Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

Las leyendas sobre conducción en invierno

Voy a contaros una experiencia  vivida hace ya algunos años durante un temporal de nieve.

Fuerte temporal de nieve y lluvia también en Europa Los efectos de la ciclogénesis | Foto: EFE

José María Quesada | Asesor de contenidos de Ponle Freno  |  Madrid  | Actualizado el 28/12/2017 a las 11:39 horas

Tras una formación de Conducción Segura para jóvenes de entre 18 y 24 años, por iniciativa de la Junta de Castilla y León, de vuelta en el hotel y disponiéndonos a cenar, escuchamos en la televisión a una reportera, que anunciaba el tiempo previsto para los próximos días; “Mañana se esperan nevadas a cualquier cota en la práctica totalidad del territorio nacional, por lo que les rogamos que extremen la precaución. Si van a circular por carreteras nevadas ¡por el amor de dios no toquen el freno! Y ya saben, las presiones de los neumáticos al máximo”, dijo la reportera bajo una buena nevada.

Uno de mis compañeros saltó de su silla y  salió atropelladamente del salón. ¿Qué te pasa? ¿Dónde vas? “A llamar a mi madre”, contestó sin detenerse, “no vaya a ser que este viendo la tele y le haga caso”.

Éste es un ejemplo real de las verdades a medias y de las mentiras que rodean a determinados consejos de conducción que, muchas veces, basándose en realidades parciales llegan a conclusiones como las relatadas. ¿Qué es eso de no tocar el freno? ¿Y cómo paro o bajo la velocidad? ¿Sacando el pie como los “picapiedra”? Algunos estaréis pensando: reduciendo con el freno motor. 

Como si la escasa retención de bajar una o dos marchas representase una drástica bajada de velocidad. Los automóviles matriculados a partir de 2004 están obligados a llevar ABS (Antibloqueo de Ruedas) con lo que la inmensa mayoría de los que me estéis leyendo llevaréis ABS en vuestro coche. En ese caso, en seco, en agua, en nieve y en hielo, en curva o en recta, en una situación de emergencia se frena a fondo con toda la presión que seamos capaces de ejercer sobre el pedal, porque el sistema electrónico se encargará de regular la frenada para evitar que un bloqueo de ruedas nos pueda desestabilizar el coche. ¿No me creéis? Me alegro, porque no hay que creer nada de lo que nos cuentan sobre conducción y, sólo cuando hemos comprobado que es cierto, incorporarlo a nuestras destrezas. 

Os aseguro que esa es la manera de llevar a cabo una frenada de emergencia y de obtener la distancia más corta. Haced la prueba si tenéis la oportunidad en una zona despejada, sin tráfico y a baja velocidad 30 o 40 km/h, ya veréis como tengo razón.

El cambio, sobre todo si nuestro coche es bastante nuevo, apenas proporciona retención, actúa sobre dos ruedas (el freno sobre cuatro), no nos permite dosificar la intensidad y no es la manera de parar cuando necesitamos una reducción drástica de velocidad.Las presiones de los neumáticos deben estar adaptadas a las recomendadas por el fabricante para la carga que lleve el coche.

Esa es la manera de que el neumático trabaje de la manera más eficaz posible y nos proporcione la máxima adherencia en cada caso. Ni al máximo, ni por debajo de lo recomendado, ya que en ambos casos lo que hacemos es modificar la “huella” del neumático, deformar la escultura del dibujo y cambiar la firmeza del flanco, nada de lo cual es bueno para la adherencia, ni en seco, ni en agua, ni en nieve.

Conozcamos nuestro coche, ocupemos algún tiempo en saber cómo funcionan los sistemas de seguridad activa, como poco a través de internet, de esa manera haremos un buen uso de ellos, les sacaremos partido y no haremos estupideces como dar “pisotoncitos” al freno cuando nieva para no bloquear las ruedas, porque cuando lo hacemos nosotros, con suerte, haremos dos pulsaciones al pedal por segundo en las cuatro ruedas, mientras el ABS lo hace cinco veces por segundo en cada rueda.

Así que, si vais  a circular estos días por una zona nevada y llevais ABS y ESP (control de estabilidad), en caso de emergencia, “Por el amor de Dios, pisad el freno y el embrague a fondo y, ya sabéis, las presiones, las que recomiende el fabricante y adaptadas a la carga que lleve el coche”.

¡Felices Fiestas y Feliz Año Nuevo!

 

Compartir en:
Imagen del Blog
Expertos Ponle Freno

Nadie mejor para aconsejarnos que los expertos en seguridad vial que han participado en las distintas iniciativas que se han puesto en marcha desde Ponle Freno.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD

Otros blogs

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana