Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

El cambio de carril correcto se señaliza con antelación con los intermitentes

A juzgar por su escasa utilización, en algún manual de autoescuela debe estar definido el intermitente como “un accesorio inútil que llevan los coches de adorno”. Es especialmente llamativo como se ignora su utilización en el atascado tráfico de las grandes ciudades. En alguna ocasión me han confesado con una solemne seriedad que es una excelente “estrategia” para sorprender a los demás. “Que nunca sepan tus intenciones”.

Tráfico en autopista Tráfico en autopista | Foto: Agencias

José María Quesada  |  Madrid  | Actualizado el 01/03/2017 a las 11:16 horas

Vamos a ver ¿intentamos llegar al supermercado a hacer la compra o estamos en un campo de batalla iraquí? Claro, así se explican determinadas “emboscadas” con súbitos cambios de carril para desviarnos por una calle provocando gratuitas situaciones riesgo en los demás, a los que sorprende el “golpe de mano” y apenas pueden sino frenar bruscamente para evitar la colisión.

Es cierto que algunos conductores ante la visión de un intermitente no hacen sino dificultar todo lo que está en su mano la maniobra, pero eso no es excusa para volver nuestro comportamiento como el suyo ¿O es que acaso somos de ese grupo que ante un intermitente procuramos evitar la maniobra a toda costa?. La señalización debe ser una constante en nuestra conducción incluso aunque en ocasiones ello nos perjudique, lo que es seguro es que servirá para evitar que creemos situaciones peligrosas

Teniendo ya claro que lo primero que debemos hacer es señalizar, analicemos nuestro comportamiento ante una maniobra tan simple y habitual como es un cambio de carril.

Tan sólo cuando el cambio viene determinado por la intención de adelantar solemos hacerlo de manera correcta, es decir acelerando. Sin embargo, sobre todo en vías de circunvalación, cuando el cambio viene determinado por el hecho de prepararnos para una desviación o una salida, muchos conductores suelen hacerlo de forma timorata y levantando el pie del acelerador, cuando no frenando.

Esa actitud, por cierto bastante generalizada y que muchos tachan de prudente, puede provocar más de un susto. Si la vía tiene un tráfico denso y la velocidad de los vehículos que circulan por ella es bastante uniforme, cualquier reducción de velocidad tiende a crear un efecto acordeón hacia atrás, que a unos cientos de metros se puede materializar en una retención brusca.

Si hemos “hecho los deberes”, hemos señalizado nuestra intención, tenemos hueco suficiente y nos decidimos a cambiar de carril, no hay ningún motivo para reducir la velocidad.

Para empezar podemos mantener nuestra velocidad que es la manera de no convertirnos en un obstáculo, pero es todavía mucho más recomendable cambiar de carril acelerando ligeramente, también cuando pasamos del izquierdo al derecho ¿Por qué? Pues muy sencillo.

Si por error hay algún vehículo cerca del nuestro que no hemos visto y nos vamos a cruzar en su trayectoria siempre será mejor que al interrumpir su marcha lo hagamos acelerando. Si él iba más deprisa que nosotros, al acelerar le daremos más metros para frenar y evitar el alcance, y si iba a nuestra misma velocidad aumentaremos rápidamente la distancia con él. Si lo hacemos frenando o levantando el pie del gas nos convertiremos en un obstáculo que le obligará a frenar y además le acortaremos la distancia para reaccionar y evitar la colisión. No hace falta pasar de 90 a 130 km/h sencillamente con aumentar un poco la velocidad será suficiente y una vez en el carril elegido volveremos a estabilizar la marcha al ritmo que consideremos conveniente.

Generalmente los cambios de carril frenando suelen tener su origen en una falta de previsión. Si hemos de tomar una salida que está hacia la izquierda y circulamos por la derecha no debemos esperar a que falten cien metros para cambiarnos de carril.

Si cuando circulamos por una vía de varios carriles vemos el indicador de “1.000 m” para la próxima salida y es la que vamos a tomar es el momento de ir situando el coche en el carril adecuado. Por muy denso que sea el tráfico tendremos margen para hacerlo sin prisas y sin cruzarnos de mala manera en la trayectoria de los demás. Así pues, seamos previsores y anticipemos lo antes posible la colocación del vehículo en el carril adecuado a nuestra dirección.

 

José María Quesada

Asesor de Contenidos de Ponle Freno

 

Compartir en:
Imagen del Blog
Expertos Ponle Freno

Nadie mejor para aconsejarnos que los expertos en seguridad vial que han participado en las distintas iniciativas que se han puesto en marcha desde Ponle Freno.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD

Otros blogs

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana