Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

No echemos la culpa a la lluvia o la nieve

No está siendo un invierno fácil de cara a los desplazamientos en automóvil. Las condiciones meteorológicas adversas no ayudan, pero vale la pena que nos detengamos un momento a valorar cÓmo pueden influirnos éstas en nuestra seguridad.

Nieve en la carretera Nieve en la carretera | Foto: EFE

José María Quesada, Asesor de Contenidos de Ponle Freno  |  Madrid  | Actualizado el 02/03/2018 a las 16:58 horas

El anuario de la DGT en el apartado de la siniestralidad y un reciente análisis del Centro de estudios Ponle Freno AXA muestran como las condiciones meteorológicas adversas propician un ligero incremento de los accidentes, pero al mismo tiempo arrojan una ligera disminución en cuanto a víctimas. ¿Paradójico? Pues no tanto. 

La inmensa mayoría de los accidentes con víctimas se producen en tramos rectos o con curvas suaves, de día y bajo condiciones de cielo despejado y asfalto seco, es decir, cuando teóricamente todo está a favor del conductor. Esas condiciones llevan al conductor a relajarse, a prestar una menor atención a la carretera y, por tanto, a asumir, sin ser consciente de ello, mayores riesgos.La nieve, la lluvia o la niebla no facilitan la conducción y plantean riesgos objetivamente elevados de cara a los desplazamientos por carretera.

Sin embargo y como contrapartida, llevan a los conductores a estar más atentos, a ir más concentrados en la conducción y a tomar muchas más precauciones, con actitudes al volante mucho más preventivas. El incremento de los accidentes leves se debe fundamentalmente a que la menor adherencia o la falta de visibilidad nos limitan el tiempo y la distancia de reacción produciéndose pequeños toques por alcance o salidas de la vía que suelen ser de menor entidad, debido a que, entre otras cosas, se suele reducir la velocidad bajo ese tipo de condiciones.

Aun a riesgo de ser repetitivos, una vez más nos encontramos con que es el factor humano el determinante como causa de los accidentes ya que ni la carretera, ni el vehículo, ni la lluvia, ni la nieve toman decisiones; es el conductor el que con su actitud al volante eleva o reduce el riesgo de sufrir un accidente, sobre todo grave.

Si no hemos puesto cadenas y toda la carretera está nevada, no podemos echar la culpa a las condiciones atmosféricas si nos salimos de la carretera por circular a 110 km/h. Si hay niebla densa, con baja visibilidad, tampoco podremos culparla y si circulamos por una autovía a 120 km/h bajo lluvia intensa y llevamos las ruedas con una profundidad en la banda de rodadura de apenas un milímetro tampoco podremos culpar al agua que había en la carretera.

En lo que va de año se ha incrementado el número de fallecidos en nuestras carreteras en un 8% con respecto a las cifras de 2017 Los 175 muertos frente a los 163 del pasado año nos deben llevar a reflexionar sobre lo que podemos hacer cada uno de nosotros por la seguridad, aunque sólo sea por la nuestra. “Echar la culpa al empedrao”, como hemos apuntado en otras ocasiones no es en la mayoría de los casos sino una excusa absurda que sólo sirve para acallar nuestra conciencia o para salvar el tipo frente a nuestro entorno más cercano.

El mes de febrero ha vuelto a poner a prueba nuestro sentido común con un temporal de nieve que ha vuelto a colapsar las carreteras y en las imágenes vistas en los diferentes medios hemos podido comprobar como muchos automovilistas se han metido en el “fregao” sin cadenas y sin conocimientos de conducción en nieve. Sin el menor rubor han salido con comentarios como: “Esto es inaceptable”, referido a la supuesta falta de previsión de la administración. Lo que es inaceptable es que a estas alturas sigamos arriesgando nuestra vida en el peor de los casos y nuestra movilidad en el mejor de los mismos, por el mero hecho de lanzarnos a la carretera ignorando los avisos de la administración, con el firme convencimiento de que las quitanieves, la sal o las actuaciones de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil nos van a resolver la papeleta. Vamos a ver si nos ponemos todos “a ello” y asumimos la parte de responsabilidad que nos toca en la seguridad de nuestras carreteras.

Compartir en:
Imagen del Blog
Expertos Ponle Freno

Nadie mejor para aconsejarnos que los expertos en seguridad vial que han participado en las distintas iniciativas que se han puesto en marcha desde Ponle Freno.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD

Otros blogs

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana