Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
EN SUS MARCAS | HACIENDO MEMORIA DE 2013 (II)

Madrid 2024 merece un 'relaxing' debate

Tarde de nervios y de decepción la del día 7 de hace tres meses. No hubo dos sin tres y Madrid seguirá sin ser olímpica, aunque el sueño no debe desvanecerse del todo. Se cumplirá antes de lo que algunos piensan.

¿Madrid 2024? ¿Madrid 2024? | Foto: antena3.com

Alberto Mendo  |  Madrid  | Actualizado el 11/12/2013 a las 09:55 horas

¡Qué paciencia hay que tener! Para que Madrid consiga unos Juegos Olímpicos, infinita por lo visto. Pero a muchos se les ha acabado. Diría yo incluso que a una inmensa mayoría. Oír “no” tres veces seguidas es demasiado hasta para la moral del Alcoyano. Muchos de quienes tuvieron la corazonada y también la cabezonada de que había que intentarlo una segunda vez, para 2016, y una tercera, para 2020, ya no apoyarían una cuarta.

Haré primero un poco de autocrítica, aunque me cuesta. Incluso con la perspectiva que da el paso de tres meses desde aquel infeliz 7 de septiembre. Fallamos en una suma de pequeños detalles porque en lo básico, en el proyecto, éramos los mejores. Lo dije y lo reitero: éramos la mejor opción sobre el papel. Por infraestructuras, características deportivas y entusiasmo popular. Pero no supimos convencer. Quizá porque la credibilidad de España no pasa por su mejor momento, ya sea por culpa de la corrupción, de la desconfianza en la capacidad de gestión de algunos (dirigentes) o de la falta de rotundidad en asuntos como el dopaje.

¿Influyó la ‘operación Puerto’? Es muy probable. Con una sentencia de borrón y cuenta nueva se pensó que el caso quedaría en el pasado, y punto y aparte con la nueva Ley Antidopaje. Sin embargo, es obvio que defraudó dentro y fuera de España.

Pero hay otra razón por la que Madrid 2020 no triunfó. La principal. Su apuesta por la austeridad fue muy mal entendida por los votantes del Comité Olímpico Internacional, que llegan a pensar que unos Juegos pueden asombrar por obras faraónicas incluso al margen de los éxitos deportivos. Su expresidente, Jacques Rogge, tiene la culpa. Tokio ofreció un cheque en blanco y el símbolo del yen se dibujó sobre los ojos de los ambiciosos miembros del COI. José Antonio Samaranch les eliminó los regalos encubiertos y los sobres, así que ahora optan por venderse al mejor postor.

Por cierto, no se engañen: la crisis económica no tiene que ver con nada de esto. Porque la vista se pone en la situación de dentro de siete años y no en la de ahora. Porque los gastos que Madrid 2020 requería no iban a suponer ningún sacrificio. Y porque el empleo que se hubiera generado hubiera incluso espoleado nuestra economía, además de las inversiones extranjeras que se hubieran producido.

Tras la autocrítica, mi teoría de la conspiración. La semana antes de la elección de la sede en Buenos Aires me fui dando cuenta de que Madrid no tenía opciones. Su lobby era incapaz de contrarrestar el gran pacto Europa-Asia que se gestó entre bambalinas: los europeos votan a Tokio a cambio de que los asiáticos voten a un alemán como nuevo presidente del COI. De paso, el viejo continente aparece como principal opción para los Juegos de 2024, que ambicionan París, Berlín y Roma. El puzzle encaja.

Si me permiten un último comentario…

¿Y debería Madrid presentarse a esos Juegos de 2024? Hasta yo, que soy uno de los mayores cabezotas y soñadores con un Madrid olímpico, he empezado a tener dudas. Sobre todo tras las declaraciones que esta semana ha hecho Thomas Bach animando a que Sudáfrica se anime con una candidatura. “Tendria muchas simpatías”, ha afirmado. Así que ya tenemos un Río parte dos para que el alemán pase a la historia como el flamante presidente que llevó el olimpismo a África de la misma forma que Rogge hizo con Sudamérica.

Además, se han suavizado las relaciones del COI con EEUU, por lo que podría presentarse una peligrosa candidatura americana. En ese escenario, Madrid no debería presentarse, sino reservarse para 2028.

Pero hay otro escenario más probable. Si los Juegos de 2024 finalmente viniesen a Europa…, ¿no debería estar Madrid en esa lucha? Si no pujáramos y se los llevara París, ¿cuánto tiempo más habría que esperar al sueño? 2028 seguro que no. Probablemente 2032 tampoco. ¿2036? ¿2040? Oigan, que quiero ver en Madrid unos Juegos antes de tener nietos. Con la mente fría, y mejor con una “relaxing cup of café con leche”, creo Madrid 2024 merece un profundo debate, no un descarte a la ligera, como último tren de una generación. El deporte español necesita, hasta límite insospechados, un empuje olímpico.

Compartir en:
Imagen del Blog
Alberto Mendo

Periodista puramente vocacional, Alberto Mendo (@Amendo83) forma parte de la redacción de antena3.com y es un apasionado de los deportes. Tenis, baloncesto, natación... y cualquier cita en la que haya españoles en liza. Los éxitos nacionales y los campeones internacionales serán los protagonistas de este espacio. Todos EN SUS MARCAS para disfrutar de un 'relaxing' momento de deporte.

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD

Otros blogs

Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana