VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
CONFESIONES DESDE EL SIN BIN

Primer fin de semana de rugby, parte 2: domingo

El domingo nos dejó otra buena ración de rugby, condicionada quizás por la adversa  climatología en alguno de los partidos, que dificultó la tarea de los pateadores y convirtió el óvalo una barra de jabón. El Sudáfrica – Gales, que partía como el partido más atractivo de la jornada, no decepcionó.

No nos gustaría estar en el lugar de Quade Cooper No nos gustaría estar en el lugar de Quade Cooper | Foto: Agencias

Bruno López  |  Madrid  | Actualizado el 13/09/2011 a las 12:42 horas

Tocaba madrugar en domingo, o quizás algunos dirán que tocaba llegar antes a casa, pues el primer plato de este menú de domingo era el Australia – Italia, partido correspondiente al Grupo C, que se jugó en North Shore City bajo una lluvia intermitente. Y seguro que a alguno se le atragantó el churro y el café cuando vio cómo los hijos de Rómulo plantaban cara a los Wallabies en la primera mitad. Australia intentaba poner tierra de por medio con dos golpes de castigo, pero una estrategia italiana bien planteada (box-kicks y presionar al receptor) acabó forzando los errores aussies y facilitando a Bergamasco la tarea de empatar el encuentro. Llegábamos al descanso con un sorprendente 6-6. Pero la segunda parte fue bien diferente, y en el minuto 49 se desataría el tifón australiano en forma de ensayos, penetraciones de línea y buen juego, que se traducirían en 4 ensayos en un espacio de 20 minutos. El resultado final fue 32-6, y si bien los Wallabies se pueden ir contentos por su segunda parte, en el aspecto negativo hay que destacar su indisciplina (16 golpes de castigo) y la lesión de uno de sus hombres claves, el ala Digby Ioane, duda para el resto del mundial con un pulgar roto. Italia debe irse satisfecha por su juego en las plataformas (excelente en melé y touch) pero con el mal sabor de boca que deja haberse desinflado de forma tan acusada en la segunda parte.

El segundo café del día nos lo tomamos con el Irlanda – USA, también del grupo C, jugado bajo una molesta lluvia en North Plymouth. Irlanda debía erradicar de un plumazo fantasmas del pasado en los mundiales, pero no lo hizo. Por una parte las águilas norteamericanas no estaban por la labor, con un buen juego defensivo y  un gran pragmatismo, pero por otra parte Irlanda continua disparándose en el pie. No se acierta a entender cómo un equipo que funcionaba de manera tan cohesiva en 2009 cuando se alzaron con el Grand Slam, lo haga ahora de manera tan irregular, desunida e improvisada. Y es que hasta el minuto 39 el marcador reflejaba un pírrico 3-0, con un Sexton que no estuvo bien ni con el pie (1 de 5 en golpes de castigo) ni con la mano, donde insistió continuamente en el pase más fácil y menos penetrante. Irlanda se empeña una y otra vez en jugar por el centro con su delantera, cuando hemos visto en partidos anteriores que el juego expansivo es el que mejor se adapta a sus tres cuartos y a su excelente tercera línea, delanteros a los que les gusta correr como Heaslip, Ferris o O’Brien. Irlanda llegó al descanso con un ensayo de Bowe sobre la bocina. En la segunda parte, más de lo mismo, y una anodina Irlanda volvería a posar sobre la zona de marca tras un gran trabajo de maul y una gran finalización por parte de Rory Best. Con la salida del veterano Ronan O’Gara las cosas cambiaron un poco, y una buena jugada de Brian O’Driscoll acabaría con el segundo ensayo de Tommy Bowe. Los americanos tendrían una recompensa a su esfuerzo y un bonito homenaje al 9/11 con un ensayo tras intercepción en el último minuto del partido. Así pues, final del partido y 22-10 para una Irlanda que tiene la difícil tarea de elevar su juego en vistas al partido decisivo de grupo contra Australia.

Y así, entre cafés, churros y algún que otro bostezo, llegábamos al plato fuerte de este domingo: Sudáfrica-Gales, partido clave del grupo D, jugado en Wellington. Que alguien me diga que no pensó que este partido sería un recital de Sudáfrica cuando Frans Steyn cruzó la línea de marca para ensayar en el minuto 2. Pues no, no sólo no lo fue, sino que Gales comenzó una constante remontada, primero con un par de golpes de Hook para enmendar su tremendo fallo de placaje en el ensayo de Steyn (golpes que serían 3 si no fuera por un tremendo error arbitral a la hora de revisar un dudoso tiro a palos del Galés que ciertamente pareció estar más dentro que fuera) y después con un constante ataque donde destacó el hombre del partido,  el galés Sam Warburton, y que tuvo su recompensa con el ensayo de Toby Faleteau, que dejaba las cosas 10-16 para el equipo británico. Parecía que ese era el golpe definitivo para Sudáfrica, y más aún si consideramos que hombres claves como Victor Matfield o Jean Villiers se habían ido tocados del campo, pero estos últimos años hemos aprendido a no subestimar a este gigante paquete Springbok, y con razón. En el minuto 65, Francois Hougaard, que sólo llevaba 4 minutos en el campo asestó un golpe mortífero con un ensayo que les ponía una vez más por delante en el luminoso: 17-16. Los galeses no cesaron en su juego ofensivo, pero es aquí donde hay que destacar dos nombres propios, artífices sin duda de la victoria Sudáfricana, y piezas indispensables en este increíble “display” defensivo: Los flankers Heinrich Brussow y Schalk Burger, con 15 y 16 placajes respectivamente (y ninguno fallado, los mejores números de esta primera jornada) se convirtieron en el muro que no pudo derribar el asalto final galés preparado por Rhys Priestland. Y así se acabó el partido, con Sudáfrica escapando con la victoria, y Gales pensando en los 3 puntos que nunca subieron al marcador.

Hook sigue con la mirada una patada que sería claveHook sigue con la mirada una patada que sería clave | Foto: Agencias

¿Cuándo vuelve el rugby? Pues el rugby vuelve mañana día 14, con los partidos Samoa – Namibia (4:30 hora española), Tonga – Canadá (07:00) y Escocia – Georgia (9:30). Y para acabar, Courtney Lawes se toma dos semanas de vacaciones forzadas, tras haber sido declarado culpable de un golpe intencionado sobre el argentino Mario Ledesma.

Compartir en:
  • Foto de anónimo

    #2 anónimo Después del partido de Australia, me planteo mi favorito. Se lo quito a NZ y se lo doy a los Wallabies

    14/09/2011 a las 10:28
  • Foto de anónimo

    #1 anónimo Gran análisis Bruno, vuelvo a coincidir en todo contigo. Menudos madrugones o "afters" nos impone el balón oval. Habrá que estar pendiente a Escocia-Georgia.

    13/09/2011 a las 12:26
Imagen del Blog
B. López, M. Martín y A. Serrano

Bruno, Miguel y Álvaro. Fundadores y parte del plantel del incipiente Nebrija Club de Rugby, los tres mantienen un idilio eterno con el deporte del ovalado. Bruno, asturiano de nacimiento, aunque "hijo adoptivo de Leicester, cuna del rugby inglés", se proclama "defensor a ultranza de la cerveza negra ante el champán francés, del ruck y el maul ante el pase y el contrapié, del Hemisferio Norte ante el Hemisferio Sur. Siempre con un trébol en el bolsillo".

Míchel, aprendiz como jugador, está capacitado para visionar 15 horas de rugby de forma ininterrumpida (y sin daños cerebrales). Tiene una máxima: "Ningún jugador es eterno. Hoy te encumbran, mañana te piden que te retires".

Y Álvaro, un salmantino de pro que cambió el balón redondo por la almendra a los 18, y que sólo se arrepiente de no haberlo hecho antes. "Amante del Flair francés, del rugby total del helecho y de la tradición de las islas".

Los tres, analistas del deporte más noble de cuantos haya, ahora en antena3.com.

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

PUBLICIDAD
  • La nube no tiene Tags actualmente.
más temas
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.