Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

El cinturón de seguridad: asignatura pendiente

Cada año, más de un 20% de los fallecidos en las carreteras españolas no llevaba puesto el cinturón de seguridad en el momento del accidente. Está claro que este elemento sigue siendo nuestra asignatura pendiente.

Uso del cinturón de seguridad Uso del cinturón de seguridad | Foto: Ponle Freno

José María Quesada, Asesor de Contenidos de Ponle Freno  |  Madrid  | Actualizado el 26/04/2018 a las 15:14 horas

Por desconocimiento, por estupidez, por despiste o por inconsciencia, cada año hay más de un 20 por ciento de fallecidos que no usaban el cinturón en el momento del accidente. Esa cifra se elevó las pasadas navidades a un 29 por ciento. ¿Qué pasa por la cabeza de quién renuncia a colocarse el cinturón al montarse en el coche? ¿Por qué es un gesto automático cuando nos montamos en un avión y no es lo mismo cuando nos montamos en un vehículo de cuatro ruedas?

Es el desconocimiento el que hace que ignoremos este sistema de seguridad, basándonos en que en los recorridos cortos, a baja velocidad o “para dos minutos” no es necesario. Un impacto a 50 km/h contra un árbol, un muro o un vehículo pesado, es decir, contra cualquier objeto rígido e indeformable hace que la deceleración que sufre nuestro cuerpo supere los 20 g (25 veces nuestro peso), lo que hace que para un peso de 70 kg nuestro cuerpo; cabeza, torax o cadera, impacte con una fuerza equivalente a más de tonelada y media.

Sorprendentemente sí se suele hacer uso del cinturón cuando circulamos por una autopista o una autovía, cuando lo cierto es que, en caso de accidente, con una velocidad de impacto superior a los 100 km/h la eficacia del cinturón de cara a evitar lesiones se reduce drásticamente. Por fortuna incluso en ese tipo de vías, justo antes del impacto el conductor suele frenar a fondo de manera que la velocidad del choque se reduce drásticamente.

Otra  costumbre es no ponerse el cinturón cuando viajamos en las plazas traseras, como si cambiaran las leyes de la física por ir sentados un metro más atrás. Pues bien, si alguien puede elegir es el conductor y su acompañante, porque los pasajeros posteriores, no sólo arriesgan su vida, sino que lo hacen con los ocupantes de los asientos delanteros al impactar contra el respaldo de los mismo con una fuerza idéntica, es decir, más de mil quinientos kilos, llegando a producirles la muerte, aunque ellos sí lleven puesto el cinturón.

Basta con echar un vistazo a las estadísticas para convencernos de la utilidad de este elemento. Según la OMS (Organización Mundial de Salud) el cinturón de seguridad reduce la posibilidad de fallecer en un accidente de tráfico en un 60 por ciento. Todavía hay algunos que dicen que tal o cual conocido se salvó por no llevar el cinturón. Bien, deben saber que ese efecto sólo se produce en uno de cada millón de accidentes, pero es que en caso de vuelco o en caso de salir despedido del vehículo, se incrementa el riesgo de muerte en un 300% y el de lesión medular en un 1.300%.

Pero no basta sólo con ponérselo. Además hay que hacerlo de manera correcta. Una postura inadecuada, con el respaldo muy inclinado hacia atrás, hará que en caso de accidente se produzca el llamado efecto submarino, que consiste en que nuestro cuerpo resbala por debajo del cinturón, la banda ventral nos retiene en el abdomen, en lugar de en la cadera y al saltar el airbag, lo hace con nuestra cabeza en un plano más bajo del previsto, con lo que su impacto nos puede producir graves lesiones cervicales.

Bien sentados, con un ángulo de respaldo ligeramente superior a los 90º y una vez abrochado, tirando de la cinta diagonal de tórax para que quede bien ajustado a nuestro cuerpo. De esa manera, el cinturón y el resto de sistemas de retención harán su trabajo de la manera más eficaz posible y reduciremos drásticamente los riesgos de muerte y lesiones graves en caso de accidente. Llega un “puente” de varios días de vacaciones. Esperemos que no tengamos que lamentar ninguna víctima más que lo haya sido por no hacer uso del cinturón de seguridad.

Compartir en:
Imagen del Blog
Expertos Ponle Freno

Nadie mejor para aconsejarnos que los expertos en seguridad vial que han participado en las distintas iniciativas que se han puesto en marcha desde Ponle Freno.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD

Otros blogs

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana