Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
BLOG 'CONSUMIDOS'

Yo también como yogures caducados, a lo Arias Cañete

Como siempre ha dicho mi madre, los lácteos no se ponen malos. Puede saber peor o mejor, pero nuestra salud no corre peligro por comer un yogur caducado. Te explico por qué.

Surtido de yogures. Surtido de yogures. | Foto: antena3.com

Astrid García  |  Madrid  | Actualizado el 17/01/2013 a las 21:55 horas

“Veo un yogur caducado y ya puede poner la fecha que quiera, que me lo como”. Las palabras del ministro de Agricultura, Arias Cañete, reactivaban hace unos días el debate sobre si la fecha de caducidad de los alimentos es culpable de que desechemos una gran cantidad de comida, perfectamente apta para el consumo.

El Gobierno estaría trabajando en un nuevo sistema de etiquetado mucho más minucioso. Hasta ahora, el sello impreso en los envases sólo distingue entre “fecha de caducidad”, o “fecha de consumo preferente”. La primera marca el día a partir del cual la ingesta está desaconsejada; la segunda es algo más orientativa, y sólo avisa del que el producto habrá perdido propiedades.

Podéis consultar aquí el post en el que explico más detenidamente las diferencias entre uno y otro. Se trataría de buscar por lo tanto un etiquetado intermedio, que aclarase si el alimento pasado de fecha pone en riesgo nuestra salud, o simplemente comienza a tener un sabor desagradable.

El ejemplo utilizado por el ministro es uno de los más claros: Un yogur sin aditivos es perfectamente comestible durante meses, incluso si lo hemos conservado fuera  del frigorífico. Con el tiempo, la fermentación de la leche aumenta, y esto impide la aparición de microorganismos contaminantes. Por lo tanto, y aunque parezca extraño, cuánto más tiempo esperemos a consumirlo, más seguro será para nuestra salud. Otra cosa es que su elevada acidez nos desanime a continuar comiendo.

En un país en el que el riesgo de pobreza se acerca al 30% y el número de parados alcanzará los 6 millones este año, tirar comida en buen estado parece una locura. Lo que no queda muy claro de las palabras de Arias Cañete es si el nuevo etiquetado favorecerá a los proveedores y a las grandes superficies, que podrán vender el mismo producto durante un plazo de tiempo superior; o si serán destinados a comedores sociales y familias con necesidades una vez superada la fecha. El tiempo lo aclarará.

Compartir en:
Imagen del Blog
Astrid García

Periodista especializada en Economía y Empresas. Con tan sólo cuatro años consiguió sacar los colores a su abuela en una frutería: "Señora, ¿se piensa que somos tontas? Acaba de meter una manzana pocha en la bolsa". Desde entonces, estar al tanto de todos sus derechos como consumidora ha sido casi una obsesión. Si alguna vez te has sentido víctima de una estafa o no has sabido cómo defenderte de un abuso empresarial, este blog te puede interesar.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana