Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
DESDE MANHATTAN

La bendita maleta

Aprender a preparar una buena maleta lleva tiempo. Parece fácil. Hasta que las cosas se complican y uno va a lo largo de los años corrigiendo los errores. Sólo entonces se está preparado para los caprichos de la actualidad.

José Angel Abad  |  Nueva York  | Actualizado el 24/08/2011 a las 14:09 horas

Para moverse por el mundo no hay nada más conveniente que una maleta pequeña –y completa. O sea, equipaje de mano con que el que cuando no se puede llegar a un aeropuerto con más de media hora de antelación no se pierda el vuelo ni se tenga que esperar quién sabe cuánto después de aterrizar cuando, invariablemente, todo son prisas.

Y una maleta no está completa sin lo básico para reaccionar en el negocio de las televisión. Un chaqueta que sirva para cualquier emergencia movida -terremotos, atentados…- y otra formal, incluso un traje, para emergencias de índole más tranquila –como, sin ir más lejos, la muerte de Bin Laden. Y, siempre, una corbata.

A eso se le suma el calzado, un necéser para resistir al menos una semana y también con lo básico para el desgaste del cuerpo, un poco de ropa para hacer deporte, cargadores varios, adaptadores universales de corriente, acceso a internet, baterías extra, dinero en efectivo -cuando de verdad los necesitas, no va a haber cajeros-  y algún libro nuevo con el que perder un par de minutos al final del día aunque sólo sea para recordar que hay mundo más allá de la noticia que te ha tocado vivir (uno aún resiste el paso al libro electrónico).

Después, tener claro lo esencial: puede sonar un tanto sucio, pero con tres camisas y dos pantalones se puede sobrevivir muchísimos días. Semanas. Comprobado. Y en este plan cisterciense se comprime lo esencial hasta la miniatura.

Esa maleta minúscula que a uno ya le cuesta trabajo cerrar empieza a parecerse a un tesoro que permite sobrevivir con la ilusión de llevar la casa y la vida a cuestas.

Gracias a tener siempre preparada esa maleta al lado del pasaporte uno puede, por ejemplo, llegar al entierro de Pinochet el día que en realidad cogía el metro para hacer las compras de Navidad en Nueva York. O meterse en un pequeño avión de seis plazas con destino a Haití sólo horas después del terremoto del año pasado. O, a la misma hora en que iba a aterrizar en París en la última jornada de vacaciones, hacerlo en Nueva York con los minutos justos para preparar una crónica de urgencia y entrar en directo en el informativo de las nueve.

Y hay otro beneficio. Uno llega a cualquier esquina del mapa abre esa maleta negra y traqueteada, con pinta de haber ido a tantos sitios que parece que ya no va a ir a muchos más, y tiene una sensación de tranquilidad hogareña. Es casi como estar en casa. El mundo no estará en su sitio pero con sólo abrirla uno debería encontrar la manera de ir tirando.

Aprender a preparar una buena maleta lleva tiempo. Parece fácil. Hasta que las cosas se complican y uno va a lo largo de los años corrigiendo los errores. Sólo entonces se está preparado para los caprichos de la actualidad. Uno le debe muchos favores a su propia maleta.

Compartir en:
Imagen del Blog
José Angel Abad

José Ángel Abad (Gijón, 1971) es corresponsal de Antena 3 en Nueva York desde agosto de 2003. Este blog abre un nuevo diálogo con los espectadores, ofreciendo una ventana más amplia a la actualidad de Estados Unidos y, al mismo tiempo, una mirada al proceso narrativo de la corresponsalía. También pretende mostrar aspectos peculiares de la vida diaria en Nueva York y otros lugares de Estados Unidos.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

PUBLICIDAD
  • La nube no tiene Tags actualmente.
más temas
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana