Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
LO UNICO SEGURO: NADIE SE IRA PRONTO A LA CAMA.

La del 6 de noviembre tiene todo el aspecto de ser una noche muy larga

Ahora mismo hay un 50% de posibilidades de que la diferencia entre Obama y Romney acabe por debajo de los 2.5 puntos de diferencia -y un 10% de que en al menos un estado esa diferencia sea menor de 0.5% y, por tanto, se tenga que oficiar un recuento.

Romney y Obama, en su primer debate Romney y Obama, en su primer debate | Foto: EFE

Seguro que te interesa...

José Ángel Abad  |  Nueva York  | Actualizado el 21/10/2012 a las 18:34 horas

En realidad, el empate ya está aquí. Obama y Romney tienen los dos un 47% de intención de voto a nivel nacional.

Las buenas noticias para Obama son dos: primera, el 47% se refiere a “votantes probables” -es decir, los que expresan intención manifiesta de votar- pero Obama mantiene una diferencia a su favor de 5 puntos entre los votantes totales. Eso quiere decir que, si mobiliza a su electorado, será más fácil que gane; en otras palabras, que tiene una base mayor.

Por supuesto, a nadie se le escapa que uno de los problemas estructurales de los demócratas es que el nivel de entusiasmo de sus votantes es significativamente menor que hace cuatro años y también notablemente menor que el de los republicanos a fecha de hoy.

La segunda buena noticia para Obama es que, aunque la intención de voto muestra un empate, se mantiene sin embargo la estimación de su victoria en el colegio electoral. Es decir, que aunque hay un empate en votos, Obama se impone en lo que de verdad cuenta, los “votos electorales”correspondientes a cada estado. El factor clave, como ya hemos contado, es que Obama acaba -adjudicándose el estado de Ohio -POR AHORA.

De hecho -y como muestra añadida de lo reñida de la radiografía electoral-, ahora hay un 6% de posibilidades de que Obama pierda en votos pero gane las elecciones. Esto solo ha ocurrido en 3 de las 56 elecciones presidenciales -pero la última vez no hace mucho: cuando Gore perdió frente a Bush en 2000 pese a ser el más votado.

Ahora, las buenas noticias para Romney: ¿a quién le importa lo que dicen hoy las encuestas? La única encuesta que importa es, por definición, la de verdad, la de las urnas el 6 de noviembre. Por eso a la hora de analizar los datos de las encuestas conviene fijarse en dos cuestiones: por un lado, por supuesto, los datos en sí mismos -“quién va por delante” y “dónde”- pero igual e incluso más importante es la tendencia que indican.

Así, por ejemplo, una encuesta “no muy buena” en el modo en que se confecciona sí puede ofrecer una visión extraordinariamente precisa de la marcha electoral si se tiene en cuenta la tendencia de sus datos durante un periodo largo de tiempo. En otras palabras, que puede equivocarse en 6 ó 7 puntos pero su tendencia siempre mantendrá un paralelismo con la verdadera situación electoral -al menos, por supuesto, que cambien su metodología, pero ése es otro tema.

Por ejemplo, una encuesta de Ohio hecha por una firma seria, Public Policy Polling, acaba de poner a Romney en este estado decisivo a solo 1 punto de Obama –mientras que la semana pasada le ponía a 5 puntos. ¿Gran paso adelante? ¡Un momento! Otra encuesta seria en Ohio -realizada por Gravis Marketing- le da a Romney un resultado aún mejor, empatado con Obama, pero, sin embargo, la semana pasada esta misma encuesta tenía a Romney con un 1 punto de ventaja por delante de Obama.

El análisis correcto no es hacer la media de las dos encuestas sino contextualizar lo que indican las tendencias de ambas. Lo cual, efectivamente, no es tan fácil. Pero, sin necesidad de ser absolutamente precisos, sí podemos llegar a algunas conclusiones incontestables.

La fundamental, volviendo al principio, que la cosas están extremandamente igualadas y -y ésta es la noticia buena para Romney- que la “tendencia electoral” es que Romney, que iba con evidente desventaja, tiende a anular la diferencia que le sacaba Obama.

Lo que traducido a día de hoy quiere decir que:- Romney lidera con mucha más comodidad en los estados indecisos en los que hasta hace poco era solo marginalmente favorito -Carolina del Norte, Florida y, en menor medida, Virginia.- Romney reduce las diferencias en aquellos estados indecisos en los que el marginalmente favorito es Obama -Colorado, Iowa y el más importante de todos: Ohio. Aún así, de nuevo, si la elección fuera hoy, ganaría Obama. Pero, claro, es el día 6.

Compartir en:
Imagen del Blog
José Angel Abad

José Ángel Abad (Gijón, 1971) es corresponsal de Antena 3 en Nueva York desde agosto de 2003. Este blog abre un nuevo diálogo con los espectadores, ofreciendo una ventana más amplia a la actualidad de Estados Unidos y, al mismo tiempo, una mirada al proceso narrativo de la corresponsalía. También pretende mostrar aspectos peculiares de la vida diaria en Nueva York y otros lugares de Estados Unidos.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana