Ponle Freno  |  Madrid  | Actualizado el 24/05/2017 a las 10:38 horas

Si entre los primeros se puede disculpar determinados conocimientos técnicos al respecto, entre los segundos este aspecto no es disculpable y resulta absolutamente inaceptable que por ignorancia, intencionada o no, traten de colocar un mensaje erróneo, que no se ajusta a la realidad, o que sencillamente a día de hoy es una entelequia.

Las emisiones de los vehículos son un problema de salud especialmente en las grandes ciudades y la movilidad también lo es y también especialmente en las grandes ciudades.

La pretensión o más bien deseo del ex-ministro de Industria Miguel Sebastián cuando anunció a bombo y platillo que con su plan de incentivos habría en 2014 más de 250.000 vehículos eléctricos circulando por nuestro país, choco con la realidad cuando no se vendieron ni siquiera 2.000 unidades. Y es que los deseos sólo se pueden convertir en realidad cuando son realizables. La movilidad eléctrica no es en absoluto a día de hoy una alternativa a los vehículos de combustión; son  caros, no tienen autonomía y por tanto no pueden ser más que un segundo o tercer coche familiar, lo que les relega a tener demanda sólo en economías familiares muy desahogadas.

El sentido común y la experiencia diaria ha reconducido ese deseo de generalizar la venta de coches eléctricos para todo el mundo, llevándolos a su lugar. Son excepcionalmente eficaces en empresas de alquiler como Car 2Go o Emov, es decir una alternativa rápida eficiente y barata al transporte público convencional, con cero emisiones y una operatividad imbatible en el atascado tráfico de las grandes ciudades.

Un aplauso para estas iniciativas que aplican la tecnología a objetivos que pueden llevarse a cabo. Otra posibilidad es el incentivo para empresas con flotas importantes para empleados comerciales de mantenimiento o de reparación a domicilio, trabajos en los que, cuando se desarrollan exclusivamente en el ámbito urbano, es perfectamente adecuado el uso de un vehículo eléctrico porque su autonomía les permite cumplir su actividad laboral y cuando esta termina llegar a la base para ponerse en recarga para el día siguiente. Si las empresas tuvieran los incentivos económicos necesarios no habría problema que sus flotas estuvieran dotadas de un 60 o un 70 por ciento de este tipo de vehículos.

¿Pero es que sólo existe la motorización eléctrica como sistema para reducir las emisiones? En absoluto. Si queremos llevar a cabo un plan progresivo de sustitución vehículos por otros más eficientes hay ya en el mercado alternativas y en desarrollo otras que por los costes que generan a las administraciones se descartan, cuando en realidad serían realmente alternativas sólidas a los motores de combustión. La próxima semana analizaremos estas alternativas, muchas de ellas desconocidas por el gran público, eficientes, poco contaminantes, con importantes ventajas en consumo y sin inconvenientes derivados de la disponibilidad de un punto de recarga o de una autonomía limitada.

Sistemas que integran muchos Ayuntamientos en sus transportes públicos, pero que se libran muy mucho de promocionar e incentivar entre sus ciudadanos, a los que conminan a usar el coche eléctrico o jugarse la vida en las bicis eléctricas y digo bien sí, jugarse la vida, por lanzarlas sin las infraestructuras adecuadas que las protejan de los vehículos y haciendo lobby para que sus usuarios hagan uso de ellas sin usar el casco.

Pero este tema requiere otro análisis más profundo y aparte. Seguiremos la próxima semana hablando de las alternativas reales al Diésel y la gasolina.

 

Compartir en:
Imagen del Blog
Expertos Ponle Freno

Nadie mejor para aconsejarnos que los expertos en seguridad vial que han participado en las distintas iniciativas que se han puesto en marcha desde Ponle Freno.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD

Otros blogs

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana