Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
BLOG CONSUMIDOS

Lo de menos es la carne de caballo

¿Qué me puede pasar si he comido hamburguesa de caballo? La respuesta es NADA; al menos, por el caballo. Bastante más peligrosa es la presencia de grasas y aditivos en las proporciones que descubrió un reciente estudio de la OCU sobre la calidad de la carne en España.

Hamburguesas Hamburguesas | Foto: Agencias

Astrid García @astridgl  |  Madrid  | Actualizado el 24/02/2013 a las 13:27 horas

Un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre la calidad de la carne en España delató hace unas semanas a varios supermercados: vendían como vacuno hamburguesas que además contenían carne de caballo sin especificarlo en la etiqueta.

Decenas de consumidores decidieron denunciar. Al fin y al cabo, estaban siendo víctimas de un engaño. Sin embargo, muy pocos se quedaron con lo verdaderamente importante del análisis: cerca de un 25% del preparado de carne picada que compramos es grasa, y la presencia de aditivos es más elevada de lo recomendado.

Antioxidantes, colorantes y potenciadores del sabor se utilizan con frecuencia para prolongar la vida del producto, y muchas veces para enmascarar su mala calidad. Pero además, el 80% de las hamburguesas analizadas por la OCU contenía sulfitos, que consiguen inhibir el crecimiento de bacterias y mantener el color original de la carne, pero que a diferencia de otro tipo de aditivos, son peligrosos en cantidades altas. Pueden ocasionar vómitos, dolores abdominales e incluso de cabeza.

Alguna de las marcas estudiadas contenía un 90% de la ingesta diaria recomendada para los niños, lo que desaconsejaría añadir al menú cualquier otro alimento con sulfitos, como por ejemplo el kétchup para esa hamburguesa.

A lo anterior hemos de sumarle el elevado porcentaje de sal (en muchos casos supera el 1%) y el aporte calórico, que ronda las 200 calorías por pieza. En este caso, lo de menos es la presencia de la carne de caballo, rica en proteínas, hierro y zinc.

Compartir en:
Imagen del Blog
Astrid García

Periodista especializada en Economía y Empresas. Con tan sólo cuatro años consiguió sacar los colores a su abuela en una frutería: "Señora, ¿se piensa que somos tontas? Acaba de meter una manzana pocha en la bolsa". Desde entonces, estar al tanto de todos sus derechos como consumidora ha sido casi una obsesión. Si alguna vez te has sentido víctima de una estafa o no has sabido cómo defenderte de un abuso empresarial, este blog te puede interesar.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana