Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
DESTINOS: ALEMANIA, UN VIAJE A LA HISTORIA DE UNA DIVISIÓN

El Muro de Berlín, 22 años después de su caída

Fue un 9 de noviembre de hace 22 años. Una rueda de prensa provocaba un movimiento de masas que iba a cambiar el mapa de Europa. Un funcionario de la República Democrática de Alemania anunciaba, con torpeza, que se eliminaban las restricciones para que los alemanes del Este pudieran viajar al exterior. Se le olvidó leer que la medida entraba en vigor al día siguiente. Miles de berlineses del Este se lanzaron hacia los puestos de la frontera. Su movimiento fue imparable. Nadie se atrevió a disparar. El Muro comenzaba a caer después de 28 años dividiendo en dos una ciudad, un país, un mundo... y miles de familias. 22 años después Berlín es uno de los iconos europeos del turismo. Nueve millones de personas visitaron la ciudad el año pasado. Y la compleja historia de la ciudad es parte de su atractivo.

Uno de los grafiti de la East Side Gallery, en el Muro de Berlín. Foto: Marino Holgado Grafiti en la East Side Gallery | Foto: Marino Holgado

Marino Holgado  |  Berlín  | Actualizado el 10/11/2011 a las 10:32 horas

Esquina de Bernauer Strasse y Ruppiner Strasse, en el barrio de Prenzlauer Berg, una de las zonas de moda entre los berlineses más dinámicos. Bloques de casas de cinco pisos a ambos lados de la calle. Un tranvía amarillo pasa, silencioso, por el centro de la calzada. Algunos peatones caminan por sus aceras. Todo es tranquilidad. Pero hasta hace 22 años era muy diferente. 

La calle Bernauer estaba situada en plena línea divisoria. Las casas de una de sus aceras pertenecían al sector soviético; la calle, al sector aliado. No había sitio para levantar el Muro aquel verano de 1961. Y los edificios era aprovechados para huir, saltando desde sus ventanas, del Berlín oriental.  Por eso, sus inquilinos fueron desalojados de la noche a la mañana y sus ventanas tapiadas.

Un mural explica la fuga de un soldado en la calle Bernauer. Foto: Marino HolgadoUn mural explica la fuga de un soldado en la calle Bernauer | Foto: Marino Holgado

Huida de un soldado de la RDA. Reproducción del originalHuida de un soldado de la RDA | Foto: Reprod. de original

Esta esquina fue escenario de una de las imágenes llamadas a convertirse en símbolo, la de un soldado del Este arrojando su fusil y saltando con su uniforme el alambre de espino camino del Oeste.  En el cruce de las dos calles varias fotos recuerdan y explican aquel incidente. Porque en Berlín la historia sale al encuentro del viajero al doblar cualquier esquina.

Poco queda hoy del Muro de Berlín. La rabia de los berlineses los días posteriores a aquel 9 de noviembre de 1989 y el deseo de contribuir personalmente a su derribo, hizo que el Muro desapareciera más rápidamente de lo que tardó en trazarse. 43,1 kilómetros de muro dividían la ciudad y otros 111,9 kilómetros de instalaciones fronterizas aislaban Berlín Occidental de la Alemania del Este. Apenas se ha conservado kilómetro y medio.

El resto más interesante, y también el más visitado, es la East Side Gallery, 1300 metros del muro original convertidos en una enorme galería de arte a cielo abierto. Visita imprescindible en la capital alemana y zona muy frecuentada por el turismo más joven. Si tienes suerte y hace buen tiempo, el atardecer ofrece impagables momentos de relax sentados contra el muro frente al río Spree viendo caer el sol. Muchos de los grafitis pintados en este trozo de muro son un prodigio no sólo de arte, también de imaginación.

El Muro dividía en dos la ciudad. En la imagen, en la East Side Gallery. Foto: Marino HolgadoEl Muro dividía en dos la ciudad. En la imagen, en la East Side Gallery | Foto: Marino Holgado

Imaginación. Eso es precisamente lo que más falta hace al visitar el Checkpoint Charlie, sin duda el icono más turístico de la época de la división. En una de las calles más comerciales de Berlín, Friedrichstrasse, rodeado de tiendas de recuerdos, el que fuera puesto de paso entre los sectores americano y soviético de la ciudad, escenario de históricos canjes de espías o de tensos desafíos entre tanques de uno y otro bando, se reduce hoy a una casamata, réplica de la original, a unos carteles, también reproducciones, advirtiendo de que abandona o entra en un sector determinado, y jóvenes vestidos de soldados de ambos bandos prestos para hacerse la foto con el turista a cambio de una propina.

Todo el entorno ha cambiado y sólo una acertada exposición de fotos históricas en plena calle, en la que se explica la construcción del muro y la importancia de este paso, puede ayudar a entender lo que fue este lugar durante desde 1961 hasta 1989.

Imágenes del pasado y del presente en Checkpoint Charlie. Foto:Marino HolgadoImágenes del pasado y del presente en Checkpoint Charlie | Foto: Marino Holgado

En Zimmerstrasse, la calle que cruza con la anterior junto al Checkpoint Charlie, una doble hilera de adoquines junto a una de las aceras señala el trazado del muro por este lugar. De esa misma forma está representado casi seis kilómetros del recorrido de la trágica frontera en varios lugares de Berlín. También puede verse en la parte trasera del Reichstag, el Parlamento alemán. Durante la partición, el histórico edificio quedó en la parte occidental y el Muro prácticamente discurría pegado a él, camino de la Puerta de Brandeburgo, que pertenecía al lado soviético.

Dos hileras de adoquines marcan parte del antiguo recorrido del Muro. Foto: Marino HolgadoDos hileras de adoquines marcan parte del antiguo recorrido del Muro | Foto: Marino Holgado

En la esquina nororiental del Reichstag el Muro cruzaba el río Spree. Y aquí, como en otros lugares de Berlín, unas cruces blancas, con nombres, apellidos y fechas,  nos recuerdan el sacrificio de sangre que hicieron muchos berlineses en su intento de fuga hacia el Oeste. Es el Gedenkstätte Weisse Kreuze, el Monumento de las Cruces Blancas. No hay consenso en cuántas personas murieron en su intento de huida. Muchos casos eran ocultados por las autoridades de la Alemania oriental. Por eso, una de las cruces homenajea a las víctimas desconocidas.

El Monumento de las Cruces Blancas, junto al Parlamento. Foto: Marino HolgadoEl Monumento de las Cruces Blancas, junto al Parlamento | Foto: Marino Holgado

Duele especialmente ver muertes con fecha de 1989. El 5 de febrero de ese año Chris Gueffroy, de 20 años, falleció tiroteado cuando intentaba saltar el Muro. Fue la última víctima mortal. Sólo nueve meses después miles de jóvenes se subían al Muro en todo Berlín sin que nadie disparara ya contra ellos. Era la noche del 9 al 10 de noviembre. El Muro caía y con él todo un orden mundial. En los dos años posteriores se desmoronaba el bloque soviético y el mundo cambiaba para siempre.

Hoy los restos del Muro y sus recuerdos salpican aún la ciudad de Berlín, aunque la visita a la capital alemana no sea suficiente para hacerse una idea de lo que fueron aquellas tres décadas. Los dramáticos espacios vacíos que entonces dividían en dos la ciudad han desaparecido. Por eso hay que recurrir a la Historia, a las fotografías, a los documentales, para comprender lo que fue el Muro de Berlín y de esta forma, sí, la visita podrá ser completa.

Compartir en:
Imagen del Blog
Marino Holgado

Marino Holgado (Eibar, 1965) es reportero de televisión y viajero. Periodista del Área de Sociedad y Cultura de los Informativos de Antena 3 Televisión desde 2000, especializado en sucesos, tribunales o inmigración, entre otros temas. Lleva 26 años ejerciendo la profesión en periódicos, radio y televisión. En 1995 se incorpora a Antena 3 Televisión, donde trabajó en programas como "Se Busca", "A Toda Página", "Espejo Público". En el año 2000 se incorporó a los informativos diarios. En este blog viajero quiere ofrecer propuestas de lugares de todo el mundo que ha podido disfrutar, así como recoger noticias y escuchar propuestas de otros viajeros.

Correo-e: mholgado@antena3tv.es.

Twitter: @marinoholgado

 

 

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

PUBLICIDAD
  • La nube no tiene Tags actualmente.
más temas
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana