Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

Las causas más comunes de accidente de tráfico en las carreteras convencionales

La salida de la vía y la invasión total o parcial del carril contrario y consecuentemente el choque frontal o fronto-lateral son las principales causas de siniestros por tipo de accidente en nuestras carreteras convencionales.

Accidente en Murcia Accidente en Murcia | Foto: Agencias

Ponle Freno  |  Madrid  | Actualizado el 14/02/2017 a las 19:10 horas

Generalmente ante una salida de vía lo primero que se nos viene a la cabeza es que la velocidad a la que se ha abordado la curva en cuestión no era la correcta y posiblemente así será en muchos casos. Lo que ocurre es que esa velocidad puede ser; inadecuada, en cuyo caso no es una infracción necesariamente y en la mayoría de los casos esconde una falta de atención a la carretera o una distracción y en otras ocasiones se debe a una falta de valoración adecuada del radio de la curva, de las condiciones del asfalto o incluso de una presión inadecuada de los neumáticos con relación a la carga del vehículo.

En el accidente de la pasada semana en Murcia en el que cinco jóvenes fallecían trágicamente se planteó en los medios de comunicación como un choque frontal por invasión del carril del carril contrario de uno de los vehículos. Sin embargo si vemos los daños de ambos vehículos vemos como uno de ellos, el que circulaba por la derecha tiene un impacto completamente frontal y el otro completamente lateral. De entrada, esa disposición de los vehículos nos indica que esa invasión del carril contrario se debe a una pérdida de control del vehículo a la salida de la curva que debió provocar un deslizamiento del eje trasero, lo que llevo al coche a deslizarse lateralmente ya sin control, irrumpir en el carril contrario y chocar con el otro vehículo.

Del accidente se pueden sacar varias conclusiones y como siempre será difícil establecer la causa determinante. Un coche a plena carga (cinco ocupantes) con las presiones bajas hace que el neumático en curva flexione exageradamente el flanco perdiendo adherencia ese inicio de patinamiento suele llevar al conductor a levantar el pie del acelerador si iba acelerando con lo que provoca un cambio de carga hacia el eje delantero que redice aún más la adherencia detrás y provoca un aumento del deslizamiento del eje trasero. Dado que ese sobreviraje es muy difícil de controlar para un conductor medio la pérdida de control es total y todo queda a merced de la suerte, que ha sido muy mala en este caso al coincidir en sentido contrario otro vehículo.

Rara vez se profundiza por parte de los medios de comunicación en las circunstancias del accidente, con lo que nos quedamos sólo con esas primeras impresiones extraídas de los primeros momentos de la investigación. Yo no sé lo que ocurrió, pero sí sé lo que pudo ocurrir. Lo cierto es que todo el mundo se habrá quedado con la posible distracción o con el exceso de velocidad, cuando es posible que la causa determinante haya sido otra. Digo esto porque si nunca hacemos referencia a causas poco citadas y que son más comunes de lo que parece en los accidentes, como conductores nunca pondremos el foco en esas causas y seguiremos expuestos a ellas.

Valorar mal una curva, las presiones inadecuadas, la maldota costumbre de muchos conductores de ocupar medio carril contrario en las curvas ciegas a izquierdas y por supuesto la distracción son causas que suelen quedar ocultas tras el “exceso de velocidad”. No niego que el exceso de velocidad esté tras algunos accidentes, pero su incidencia es mínima y sería muy pedagógico por parte de la DGT que ante accidentes con mucha repercusión mediática hiciera públicas las causas concurrentes reales para que sepamos realmente qué ocurrió.

La implantación de la caja negra en los vehículos ayudaría mucho a determinar la totalidad de las circunstancias y posiblemente sería muy útil para el resto de los conductores saber qué ha pasado en realidad para tomar las precauciones al respecto. Si nos quedamos en el 90 por ciento de los casos con el exceso de velocidad llegaremos a pensar que mantenernos por debajo de los límites legales es suficiente y no lo es en absoluto. Nadie le da importancia a las presiones de los neumáticos, nadie le da importancia a que su coche lleve control de estabilidad, pocos saben valorar en función de la lluvia que cae si estamos en riesgo de aquaplaning y pocos dan importancia a algo tan simple como la limpieza del parabrisas por dentro para evitar reflejos por la noche. No sólo queremos saber las primeras impresiones, queremos saber que ha ocurrido de verdad después de cerrar la investigación y el atestado. Así, las conclusiones nos servirán para tomar nuestras propias medidas y en caso de que la velocidad no haya sido la causa, también servirá para salvar del linchamiento mediático a conductores que tras un accidente quedan retratados injustamente poque “iba como loco”.

José María Quesada

Asesor de Contenidos de Ponle Freno

 

Compartir en:
Imagen del Blog
Expertos Ponle Freno

Nadie mejor para aconsejarnos que los expertos en seguridad vial que han participado en las distintas iniciativas que se han puesto en marcha desde Ponle Freno.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD

Otros blogs

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana