Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
DESTINOS: La ciudad de los canales celebra en febrero su Carnaval

Máscaras en la noche de Venecia

El "vuelo del Ángel", el descenso de una joven desde el campanario de San Marcos, dio comienzo el pasado domingo al Carnaval de Venecia. La ciudad de los canales es desde entonces un inmenso teatro, aunque a punto ha estado de convertirse, más bien, en un espectáculo de patinaje sobre hielo. Apenas unos días antes algunos canales estaban congelados. El frío y el viento hacían que caminar por la Serenísima fuera un acto de coraje. Pero ahora, en la fiesta que precede a la Cuaresma, el vino y el baile llenarán de calor sus monumentales laberintos de agua.

El puente de Rialto, sobre el Gran Canal de Venecia. Foto: Marino Holgado El puente de Rialto, sobre el Gran Canal de Venecia | Foto: Marino Holgado

Marino Holgado  |  Venecia  | Actualizado el 17/02/2012 a las 09:48 horas

Una máscara blanca, un ropaje negro de seda (el mismo color de las góndolas) y un sombrero de tres puntas. Esa era la vestimenta habitual en Venecia por estas fechas de febrero. Porque el disfraz, aquí, no trasviste a quien lo lleva en aquello que no es, sino que lo oculta para que, durante unos días, todos sean iguales. Aunque, como en todos los lugares, unos sean más iguales que otros: el Carnaval en Venecia se vive en la calle pero también en fiestas privadas, de acceso restringido, previo pago de una solemne cantidad de dinero.

El disfraz negro clásico ha dado paso a otros de fantasía. Foto: Marino HolgadoEl disfraz negro clásico ha dado paso a otros de fantasía | Foto: Marino Holgado

Napoleón prohibió el carnaval  en 1797 y no fue restablecido, al menos oficialmente, hasta 1979. Desde entonces, el sobrio negro ha dejado un hueco a la fantasía y los trajes son ya un canto a la imaginación. La Comedia del Arte es fuente de inspiración. Las máscaras, en cambio, siguen siendo en su mayoría blancas, plateadas y doradas.

Máscaras del carnaval veneciano. Foto: Marino HolgadoMáscaras del carnaval veneciano | Foto: Marino Holgado

Venecia convierte al viajero en viandante. Y caminar de noche por sus calles, por la orilla de sus canales, por sus puentes y callejones, permite recuperar para el oído sonidos olvidados, condenados en otras ciudades por el ruido del tráfico. Aquí puedes escuchar tus propios pasos sobre los adoquines, el agua de la laguna chocando contra la piedra y el mármol, o la madera de las barcas golpeando unas contra otras mecidas por la marea del Adriático.

Durante el día Venecia es otra cosa. Al menos en sus zonas más frecuentadas por los visitantes: la plaza de San Marcos, el puente de los suspiros, el puente de la academia, el Rialto o el barrio de Castello. Cientos, miles de turistas, los gritos de los guías, los canales atestados de góndolas y cada gondolero contando su historia a sus pasajeros, hacen imposible sentir por qué en su día la ciudad recibió el sobrenombre de la Serenísima.

La noche devuelve la tranquilidad a la plaza de San Marcos. Foto: Marino HolgadoLa noche devuelve la tranquilidad a la plaza de San Marcos | Foto: Marino Holgado

El atardecer se cuela por las cúpulas de Venecia. Foto: Marino HolgadoEl atardecer se cuela por las cúpulas | Foto: M. Holgado

Por eso hay que esperar al atardecer, cuando los pasajeros de los cruceros vuelven a sus barcos para seguir su recorrido o quienes se alojan en Mestre, en tierra firme (nunca mejor dicho: en Venecia no lo es tanto), regresen a sus hoteles. Es entonces cuando la ciudad vuelve a tener un nivel sensato de personas por sus calles. Es entonces cuando es posible sentarse en cualquiera de sus rincones para observar con tus propios ojos los mismos paisajes que en otras épocas miraron Petrarca, Lord Byron, Stendhal, Hemingway y tantos otros.

En tiempos de la República de Venecia el Carnaval llegaba a durar dos meses. Comenzaba en el mes de diciembre y terminaba, como ahora, al comenzar la Cuaresma. Casanova debía ser feliz en este periodo viviendo sus furtivos romances oculto bajo una máscara. Ahora la celebración dura diez días. "La vida es teatro, todos con máscaras" es el lema de este año. Y máscaras, precisamente, es lo más que llegan a ponerse muchos de los turistas que visitan la ciudad estos días. Espectadores la mayoría, sólo unos pocos llegan a vestir uno de estos espectaculares trajes.

El programa del Carnaval ofrece una extenuante oferta de actos hasta el próximo martes 21 de febrero: teatro en las plazas, bailes, conciertos, palacios que abren sus puertas... Quien no pueda acercarse hasta la ciudad de los canales puede hacerse una idea del ambiente en sus calles en las webcam que ofrecen imagen de los rincones más espectaculares.

El Palacio Ducal y la Piazzetta de San Marcos. Foto: Marino HolgadoEl Palacio Ducal y la Piazzetta de San Marcos | Foto: Marino Holgado

Venecia convierte al viajero también en navegante. Cuando el visitante haga el imprescindible paseo en góndola, verá que todas llevan en su proa un elemento decorativo llamado "ferro" con seis dientes que representan los "sestieri", los seis distritos de la ciudad: San Marco, San Polo, Santa Croce, Castello, Cannaregio y Dorsoduro.

Hará bien el visitante en alejarse un poco del Palacio Ducal, de la Basílica, de la Plaza de San Marcos o de Rialto y pasear por esos barrios. Le saldrán al paso mercados en las plazas o en barcas, ropa tendida en las ventanas de un lado a otro de la calle, familias judías en el Campo de Gueto Novo, pequeñas tabernas en las que tomar un vino del Véneto... La vida corriente, en definitiva, de una ciudad que ofrece mucho más que un gondolero cantando "O sole mío" en un estrecho canal.

Compartir en:
Imagen del Blog
Marino Holgado

Marino Holgado (Eibar, 1965) es reportero de televisión y viajero. Periodista del Área de Sociedad y Cultura de los Informativos de Antena 3 Televisión desde 2000, especializado en sucesos, tribunales o inmigración, entre otros temas. Lleva 26 años ejerciendo la profesión en periódicos, radio y televisión. En 1995 se incorpora a Antena 3 Televisión, donde trabajó en programas como "Se Busca", "A Toda Página", "Espejo Público". En el año 2000 se incorporó a los informativos diarios. En este blog viajero quiere ofrecer propuestas de lugares de todo el mundo que ha podido disfrutar, así como recoger noticias y escuchar propuestas de otros viajeros.

Correo-e: mholgado@antena3tv.es.

Twitter: @marinoholgado

 

 

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana