Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
Visita a los restos del castillo medieval más grande de Europa

El castillo de Gormaz, una fortaleza musulmana en los campos de Soria

En uno de los muchos giros que hace el río Duero, creando casi una península rodeada por su cauce, en plena llanura soriana, sobreviven las ruinas de la que fuera la mayor fortaleza medieval de Europa. Casi un kilómetro de perímetro amurallado corona una meseta elevada desde donde se dominaba un paso fundamental en lo que era la frontera entre los reinos cristianos y musulmanes en plenas guerras de Reconquista. El castillo de Gormaz es una de las muchas sorpresas que la provincia de Soria ofrece al viajero.

La fortaleza musulmana de Gormaz, en lo alto de un cerro en Soria. Foto: Marino Holgado La fortaleza musulmana de Gormaz, en lo alto de un cerro en Soria | Foto: Marino Holgado

Marino Holgado  |  Soria  | Actualizado el 14/06/2016 a las 10:12 horas

La imagen que asalta al viajero es espectacular. Al circular por la carretera SO-160 que sale en dirección sur desde El Burgo de Osma, en Soria, es imposible no sorprenderse ante la silueta del castillo de Gormaz. Desde muchos kilómetros de distancia puede verse su larga muralla coronando por completo una solitaria meseta que sobresale de las llanuras cercanas al río Duero. Un perímetro amurallado cercano al kilómetro de longitud convierte este castillo en la mayor fortaleza medieval de Europa. Allá por el siglo X no había ninguna mayor.

Interior del castillo musulmán de Gormaz, en Soria. Foto: Marino HolgadoLa fortaleza tiene una superficie de unos 10.000 metros cuadrados | Foto: Marino Holgado

Una pequeña carretera permite ahorrarse gran parte del esfuerzo de la subida. Aún así, hay que ascender aún varios metros caminando para cruzar la puerta de este recinto. Aguantan en pie gran parte de las murallas, muchas de sus 28 torres, parte del alcázar, la puerta califal, una alberca y poco más. Pero suficiente para imaginar fácilmente la grandiosidad que tuvo este lugar. Y, sobre todo, su enorme importancia estratégica.

El perímetro amurallado mide cerca de un kilómetro en el castillo de Gormaz. Foto: Marino HolgadoEl perímetro amurallado mide cerca de un kilómetro | Foto: Marino Holgado

Porque el castillo de Gormaz era una fortaleza califal, un castillo de origen musulmán erigido en un impresionante promontorio natural. Desde aquí arriba pueden controlarse muchos kilómetros alrededor en las orillas del río Duero, la que era frontera entre los reinos cristianos, al norte, y los reinos musulmanes, al sur. Y eso, en plena Reconquista, hacía de su posesión un elemento de importancia para los dos bandos.

La fortaleza fue levantada durante el Califato de Córdoba en el siglo IX, perdida, reconquistada en tiempos de Al-Hakem II, quien ordenó su ampliación, y vuelta a perder definitivamente en 1059, cuando fue tomada por los ejércitos del rey Fernando I.

El alcázar del castillo de Gormaz aún se mantiene en pie, Foto Marino HolgadoEl alcázar del castillo de Gormaz aún se mantiene en pie | Foto: Marino Holgado

Pero regresemos al presente. Visité la fortaleza de Gormaz un atardecer del mes de mayo. Apenas había una treintena de personas. En tan enorme superficie, con 370 metros de longitud y unos 10.000 metros cuadrados, es casi como estar solo.

En uno de sus extremos la torre del homenaje era el acceso al alcázar, la residencia del gobernador militar y de sus más cercanos. Es la construcción que mejor ha soportado el paso del tiempo tras ser reconstruido en el siglo XIV, con sus tres plantas y su terraza. Se conserva también gran parte del paso de ronda, el pasillo que conectaba las torres por encima de la muralla, protegido del exterior por las almenas.

La puerta califal, con sus dos arcos en herradura, era el acceso principal. Foto: Marino HolgadoLa puerta califal, con sus dos arcos en herradura, era el acceso principal | Foto: Marino Holgado

La fortaleza disponía de un aljibe (nunca mejor utilizada esta palabra proveniente del árabe) que almacenaba el agua recogida en tejados y patios, cubierto por una bóveda de cañón. En la otra parte del castillo, la destinada a la soldadesca, una alberca aún visible también almacenaba agua, destinada sobre todo a abrevar a los caballos. Y junto a ella, la entrada mejor conservada de las principales, la puerta califal. Con arco de herradura de inconfundible estilo cordobés, disponía de dos puertas entre las que había una buhedera, un orificio por el que lanzar proyectiles en caso de intento de entrada por la fuerza.

Desde el castillo de Gormaz se dominaba la frontera entre cristianos y musulmanes en el Duero. Foto: Marino HolgadoDesde el castillo de Gormaz se dominaba la frontera entre cristianos y musulmanes en el Duero | Foto: Marino Holgado

Y a través de la puerta califal, y de otros muchos lugares a lo largo de la muralla, contemplamos una de las razones por las que vale la pena venir hasta aquí: las espectaculares vistas, los verdes campos de Soria cultivados, el río Duero, la anchura de Castilla. Construido en un cerro de 130 metros de altura, a su alrededor todo es llano. Quien dominara el castillo controlaba esta zona de la frontera. Por eso, desde muchos siglos antes, este lugar ya tuvo siempre un interés para los pueblos belicosos que por aquí pasaron.

El castillo de Gormaz ofrece espectaculares vistas de las tierras del Duero. Foto: Marino HolgadoEl castillo de Gormaz ofrece espectaculares vistas de las tierras del Duero | Foto: Marino Holgado

Esta fortaleza califal puede ser una etapa de un recorrido por lugares cercanos de gran belleza e intensa historia de la provincia de Soria: El Burgo de Osma, Calatañazor, Berlanga de Duero, la Fuentona... Todos situados a escasa distancia unos de otros. La visita al castillo en gratuita y no hay control de acceso ni vigilancia. Confiemos en el sentido común de los visitantes para conservar este lugar del que me despido entre los colores que el atardecer deja en esta parte de los campos de Soria.

Compartir en:
Imagen del Blog
Marino Holgado

Marino Holgado (Eibar, 1965) es reportero de televisión y viajero. Periodista del Área de Nacional de los Informativos de Antena 3 Televisión desde 2000, especializado en Interior, Tribunales, Sucesos o Inmigración, entre otros temas. Lleva 29 años ejerciendo la profesión en periódicos, radio y televisión. En 1995 se incorpora a Antena 3 Televisión, donde trabajó en programas como "Se Busca", "A Toda Página", "Espejo Público". En el año 2000 se incorporó a los informativos diarios. En este blog viajero quiere ofrecer propuestas de lugares de todo el mundo que ha podido disfrutar, así como recoger noticias y escuchar propuestas de otros viajeros.

Correo-e: mholgado@antena3tv.es.

Twitter: @marinoholgado

 

 

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana