Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
El Parque Nacional de Yala es el más visitado en la perla del Índico

En busca del leopardo en Sri Lanka

Nuestro gran objetivo era verle a él, al leopardo. Y si estás en Sri Lanka y quieres ver leopardos, tienes que ir al parque nacional de Yala. Casi 1300 kilómetros cuadrados de bosque poco tupido, prados y lagunas, del que se visita sólo una parte. Elefantes, cocodrilos, búfalos, flamencos, monos, son algunos de sus habitantes. Pero al que todo el mundo buscará es al leopardo. No siempre la visita tendrá ese premio: viven en libertad, por lo que podrás encontrarlo... o no. La aventura comienza antes de salir el sol.

Un leopardo camino sobre un árbol en Yala, en Sri Lanka. Foto: Marino Holgado Un leopardo camino sobre un árbol en el parque nacional de Yala | Foto: Marino Holgado

Marino Holgado  |  Yala (Sri Lanka)  | Actualizado el 03/04/2017 a las 15:35 horas

Éramos los únicos huéspedes del hotel en levantarnos a esa hora. Las cuatro y media de la madrugada es aún noche cerrada. Pero era necesario si queríamos estar a las seis de la mañana en la entrada del Parque Nacional de Yala. Es el momento en que abre sus puertas. Uun toque de claxon nos avisa: el todoterreno estaba ya en la puerta de nuestro alojamiento en Tissa (realmente, Tissamaharama), en el sureste de Sri Lanka.

En la entrada del parque se concentran, bajo la luz de sus propios faros, una veintena de todoterrenos listos para iniciar la visita. Pero hagamos un pequeño flash-back. Elegir un buen vehículo y al conductor adecuado es muy importante para que el safari sea satisfactorio. Y la elección tiene mucho de auténtica lotería. Nosotros nos guiamos por comentarios escritos por otros viajeros, en este caso en Tripadvisor. Y así nos salió un nombre del que todo el mundo hablaba bien, Janaka.

Un cocodrilo entra a una de las charcar de Yala, en Sri Lanka. Foto: Marino HolgadoUn cocodrilo entra a una de las charcar del parque de Yala | Foto: Marino Holgado

Encontrarle ya fue otra aventura. Le dimos su dirección y su teléfono a un conductor de tuk-tuk en Tissa. Ni conocía la dirección ni, por supuesto, a Janaka. Pero media hora después paró en la puerta de una peluquería y de allí salió un hombre con el pelo a medio cortar. Era Janaka. Negociamos sin bajarnos del tuk-tuk, en mitad de la calle. Acordamos el día, el precio, el tipo de safari, la hora en que nos recogería y le dijimos el nombre de nuestro hotel. Ni apuntó nada ni nos dio documento alguno. ¿Aparecería dos días después, de madrugada ,en la puerta de nuestro hotel? Aquel claxon a las cuatro y media de la mañana nos confirmó que sí.

Así que ahí estábamos, a las seis de la mañana en la puerta de Yala con Janaka al volante y cinco viajeros más en nuestro todoterreno. El comienzo de la visita fue esperanzador. Nada más cruzar la entrada un pequeño leopardo caminaba junto al camino, ajeno al revuelo de jeeps. Pudimos verle durante apenas un minuto. Una docena de fotos desde detrás y con mala luz. La hora de la primera fotografía marca las 5.53 de la mañana. Me supo a poco. Esperaba que la mañana fuera más generosa.

Elefante en el Parque Nacional de Yala, en Sri Lanka. Foto: Marino HolgadoUno de los elefantes en el parque de Yala | Foto: Marino Holgado

Janaka conduce el todoterreno mientras otea en los márgenes del camino en busca de la variada fauna del Parque Nacional de Yala. Estamos en una región semiárida, el bosque no es muy tupido y hay numerosas charcas. En una de ellas vemos los primeros búfalos. También los primeros cocodrilos. Son ejemplares enormes en tierra, pero apenas perceptibles cuando nadan semisumergidos en el agua. En la orilla de uno de los estanques docenas de ellos dormitan al sol.

Cocodrilos dormitando al sol en el parque nacional de Yala, en Sri Lanka. Foto: Marino HolgadoCocodrilos dormitando al sol junto a una de las charcas | Foto: Marino Holgado

Enseguida vemos el primer elefante. Ajeno a los visitantes, transita entre los arbustos. No será el último. En Yala hay una abundante población de estos animales, aunque no es habitual verlos en grandes manadas. Para eso hay zonas mejores en Sri Lanka, cerca de Polonnaruwa. En Yala lo que vemos a lo largo de la mañana son pequeñas familias, adultos y crías, tres o cuatro animales como máximo en cada grupo. Es esperanzador ver los grandes colmillos que lucen algunos de ellos.

Pero nuestro objetivo, y el de todos quienes visitan Yala, es el leopardo. No es sencillo verlo. Son animales solitarios y escurridizos. Como todos los felinos, son más nocturnos que diurnos. Para buscarlos la información es clave. La empresa de nuestro conductor son tres hermanos que se dedican a lo mismo. Se llaman entre ellos a través del teléfono móvil para avisarse de posibles avistamientos de leopardos. Varios "chivatazos" quedan en nada. Cuando llegamos a los lugares señalados no aparece ninguna piel moteada. Pasa el tiempo y la ansiedad crece.

Un varano cruza un camino en el parque nacional de Yala, en Sri Lanka. Foto: Marino HolgadoUn varano cruza sobre las huellas que dejan los todoterrenos en el camino | Foto: Marino Holgado

Los recorridos por los muchos caminos de Yala permiten ver, de repente, grandes varanos cruzando la senda, flamencos pescando en una de las charcas, más cocodrilos, más búfalos, pavos reales... Nuestro safari duraba medio día. A mitad de mañana lo habitual es hacer una parada para descansar y comer algo si has tenido la previsión de traerte un pequeño refrigerio. Estos descansos se hacen a la orilla de un río o en una de las playas del parque. Yala está en el sureste de Sri Lanka, en la costa, la misma por la que en 2004 entró el tsunami del Índico y que aquí también dejó su dramático rastro.

Durante nuestro descanso, caminando, tenemos la oportunidad de ver algunos monos. Esto tampoco es difícil en Sri Lanka, donde te los encuentras muchas veces por la calle. Pero siempre es entretenido observarlos. Nunca paran y cada pose es una fotografía.

El Parque Nacional de Yala tiene una de las faunas más variadas de Sri Lanka. Foto: Marino HolgadoEl Parque Nacional de Yala tiene una de las faunas más variadas de Sri Lanka | Foto: Marino Holgado

Tras retomar el safari nos espera el plato fuerte. En eso confiamos, al menos. Una llamada alerta a Janaka. Acude a toda velocidad por los caminos de tierra hasta el lugar donde ya hay otros tres o cuatro todoterrenos a la espera. No han visto un leopardo, pero sí han percibido un cierto nerviosismo en los monos. Y eso puede indicar que un depredador está de caza.

Permanecemos en silencio, expectantes y ansiosos. Nadie se mueve. Hasta que por fin Yala nos ofrece su gran regalo. Un leopardo camina por una de las ramas de un árbol. Está a poco más de diez metros de nosotros. Busca una presa, algún mono si puede ser. O no nos ve, o le resultamos indiferentes. Lento y majestuoso, como sabiéndose el rey de Yala, recorre toda la rama hasta que se lanza entre la tupida vegetación. No sabemos si él habrá encontrado lo que buscaba. Pero nosotros sí.

Un leopardo, en el Parque Nacional de Yala, en Sri Lanka. Foto: Marino Holgado"Nuestro" leopardo desaparece en la vegetación del parque nacional de Yala | Foto: Marino Holgado

Ha sido apenas un minuto, después de buscar durante cuatro horas y media. Una docena de fotos y algunos momentos para mirarlo directamente, no a través del objetivo de la Canon. Pero suficiente para que en todos los que estamos allí se nos dibuje una sonrisa en el rostro.

Hemos compartido un fugaz momento de la vida de este leopardo y ha seguido su camino. De eso se trata. Nunca he entendido a quienes dicen amar a los animales y se dedican a cazarlos, a quienes sienten placer disparando a estos hermosos animales sólo para decir que han matado a uno. Que les den. No hay mayor placer que ver a este leopardo y saber que, después de tu visita, él sigue con su vida y tú con la tuya.

DATOS PRÁCTICOS PARA LA VISITA: El parque nacional de Yala está en el sureste de Sri Lanka. La ciudad más cercana es Tissamaharama (más conocida com Tissa). La empresa de Janaka, nuestro conductor, es www.srilankayalasafaris.com. Ahí figura su teléfono. El safari para dos, con las entradas incluidas, nos costó 11.600 rupias, unos 35 euros por persona. Es el safari de medio día. Es posible también contratar excursiones de un día completo.

Desayuno en el Thaulle Resort, en Tissamaharama (Sri Lanka). Foto: Marino HolgadoDesayuno en el Thaulle Resort, en Tissamaharama | Foto: Marino Holgado

En Tissa hay multitud de hoteles de todas las categorías. Nosotros nos quedamos en el Thaulle Resort. No es barato, pero los atardeceres, la vista sobre un lago, su piscina, sus desayunos, la cena en el jardín y la esmerada atención de todo su personal lo justifican. El día del safari no pusieron ningún problema en que hiciéramos el check-out más tarde para que pudiéramos regresar de la excursión, darnos una ducha e incluso comer algo antes de iniciar el viaje hacia nuestro siguiente destino.

Para llegar a Sri Lanka desde España hay dos opciones. Con Sri Lankan Airlines volando desde Londres. O, más cómodo, haciendo una escala en Qatar (con Qatar Airlines), Dubái (con Emirates) o Abu Dhabi (con Etihad).

 

Compartir en:
Imagen del Blog
Marino Holgado

Marino Holgado (Eibar, 1965) es reportero de televisión y viajero. Periodista del Área de Sociedad y Cultura de los Informativos de Antena 3 Televisión desde 2000, especializado en sucesos, tribunales o inmigración, entre otros temas. Lleva 26 años ejerciendo la profesión en periódicos, radio y televisión. En 1995 se incorpora a Antena 3 Televisión, donde trabajó en programas como "Se Busca", "A Toda Página", "Espejo Público". En el año 2000 se incorporó a los informativos diarios. En este blog viajero quiere ofrecer propuestas de lugares de todo el mundo que ha podido disfrutar, así como recoger noticias y escuchar propuestas de otros viajeros.

Correo-e: mholgado@antena3tv.es.

Twitter: @marinoholgado

 

 

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana