VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
CUATRO RECORRIDOS PARA UN VERANO / 1

India (y 2): La espiritualidad de Varanasi y el trópico de Kerala

Tras recorrer en la primera parte de nuestro viaje a la India su capital (Delhi), Agra (con el Taj Mahal) y el Rajastán (visitando Jaipur, Jodhpur y Udaipur), en este segunto tramo cambiamos radicalmente de escenarios. Dejando atrás el coche, el avión será el medio de transporte para desplazarnos a Varanasi (la antigua Benarés) y a Kerala, en el sur tropical del país. Completamos así nuestra esquemática propuesta de recorrido para alguien que viaje por primera vez a la India. Durante este mes de junio haremos lo mismo con Perú, Guatemala y Malasia.

El Ganges, a su paso por Benarés. Foto: Marino Holgado El Ganges, a su paso por Benarés. Foto: Marino Holgado | Foto: Marino Holgado

Marino Holgado  |  Madrid  | Actualizado el 07/06/2012 a las 11:03 horas

Día 12: El avión deja atrás Rajastán. Volamos desde Udaipur hasta Delhi (dos horas y media con escala técnica en Jaipur) y desde allí enlazamos con otro vuelo hacia Varanasi, la legendaria Benarés (hora y media de vuelo). En total el desplazamiento nos llevará buena parte del día, así que lo mejor, a media tarde, es dar un paseo sin rumbo concreto por los espectaculares ghats, las escalinatas junto al río Ganges. Una primera toma de contacto con una ciudad muy especial.

Día 13: Jornada para descubrir con calma la vida que se desarrolla en los ghats a lo largo de los seis kilómetros en los que Varanasi se asoma al río. Todos tienen algo de especial, aunque el de Manikarnika, el principal crematorio de la ciudad, sin duda merece una visita tan reposada como respetuosa (está prohibido hacer fotos). Se puede emplear todo el día en recorrer los ghats, las escalinatas que descienden hasta las aguas del Ganges, porque cada vez que pases por cualquiera de ellos será diferente a la anterior. Al caer la noche, a las siete de la tarde, vale la pena acercarse al ghat de Dasashvamedha para contemplar una ceremonia de saludo al río, una ganga aarti, con música, mantras y danzas.

Incineraciones en el ghat de Manikarnika, en Varanasi. Foto: Marino HolgadoIncineraciones en el ghat de Manikarnika, en Varanasi | Foto: Marino Holgado

Día 14: Para descongestionar de tanto Ganges, este segundo día hacemos una excursión fuera de la ciudad. Media hora de trayecto en tuk-tuk nos lleva a Sarnath, uno de los cuatro lugares fundamentales del budismo. El escenario donde, dicen, Buda dio su primer sermón es un parque arqueológico con restos de templos budistas y una gran estupa. El resto del día se puede dedicar a callejear nuevamente por zonas de Varanasi.

Día 15: A las cinco de la mañana negociamos con algún barquero el precio de un recorrido de ida y vuelta por el Ganges para ver desde el río la vida en los ghats durante el amanecer, con la ciudad iluminada por los primeros rayos del sol. El resto del día aprovechamos para realizar otras visitas en la ciudad, lejos del Ganges, entre las que incluimos el recinto de la Universidad Hindú de Varanasi, en el qeu se encuentra también el Nuevo Templo de Vishwanath. Por la noche realizamos otro viaje en barca a la hora en que en los ghats se celebran los ganga aarti. Con nuestra embarcaciones nos acercamos de nuevo al ghat de Manikarnika y contemplar las piras funerarias ardiendo en la noche.

Día 16: De nuevo al avión para cambiar radicalmente de escenario. Viajamos al sur, al ambiente tropical del estado indio de Kerala. Debemos volar a través de Delhi, donde cambiamos de avión, y de allí a Trivandrum, capital de Kerala. Es un trayecto largo, de cuatro horas y media, que unido al primero hasta Delhi hará que prácticamente empleemos todo el día en el desplazamiento. Se puede hacer noche en Trivandrum o desplazarse directamente hasta Kovalam, nuestro primer destino en la costa sur.

Pescadores regresan a Kovalam, en Kerala. Foto: Marino HolgadoPescadores regresan a un pueblo al sur de Kovalam, en Kerala | Foto: Marino Holgado

Día 17: Jornada en Kovalam, un antiguo pueblo de pescadores que fue después paraíso hippie y ahora es un lugar turístico sobre todo para los propios indios. El mar cambia dependiendo de la época del año, pero en verano, en la época de los monzones, está agitado y es peligroso. Kovalam no es un destino para el baño, sino para descansar, comer en sus terrazas junto al mar pescado recién capturado y pasear por la costa. Uno de esos paseos nos lleva hasta el Faro de Kovalam, desde el que hay unas espectaculares vistas, y hasta un pueblo cercano y mayoritariamente musulman, Vizhinjam, donde la llegada de los pescadores con sus barcas por la tarde es un animado momento.

Kanyakumari, la punta sur de India. Foto: Marino HolgadoKanyakumari, la punta sur de India | Foto: M. Holgado

Día 18: Desde Kovalam nos escapamos a Kanyakumari o Cabo Comorín, ya en el estado de Tamil Nadu. Es la punta más meridional de la India y ese es su atractivo. Aquí confluyen el océano Índico, el mar Arábigo y el de Bengala. El cabo, en realidad, son dos islotes a los que se acceden en barco y son un lugar de peregrinación para los hindúes. El extranjero podrá sentirse un poco decepcionado. Está a 85 kilómetros de Kovalam pero la carretera es complicada y supone unas tres horas de viaje. En el trayecto se pueden visitar playas desiertas y algún templo hinduista, como el de Sthanumalaya, en Suchindram.

Día 19: A 56 kilómetros al norte de Kovalam, otra opción para quedarse en Kerala es Varkala. Es una gran playa al pie de un acantilado. En lo alto, una sucesión de pequeños hoteles y restaurantes acoge sobre todo a extranjeros en busca de tranquilidad. Tras casi tres semanas en India seguro que el viajero agradece quedarse aquí una o dos noches para no hacer prácticamente nada. Al igual que en Kovalam, el estado del mar dependerá de la época en que se viaje. Varkala ofrece también agencias en las que gestionar el paquete completo de nuestro destino para mañana: los backwaters de Kerala.

La playa de Varkala, en el estado indio de Kerala. Foto: Marino HolgadoLa playa de Varkala, en el estado indio de Kerala | Foto: Marino Holgado

Día 20: Un coche contratado nos lleva hasta la ciudad de Allepey. Allí, a mediodía, embarcamos en el barco-hotel que ya nos espera. Son embarcaciones de madera transformados para acoger viajeros que dormirán a bordo en los canales. Pueden ser para dos personas (con una tripulación de tres hombres) o para grupos más amplios. Y en ellos recorremos algunos de los backwaters de Kerala, entre arrozales, palmeras y pequeñas poblaciones Pasamos la noche aquí. En algunas de las paradas se puede contratar pequeños canoas para recorrer canales más pequeños.

En un barco-hotel como este recorreremos los backwaters de Kerala. Foto: Marino HolgadoEn un barco-hotel como este recorreremos los backwaters de Kerala | Foto: Marino Holgado

Dia 21: En torno a las nueve de la mañana se llega de nuevo a Allepey. Aquí tenemos dos opciones: regresar a Varkala para pasar una noche más o viajar hacia Trivandrum para iniciar el camino de regreso. En este caso volaremos hasta Bangalore, la capital india de la informática y la tecnología y hacemos noche aquí. Desde Bangalore hay vuelos internacionales que al día siguiente, temprano, nos llevarán de vuelta a casa. Si optamos por pasar una noche más en Varkala el regreso lo iniciamos un día después.

Atardecer en los backwaters de Kerala. Foto: Marino HolgadoAtardecer en los backwaters de Kerala | Foto: Marino Holgado

Apuntes finales: En este recorrido que propongo es posible reducir algún día de estancia en Varanasi, aunque es una ciudad en la que pasear sin rumbo, detenerse a tomar algo en una terraza en lo alto de algún pequeño hotel junto al río o sentarse sin prisa en los ghats suelen deparar momentos interesantes. También es posible estar un día menos en Udaipur. Y alguna de esas jornadas pueden utilizarse para ampliar la visita a Jodhpur o en Kerala para visitar Kochi o dejar pasar el tiempo en alguna playa perdida. Un buen buscador para vuelos, hoteles y demás en India es www.makemytrip.com.

La próxima semana: Sur de Perú

 

Compartir en:
Imagen del Blog
Marino Holgado

Marino Holgado (Eibar, 1965) es reportero de televisión y viajero. Periodista del Área de Sociedad y Cultura de los Informativos de Antena 3 Televisión desde 2000, especializado en sucesos, tribunales o inmigración, entre otros temas. Lleva 26 años ejerciendo la profesión en periódicos, radio y televisión. En 1995 se incorpora a Antena 3 Televisión, donde trabajó en programas como "Se Busca", "A Toda Página", "Espejo Público". En el año 2000 se incorporó a los informativos diarios. En este blog viajero quiere ofrecer propuestas de lugares de todo el mundo que ha podido disfrutar, así como recoger noticias y escuchar propuestas de otros viajeros.

Correo-e: mholgado@antena3tv.es.

Twitter: @marinoholgado

 

 

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.