Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

Convivencia difícil, pero posible

El Centro es Estudios Ponle Freno-AXA acaba de hacer público un estudio sobre la siniestralidad en el colectivo de ciclistas, que permite conocer todas las circunstancias que concurren en este tipo de accidentes de manera que con esos datos en la mano se puedan tomar las iniciativas pertinentes para eliminar, o reducir en su caso, los riesgos inherentes a la circulación de las bicicletas en las diferentes vías públicas.

Ciclistas en la carretera Ciclistas en la carretera | Foto: Agencias

Chema Quesada  |  Madrid  | Actualizado el 09/05/2016 a las 11:29 horas

Además de la parte estadística, de la que se extraen los elementos más objetivos del problema, se ha llevado a cabo una encuesta para determinar cuál es el grado de conocimiento de la legislación que afecta a la bicicleta de manera más específica por parte de los ciclistas.

De los datos se desprenden unas interesantes conclusiones que nos pueden llevar a tomar conciencia de donde está el foco de los principales problemas de la siniestralidad, de la letalidad y de las actitudes de los diferentes usuarios de la carretera, con objeto de modificar conductas, aplicando de manera individual o legislativa las acciones preventivas más eficaces.

El “boom” ciclista tiene dos claves para su explicación, por una parte el aumento de la afición de muchos ciudadanos, que han visto en la bicicleta un excelente medio para ponerse en forma y practicar regularmente ejercicio, y por otro, la crisis económica, que ha llevado a muchos a utilizar como medio de transporte este vehículo en detrimento del automóvil. En el año 2013 las ventas de bicicletas alcanzaron el millón de unidades y en 2014 se acercaron al millón cien mil. La mayor presencia de la bicicleta en nuestras calles y carreteras ha adolecido de una falta de formación e información paralela en lo que se refiere a normativa, lo que en muchas ocasiones lleva a una utilización inadecuada de la misma por desconocimiento. Pero ello no es achacable en exclusiva a los ciclistas. La inmensa mayoría de los conductores desconoce también la normativa que afecta a la bicicleta, lo que crea situaciones incómodas que en muchas ocasiones pueden convertirse en peligrosas.

Por tipo de accidente la colisión frontal o fronto-lateral es la más común. Sin embargo, la colisión por alcance es la más letal. También es muy relevante en cuanto a gravedad la colisión lateral. Es fundamental por tanto que por parte de los ciclistas se sepa que la circulación en paralelo debe pasar a conducción en fila de a uno cuando se crean congestiones de tráfico y en carretas viradas con poco visibilidad, esto evita que los ciclistas ocupen una parte importante de la carretera y que al salir de una curva ciega el automovilista se encuentre su carril ocupado por vehículos que van mucho más despacio. Pero aun es más importante que los conductores de vehículos a motor sepan que el metro y medio de distancia que hay que dejar lateralmente al rebasar a un ciclista es el mínimo. Incluso con línea continua, y esto es muy importante, hay que saber que se puede ocupar parcial o totalmente el carril izquierdo. Conociendo este extremo se evitan situaciones en los que para no pisar esa línea continua se  adelanta a los ciclistas sin dejar la necesaria distancia de seguridad.

Algunos conductores de automóviles consideran su espacio invadido de manera ilícita, debido al desconocimiento de la normativa. Así, es importante que se sepa que un ciclista puede abandonar el arcén en descensos prolongados con curvas, que puede circular por autovía siempre que lo haga por el arcén y que tiene preferencia en los cruces cuando circula por un carril bici, salvo que la señalización horizontal o vertical establezca lo contrario; que puede circular en paralelo utilizando la parte mínima imprescindible de la calzada si el arcén no es suficientemente ancho y que en una rotonda un grupo de ciclistas tiene consideración de un solo vehículo, por lo que una vez que el primero ha entrado en ella, se debe ceder el paso al conjunto de ciclistas que integran el grupo.

Los ciclistas deben saber que no pueden circular por la acera y que los pasos de peatones deben cruzarlos bajados de la bicicleta, salvo que circulen por un carril bici; y que tienen las mismas limitaciones de velocidad que el resto de los vehículos y que están sometidos a las mismas normas de alcoholemia que el resto de conductores.

En cuanto a medidas de seguridad y dado que los accidentes más letales se producen cuando la iluminación es insuficiente, hay que saber que la bicicleta, para circular de noche y por túneles, debe llevar luces delantera y posterior, blanca y roja respectivamente, que debe llevar dispositivos reflectantes en los pedales y que en carretera, además, el ciclista debe llevar una prenda reflectante, que entendemos que, aunque no esté obligado, sería muy recomendable que esa prenda reflectante también se lleve en los recorridos urbanos y que preferiblemente sea un chaleco.

El 70 por ciento de los ciclistas fallecidos, lo han sido por golpes en la cabeza, por lo que el casco se nos antoja como un elemento de protección, tan fundamental para el ciclista, como el cinturón de seguridad para los conductores y pasajeros de vehículos. La ley sólo obliga a hacer uso del mismo en carretera para todos y en zona urbana para los menores de 16 años, pero nos parece un elemento de seguridad extraordinariamente recomendable.

Los accidentes se han duplicado entre los años 2008 y 2013, la tendencia es que siguen creciendo y está en manos de todos acabar con dicha tendencia. La convivencia de todos los vehículos en nuestras vías es fundamental y el respeto hacia los demás la clave para reducir al mínimo los riesgos que plantea esa convivencia. Con estos pequeños detalles sobre normativa esperamos poder contribuir a una conducción más segura de ciclistas y automovilistas.

 

Compartir en:
Imagen del Blog
Expertos Ponle Freno

Nadie mejor para aconsejarnos que los expertos en seguridad vial que han participado en las distintas iniciativas que se han puesto en marcha desde Ponle Freno.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD

Otros blogs

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana