Atresmedia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.

Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
CONSUMIDOS

¿Compramos un coche a medias?

Con la entrada en vigor del Plan PIVE, pero una perspectiva económica poco halagüeña, muchos se plantean comprar un coche a medias con su pareja, su amigo o su compañero de trabajo. Sin embargo, en el permiso de circulación sólo puede figurar el nombre de uno de ellos. ¿Cómo decidimos quién aparecerá como propietario?

Escaparate de un concesionario de coches Escaparate de un concesionario de coches | Foto: antena3.com

Astrid García López  |  Madrid  | Actualizado el 13/11/2012 a las 09:54 horas

La venta de coches es considerada uno de los mejores indicadores del comportamiento económico de un país. Si la previsión de una familia para los próximos meses es optimista, ésta podría decidir cambiar su vehículo viejo por otro mejor; algo impensable cuando la perspectiva es dudosa.

Durante los años previos a la crisis, con una tasa de paro cercana al 8% y un acceso al crédito mucho menos complicado, la venta de vehículos nuevos se disparó.  En la actualidad nos encontramos en la situación contraria: pese a las últimas ayudas aprobadas por el Gobierno –el conocido como Plan PIVE, que entro en vigor el día 1 de octubre-,  en España se venden pocos coches. De hecho, con la subida del IVA de septiembre, las matriculaciones cayeron un 38%.

Este desplome en las ventas va acompañado además de un cambio en la mentalidad de compra. Los consumidores han comenzado a compartir el vehículo, ya sea con su pareja, un familiar o incluso un compañero de trabajo. El problema de esta decisión de adquisición conjunta es acordar a quién pertenecerá legalmente, ya que en el permiso de circulación sólo puede figurar el nombre de uno de ellos.

Para que una separación, un cambio de empresa, de ciudad o cualquier tipo de desacuerdo no deje a una de las partes sin coche y sin el dinero invertido en él, la solución idónea es firmar un contrato privado entre ambos. En él debe constar que la compra es conjunta y que por lo tanto el pago procede de dos cuentas diferentes.

En su redacción, junto a los datos básicos de cada comprador (nombre, DNI, domicilio…) debe aparecer la descripción del vehículo adquirido (marca y modelo, matrícula, número de bastidor y precio) y quedar perfectamente explicado, antes de procederse a la firma, que las dos partes partes están de acuerdo en la propiedad compartida.

 

Compartir en:
Imagen del Blog
Astrid García

Periodista especializada en Economía y Empresas. Con tan sólo cuatro años consiguió sacar los colores a su abuela en una frutería: "Señora, ¿se piensa que somos tontas? Acaba de meter una manzana pocha en la bolsa". Desde entonces, estar al tanto de todos sus derechos como consumidora ha sido casi una obsesión. Si alguna vez te has sentido víctima de una estafa o no has sabido cómo defenderte de un abuso empresarial, este blog te puede interesar.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.