Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

Conducción eficiente en seguridad

El concepto ‘conducción eficiente’ se ha popularizado y se asocia, de manera casi exclusiva, a términos de consumo y emisiones contaminantes, lo que no está mal, especialmente si tenemos en cuenta las necesidades ecológicas y el precio del combustible. Sin embargo tenemos un poco olvidado el concepto de conducción eficiente aplicado a la seguridad,  especialmente en un momento en el que el repunte de los accidentes y las víctimas experimenta unos valores preocupantes.

Conducción eficiente Conducción eficiente | Foto: Agencias

José María Quesada, Asesor de Contenidos de Ponle Freno  |  Madrid  | Actualizado el 30/10/2017 a las 11:26 horas

Las vías desdobladas representan un importante porcentaje en nuestra red vial. En ellas, los conductores sólo necesitan cambiar de carril para efectuar un adelantamiento y sólo deben comprobar que no viene ningún vehículo por el carril izquierdo para efectuar la maniobra. Esto, que ha representado un importante aumento de la seguridad en nuestras carreteras, ha tenido un efecto negativo en las destrezas de los conductores. Se ha perdido la pericia a la hora de adelantar. 

Hace tres décadas, cuando apenas había autopista y autovías, la mayoría de los automóviles no llegaban a los 100 CV de potencia y en recorridos largos había que adelantar a decenas de vehículos pesados. 
En la actualidad, en las carreteras de un solo carril para cada sentido, es bastante habitual que se formen auténticas caravanas detrás de un camión o de un turismo particularmente lento, compuestas de vehículos con motores potentes de 150, 180 o más de 200 CV.

Los conductores no se atreven a adelantar, han perdido la capacidad de valorar la distancia con respecto al vehículo que viene de frente, no saben sacar el máximo partido a la potencia de su vehículo y acaban ocasionando auténticos atascos que en épocas anteriores eran impensables.

Se nos ha olvidado adelantar por falta de costumbre y cuando lo hacemos casi nunca lo hacemos de la manera correcta y segura.Un adelantamiento es la maniobra más peligrosa que efectuamos en la conducción y por tanto nuestro objetivo debe ser que tal maniobra se lleve a cabo de la manera más rápida posible. Los automóviles actuales nos permiten circular en la marcha más larga del cambio de manera prácticamente permanente. Ello nos permite una eficiencia de consumo y emisiones notable en los viajes largos, pero esa prioridad en ahorro de consumo deja de ser tal cuando se trata de adelantar. Salir a 60 km/h de detrás de un camión en la marcha más larga puede que nos permita adelantar, pero alargaremos el tiempo y la distancia que estamos en el carril izquierdo de manera innecesaria. Usemos el cambio que está para eso.

Siempre debemos iniciar el adelantamiento a un régimen igual o superior al que nuestro motor entrega el par máximo, lo que significa en un turbodiesel por encima de las 2.000 vueltas y en un gasolina atmosférico (no turbo) por encima de las 3.500. No sólo haremos la maniobra más segura, además seremos más solidarios. Al emplear menos tiempo contribuiremos a que en esa “ventana” de adelantamiento puedan adelantar dos o tres coches, no sólo uno, como ocurre en muchas ocasiones. 

El cambio a una marcha más corta provoca un aumento de consumo, pero éste es muy puntual  y una vez efectuado el adelantamiento, podremos volver a nuestra conducción eficiente, esta vez sí aplicada al concepto de economía. En www.ponlefreno.com hay un tutorial sobre [[LINK:EXTERNO|||http://compromiso.atresmedia.com/ponlefreno/campanas/carreteras-convencionales/como-realizar-maniobra-adelantamiento-forma-segura_201607045835c7690cf244336f1224a2.html|||cómo realizar un adelantamiento de manera segura y eficiente.]]

Adelantar, precisamente por su riesgo, no es una maniobra obligatoria, pero si nuestra falta de costumbre o nuestro ritmo de viaje no es elevado y decidimos no adelantar, dejaremos la distancia necesaria entre nuestro vehículo y el que nos precede, para que otros puedan efectuar el adelantamiento de uno en uno. En caso contrario un conductor que se decida a adelantar se verá obligado a adelantar a dos tres o más vehículos de golpe, lo que hace que aumente el riesgo. Seamos solidarios.

Compartir en:
Imagen del Blog
Expertos Ponle Freno

Nadie mejor para aconsejarnos que los expertos en seguridad vial que han participado en las distintas iniciativas que se han puesto en marcha desde Ponle Freno.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD

Otros blogs

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana