Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
CAMINO A MANDALAY

Las gafas de Gandhi y el jardín donde la muerte le encontró en Delhi

Leo con asombro la noticia: "Roban los anteojos de Gandhi de su centro de meditación-museo en la India". Las gafas circulares del "mahatma" han desaparecido de una exposición organizada en un museo situado en Sevagram, al este de la India. Son uno de esos símbolos que todo el mundo tiene en mente cuando mencionan a una persona: como el puro de Churchill, las gafas (también) de Lennon o el cabello de Einstein. La noticia me hace refrescar la memoria: "Yo he visto esas gafas en algún lado", pienso. Y así vuelvo de nuevo al Gandhi Smriti, a la casa de Delhi donde fue asesinado el líder indio un 30 de enero de 1948.

Las gafas de Gandhi Las gafas de Gandhi | Foto: marino Holgado

Marino Holgado  |  Madrid  | Actualizado el 24/08/2011 a las 13:58 horas

Camino por los rectos y arbolados bulevares de Nueva Delhi, la ciudad moderna que dejaron los ingleses allí, tan diferente de los callejones y mercados de la vieja Delhi. Mirando divertido a los monos que saltan entre los árboles o que descansan a la sombra, sobre los muros de los jardines, llego hasta el Gandhi Smriti, en el número 5 de Tees January Marg. Estoy en el memorial organizado en la residencia de la capital india donde el "mahatma" pasó los últimos 144 días de su vida y donde encontró la muerte o, más bien, la muerte le encontró a él en forma de tres balas disparadas por un integrista hindú.

Estancia de GandhiEstancia de Gandhi | Foto: marino Holgado

El lugar es una antigua casa colonial de dos plantas con un amplio jardín. Lo más simbólico del lugar son unas huellas representadas en cemento sobre el suelo del jardín. Reflejan los últimos pasos que dio Gandhi en la tarde de aquel 30 de enero antes de recibir los impactos mortales. Iba camino de su rezo diario, acompañado, como siempre, por todos aquellos que quisieran estar con él. Y entre la multitud, sin mayores problemas, se infiltró su asesino.

Los últimos pasos de GandhiLos últimos pasos de Gandhi | Foto: Marino Holgado

"La Columna del Mártir", en el jardín de la casa, recuerda el sitio donde cayó muerto. Hoy es lugar de peregrinación. Más de 60 años después, indios y extranjeros acuden a diario hasta aquí. Los primeros, rezan ante la columna. Los segundos, observan en silencio el lugar de la muerte de un hombre que nunca tuvo cargos ni posesiones, pero que ocupa un lugar privilegiado en la Historia (con mayúscula).

DevotosDevotos | Foto: Marino Holgado

En la casa, una luminosa estancia junto al jardín refleja la sencillez de la vida del líder indio: un colchón en el suelo, un pequeño escritorio, una mesita, un cuenco para el agua, una rueca... Los escasos objetos de los que se rodeaba Gandhi para recibir a sus visitas. El lugar del que se levantaba a duras penas, maltrecho ya por su edad y por las secuelas de sus huelgas de hambre. Y en uno de los pasillos, en una vitrina protegida por un cristal, algunos de los objetos que caracterizaron su vida: un bastón de madera, un reloj de bolsillo, unos cubiertos y... sus anteojos circulares. ¿Los mismos que ahora han sido robados? Lo desconozco, pues seguramente Gandhi no tendría sólo un par de gafas.


El Gandhi Smriti acoge un museo en recuerdo del líder por excelencia de la no violencia. Docenas de fotos y un documental sobre su vida que se proyecta de forma continua en una de las salas son un viaje en blanco y negro a una época, la que llevó a la independencia al que pronto será el país más poblado del planeta. El resto del museo es sobre todo una recreación de las ideas de Gandhi, una muestra en la que el visitante interactúa con creaciones como la "Columna de la ausencia de castas", una estructura que se ilumina cuando las personas se dan la mano a su alrededor, independientemente de castas, razas, religiones o nacionalidades.


El memorial merece una visita reposada, sin prisas. Primero, para poder apreciar la importancia del lugar. Pero también para poder mirar, curiosear, ser testigos. Viajar es mirar el paisaje y también el paisanaje. Y sentarse un rato en la hierba del jardín, a la sombra, y observar a las personas que llegan hasta la "Columna del mártir", la devoción con que observan el lugar, los segundos aprovechados para un breve rezo, los espectaculares saris con los que ellas llenan de color el lugar, las diferentes vestimentas de cada uno en función del lugar del que procedan... Todo es una película que pasa ante los ojos del visitante curioso... Y para películas, la imprescindible "Gandhi", de Richard Attenborough, recrea
el momento de la muerte de Gandhi en este mismo lugar. Si planeáis un viaje a la India, no es mal comienzo verla antes de iniciar el vuelo.

Tampoco le costará mucho al viajero prolongar su visita al museo. El potente sistema de aire acondicionado de la casa y la tranquilidad que se respira es un merecido descanso en la casi siempre calurosa, ruidosa y agitada Delhi.

La policía india busca ahora las gafas robadas de Gandhi. En un país como India todo es posible para explicar el hurto: un admirador, un turista, un simple ladrón para poder venderlas...

En el Gandhi Smriti leo una frase del "mahatma": "Sé que el camino es recto y estrecho; es como el filo de una espada. Me alegro de caminar sobre ella". Mohandas Karamchand Gandhi caminó sobre ella y alguien no se lo perdonó. Salgo de Gandhi Smriti y paseo por el país que ayudó a crear. ¿En qué casa esconderán ahora sus gafas?

DATOS PRÁCTICOS:
No hay vuelos directos entre España e India. Con escala es sus respectivas capitales, las principales compañías europeas vuelan a Delhi a partir de 770 euros. British Airways es la que más conexiones ofrece con Delhi, Bombay o Bangalore, con la comodidad de poder llegar por una de estas ciudades y regresar desde otra. Brussels Airlines ofrece conexiones en Bruselas con la privada india Jet Airways, que opera también desde Milán.

En cuanto al alojamiento en Delhi, localizar habitación en los grandes hoteles no ofrece dificultad alguna, aunque puede ser recomendable tener en cuenta su ubicación en la ciudad para evitar constantes desplazamientos. Si buscas precios más baratos y ausencia de lujos, en Arakashan Road y calles transversales, en la zona de Ram Nagar, hay bastantes opciones. Está cerca de la estación de tren y de la vieja Delhi. En Delhi si el precio de la habitación es demasiado barato conviene mirarla antes. Y siempre, para cualquier opción, es recomendable tapones para los oídos. El ruido en India es parte de la idiosincrasia nacional.

 

Compartir en:
Imagen del Blog
Marino Holgado

Marino Holgado (Eibar, 1965) es reportero de televisión y viajero. Periodista del Área de Nacional de los Informativos de Antena 3 Televisión desde 2000, especializado en Interior, Tribunales, Sucesos o Inmigración, entre otros temas. Lleva 29 años ejerciendo la profesión en periódicos, radio y televisión. En 1995 se incorpora a Antena 3 Televisión, donde trabajó en programas como "Se Busca", "A Toda Página", "Espejo Público". En el año 2000 se incorporó a los informativos diarios. En este blog viajero quiere ofrecer propuestas de lugares de todo el mundo que ha podido disfrutar, así como recoger noticias y escuchar propuestas de otros viajeros.

Correo-e: mholgado@antena3tv.es.

Twitter: @marinoholgado

 

 

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

PUBLICIDAD
  • La nube no tiene Tags actualmente.
más temas
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana