Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
Cathay Pacific inaugura el primer vuelo directo entre Madrid y la megalópolis asiática

Hong Kong, a sólo un paso

Al hablar de Hong Kong todo son cifras espectaculares. 7.188.000 personas viven en una superficie equivalente a media provincia de Vizcaya. Pero, además, el 75 por ciento de ese territorio son reservas naturales, así que toda esa población se concentra en una cuarta parte del suelo. Por eso, Hong Kong es la ciudad del mundo con más rascacielos. Tres millones de personas tienen su casa por encima de un piso 14. Es algo que se ve enseguida, en el camino que me lleva del aeropuerto al centro de Kowloon. Por delante esperan al viajero experiencias culinarias, templos, calles bulliciosas, algunos de los rascacielos más altos del mundo... Y todo a poco menos de trece horas desde Madrid. La aerolínea Cathay Pacific ha inaugurado la primera conexión directa entre la capital española y Hong Kong.

Atardecer en el skyline de la isla de Hong Kong. Foto Marino Holgado Atardecer en el skyline de la isla de Hong Kong desde Kowloon | Foto: Marino Holgado

Marino Holgado  |  Hong Kong  | Actualizado el 29/06/2016 a las 10:29 horas

Cada atardecer un barco pirata recorre Victoria Harbour, el trozo de mar que separa la isla de Hong Kong del distrito de Kowloon. Se llama Aqua Luna y es un junco chino, un barco de madera con llamativas velas rojas. Era la nave predilecta de los piratas chinos y, ahora, esta embarcación construida de forma artesanal siguiendo aquel modelo ofrece una de las experiencias más inolvidables para quien visite Hong Kong. Una travesía de apenas una hora navegando frente a uno de los skylines más espectaculares del mundo.

Reproducciones artesanales de juncos chinos ofrecen travesías frente a Hong Kong. Foto: Marino HolgadoReproducciones artesanales de juncos chinos ofrecen travesías frente a Hong Kong | Foto: Marino Holgado

La costa norte de la isla de Hong Kong reúne algunos de los rascacielos más altos del mundo, un escenario de acero y cristal en el que hay edificios que superan los 400 metros de altura. Todos ellos se iluminan al caer la noche. Cada rascacielos tiene nombre propio y un hueco en la historia de la arquitectura. La cubierta del Aqua Luna, con una copa en la mano, es una butaca de primera fila para este espectáculo diario: el pasado en forma de barco y el presente más espectacular del principal centro financiero de China.

Arquitectura de vanguardia en la isla de Hong Kong. Foto: Marino HolgadoArquitectura de vanguardia en la isla de Hong Kong | Foto: Marino Holgado

La inmensa megalópolis de Hong Kong se me antoja imposible de abarcar en apenas tres días. Como en una de esas óperas chinas que duran varias horas y en la que los espectadores van cambiando de sitio conforme van quedando agotados, en Hong Kong puedes ir cambiando de barrio, o de isla, y siempre verás cosas diferentes.

Frente a la moderna isla de Hong Kong de los grandes rascacielos, lujosos hoteles, edificios coloniales, tiendas de lujo, empleados de entidades financieras y turistas, en la península de Kowloon es posible sumergirse en un modo de vida más tradicional. Aquí las fachadas no son de acero y cristal, sino de antenas, aparatos de aire acondicionado y añejos carteles de fluorescentes o de neón con caracteres sólo en cantonés.

Calle en el distrito de Kowloon, en Hong Kong. Foto: Marino HolgadoCalle en el distrito de Kowloon, en Hong Kong | Foto: Marino Holgado

Una buena forma de entrar en este ambiente es la comida. En torno a la estación de metro de Sham Shui Po, en Kowloon, se desparraman una buena cantidad de calles que son un auténtico mercado. Una forma de conocerlo es el "Sham Shui Po Foodie Tour", un recorrido guiado por tiendas, panaderías y restaurantes.

Uno de los restaurantes de la zona de Sham Shui Po, en Kowloon. Foto: Marino HolgadoUno de los restaurantes de la zona de Sham Shui Po, en Kowloon | Foto: Marino Holgado

No hace falta recordar que los chinos comen a todas horas. En la mañana en que paseé por la zona, los populares restaurantes estaban permanentemente llenos. Es una especie de tapeo "chino": entran, comen algún plato y se van. Noodles, cerdo asado, rollitos de arroz, galletas, té, pato... o una sopa con carne de serpiente, son platos que puedes encontrar en estas calles. En estas callejuelas, el idioma es el chino porque en Hong Kong una gran parte de su población no habla inglés. Tras la descolonización esta ciudad creció con la inmigración desde el resto de China.

Hong Kong, la ciudad con más rascacielos del mundo, desde Victoria Peak. Foto: Marino HolgadoHong Kong, la ciudad con más rascacielos del mundo, desde Victoria Peak | Foto: Marino Holgado

Tras zambullirme en ese Hong Kong de edificios desconchados y aceras bulliciosas, camino hacia el Hong Kong de la China moderna, de los restaurantes con estrellas Michelín, de las terrazas "roof top", de las copas con vistas. El restaurante T'ang Court, en el recién remodelado hotel The Langham, ofrece lujosa comida cantonesa: el popular "dim sum", las delicadezas cocidas al vapor en pequeños cestos de bambú, tienen aquí la garantía de las tres estrellas Michelin. El restaurante ofrece cursillos de "dim-sum": puedes comprobar la torpeza de tus manos frente a la maestría del chef. Después te sirven tus propias elaboracaciones..., algo arregladas por sus pacientes cocineros.

Muy cerca, el restaurante Épure, de cocina francesa, recuerda que Hong Kong es, ante todo, una ciudad cosmopolita. O el Mott 32, ya en la isla de Hong Kong, representa la moderna cocina china, con el pato a la pekinesa como una de sus estrellas.

"Dim-sum" hecho por uno mismo en el restaurante T"Dim-sum" hecho por uno mismo en el restaurante T'ang Court, en The Langham hotel | Foto: Marino Holgado

La noche, en Hong Kong, vale la pena disfrutarla en las alturas. Porque aquí está el bar más alto del mundo, el Ozone, en la planta 118 del hotel Ritz Carlton. Y también en Kowloon, a una altura algo más modesta, ¡tan sólo en una planta 29!, el Aqua tiene seguramente las mejores vistas de la ciudad. Si comenzaba este recorrido contemplando el skyline de Hong Kong desde un junco en las aguas de Victoria Harbour, lo termino boquiabierto ante ese mismo skyline brillando en la noche hongkonesa. Y lo hago desde lo alto de este local que ha dejado hueco entre sus mesas para que sus clientes puedan fotografiar ese paisaje que no solo quedará grabado en sus tarjetas digitales sino, con toda seguridad, también en sus retinas.

Luces nocturnas de Hong Kong desde el restaurante Aqua. Foto;Marino HolgadoLuces nocturnas de Hong Kong desde el restaurante Aqua, en un piso 29 | Foto: Marino Holgado

Avión de Cathay Pacific en el aeropuerto de Madrid-Barajas. Foto: M. HolgadoAvión de Cathay Pacific en el aeropuerto de Madrid-Barajas | Foto: M. Holgado

CÓMO LLEGAR A HONG KONG: Nunca Hong Kong había estado tan cerca de España. El 2 de junio la aerolínea Cathay Pacific inauguró la primera conexión directa entre Madrid y la megalópolis asiática. Un vuelo de doce horas y media deja al viajero directamente en Hong Kong. Con un aliciente añadido: su Boeing 777 ofrece, además de su espectacular Business Class y la habitual Economy, una clase intermedia de billete, la Premium Economy. Por un precio razonablemente asequible, el pasajero tiene aquí más espacio entre asientos, tanto con los de al lado como con el delantero, algo que se agradece en un vuelo tan largo, además de un menú y unas atenciones diferenciadas, como el embarque preferente.

El vuelo de regreso ofrece en su clase Business un menú español preparado por Pedro Samper, donostiarra asentado desde hace más de un año en Hong Kong y chef ejecutivo del hotel The Langham.

La frecuencia es de cuatro vuelos por semana. Hong Kong puede ser también una puerta de entrada al sur de China y al sureste asiático. Cathay Pacific tiene su sede en esta ciudad y ofrece conexiones con todo el continente tanto con la propia compañía como con su filial regional, Dragonair.

 

Compartir en:
Imagen del Blog
Marino Holgado

Marino Holgado (Eibar, 1965) es reportero de televisión y viajero. Periodista del Área de Sociedad y Cultura de los Informativos de Antena 3 Televisión desde 2000, especializado en sucesos, tribunales o inmigración, entre otros temas. Lleva 26 años ejerciendo la profesión en periódicos, radio y televisión. En 1995 se incorpora a Antena 3 Televisión, donde trabajó en programas como "Se Busca", "A Toda Página", "Espejo Público". En el año 2000 se incorporó a los informativos diarios. En este blog viajero quiere ofrecer propuestas de lugares de todo el mundo que ha podido disfrutar, así como recoger noticias y escuchar propuestas de otros viajeros.

Correo-e: mholgado@antena3tv.es.

Twitter: @marinoholgado

 

 

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana