Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
BLOG CONSUMIDOS

¿Por qué no se puede congelar un alimento descongelado?

Poder, se puede; otra cosa es que sea recomendable. Llevamos toda la vida escuchando que no se debe congelar dos veces un mismo producto, pero… ¿Cuál es el motivo? ¿Puede tener consecuencias para nuestra salud?

Alimentos congelados Alimentos congelados | Foto: antena3.com

Astrid García @astridgl  |  Madrid  | Actualizado el 04/05/2013 a las 23:09 horas

Hay varias razones para evitar congelar un alimento que ya ha sido descongelado: pierde sus propiedades nutritivas, su sabor, su textura y, lo más importante, deja de ser seguro. A continuación te explico las razones por las que ocurre:

1. Pierde sus propiedades nutritivas y su sabor
Los alimentos tienen un alto porcentaje de agua que, al experimentar temperaturas bajo cero, comienza congelarse y a formar macrocristales. Éstos rompen las estructuras internas del producto, que pierde tejido conjuntivo y es incapaz de retener todo el agua esencial de los alimentos, donde se concentran el sabor y los nutrientes. 

2. Pierde su textura
Por todo el proceso anterior, cuando descongelamos un producto observamos que suelta una gran cantidad de líquido (el que no es capaz de conservar). Cada vez que es sometido a estos cambios, obtenemos un producto más y más seco.

3. Deja de ser un alimento seguro
Cuando congelamos un alimento, estamos congelando también los microorganismos que contiene. Ciertas bacterias mueren a temperaturas bajas, pero no todas: las conocidas como psicrófilas, no sólo resisten el frío, sino que de hecho pueden multiplicarse en esas condiciones. Cuando éstas están presentes en cantidades altas en el producto que consumimos, pueden generar malestar y producir intoxicaciones.

¿Cómo minimizar el riesgo?

a) El descongelado lento no es suficiente
Es recomendable evitar el microondas o el agua templada para un descongelado rápido. Lo ideal es dejar que gane temperatura de un día para otro en el frigorífico. En cualquier caso, es frecuente que en ese proceso el desarrollo de bacterias continúe activo.

b) Cocinar el producto antes de recongelarlo
Al someter el alimento a temperaturas elevadas, por ejemplo mediante la cocción, eliminaremos gran parte de los microorganismos. Si vamos a volver a congelarlo, lo ideal es hacerlo junto con los jugos resultantes del cocinado.

c) No congelar alimentos calientes
Si hemos decidido cocinarlo previamente, debemos esperar a que el alimento enfríe. Introducir un producto caliente supone que la temperatura del congelador aumenta, lo que puede descongelar parcialmente el resto de lo que haya en su interior, además de consumir mucha más energía.

d) Congelar porciones medianas
Si introducimos en el congelador un trozo grande de alimento, tardará mucho tiempo en congelarse y en el proceso se formarán cristales más grandes de hielo (los que producen mayores alteraciones). Si por el contrario congelamos un paquete pequeño, tardará menos tiempo en alcanzar la temperatura y los cristales serán más pequeños, pero la superficie del producto que está expuesta a las alteraciones es mayor que en el trozo grande.

¿Qué pasa si se "rompe la cadena de frío"?
No es recomendable hacer la compra y tardar tres horas en llegar a casa con las pizzas medio descongeladas. Si se rompe la cadena de frío, el alimento sufrirá alteraciones y tendrá lugar la aparición de bacterias. La presencia de escarcha y de grandes cristales puede ser una pista de que el proceso de congelación ha sido deficiente.

Compartir en:
Imagen del Blog
Astrid García

Periodista especializada en Economía y Empresas. Con tan sólo cuatro años consiguió sacar los colores a su abuela en una frutería: "Señora, ¿se piensa que somos tontas? Acaba de meter una manzana pocha en la bolsa". Desde entonces, estar al tanto de todos sus derechos como consumidora ha sido casi una obsesión. Si alguna vez te has sentido víctima de una estafa o no has sabido cómo defenderte de un abuso empresarial, este blog te puede interesar.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana