Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

El Código Penal se endurece para reconducir la siniestralidad vial

Esta semana, el Congreso de los Diputados ha llegado a un acuerdo para llevar a cabo una reforma en el Código Penal que afecta a varios casos concretos en materia de tráfico y tiene como objetivo reconducir determinadas actitudes al volante.

Mueren once personas en accidentes de tráfico durante el fin de semana Mueren once personas en accidentes de tráfico durante el fin de semana | Foto: efe

José María Quesada, Asesor de contenidos de Ponle Freno  |  Madrid  | Actualizado el 08/11/2018 a las 13:04 horas

La reforma, que se discutirá a principios de año, se aprobará con toda probabilidad, dado el consenso planteado en la petición. Básicamente, consiste en aumentar las penas para los responsables de accidentes de tráfico que incurran en tres conductas concretas; conducción bajo los efectos del alcohol, las drogas o con exceso de velocidad.

En estos supuestos se determinará que el causante del accidente ha incurrido en una imprudencia grave y se le juzgará por homicidio imprudente.
La medida acota la capacidad de interpretación que el juez tenía hasta ahora y objetiviza la calificación del delito.
Por otro lado, dado el incremento del número de situaciones en las que se omite el deber de socorro, especialmente en atropellos a peatones y ciclistas, se crea una nueva figura jurídica y un nuevo delito: el de abandono.

En los primeros tres supuestos las penas de cárcel oscilarán entre 4  y 9 años y para el delito de abandono se castigará con penas  entre 6  meses y 4 años, además de con la pérdida del permiso de conducción entre uno y cuatro años.

El delito de abandono es algo especialmente grave y se quiere atajar su proliferación con esta medida que, independientemente de las circunstancias o de la culpabilidad del accidente, establece una absoluta falta de empatía y desprecio para la integridad física de las víctimas.
Desde ese punto de vista la medida es adecuada y proporcionada al plantear una respuesta jurídica que puede tener consecuencias más graves que el hecho de dar positivo en alguna sustancia prohibida. Y es que en la mayoría de los accidentes la pronta respuesta sanitaria puede atenuar significativamente las consecuencias de las lesiones y es inaceptable que la falta de atención derivada de la actitud del causante del accidente pueda agravar las lesiones de las víctimas e incluso provocar su muerte, que podría haberse evitado de adoptar las medidas necesarias.

En cuanto a las medidas punitivas que afectan al exceso de velocidad o la presencia de alcohol y drogas, las cosas no están tan claras. El exceso de velocidad es difícil de determinar y además no es una de las causas más relevantes de los accidentes, ya que la mayoría de las causas de accidente por velocidad se centran en la velocidad inadecuada y no en el exceso. En cuanto a los positivos en drogas y alcohol si es sencillo determinar la presencia de esas sustancias en sangre, sin embargo una cosa es la presencia de la sustancia y otra determinar que el conductor estaba bajo los efectos de la misma. En el alcohol la cosa está bastante clara, sin embargo, en sustancias como el cannabis o la cocaína, el consumo regular de las mismas hace que se mantengan presentes en el organismo durante semanas o incluso meses, sin que ello implique que se esté bajo sus efectos.

En este sentido, permitidme usar una frase del Fiscal de Sala Bartolomé Vargas, fiscal jefe para delitos de tráfico: “La aplicación del Código Penal siempre es un fracaso de la sociedad”. Creo que hay maneras más eficaces de erradicar la presencia de sustancias psicoactivas al volante. Los reincidentes (más de tres positivos en un año) podrían someterse a un examen médico que certificara algún tipo de adicción a una o varias sustancias de manera que, de ser así, se retirase el permiso de conducción a los conductores hasta que otro certificado médico acredite que se ha superado tal adicción. En muchos casos el problema del alcohol y de las drogas es más una cuestión social que de tráfico y medidas como la apuntada darían que pensar a más de uno por las consecuencias laborales y sociales que tendría una medida preventiva así.

Mientras tanto, esperaremos a la aprobación de las medidas y a su implantación para comprobar si sus efectos han sido los deseados. Esperemos que sí.

Compartir en:
Imagen del Blog
Expertos Ponle Freno

Nadie mejor para aconsejarnos que los expertos en seguridad vial que han participado en las distintas iniciativas que se han puesto en marcha desde Ponle Freno.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD

Otros blogs

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana