Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

VOLUNTARIADO ATRESMEDIA

TRES A CAMBOYA, el blog
DESTINOS: Entre la casa de Truman Capote y las mejores vistas de Manhattan

Brooklyn Heights, un paseo por el corazón antiguo de Nueva York

Sus calles acogen algunas de las casas más antiguas de la ciudad; su paseo sobre el East River ofrece una de las mejores vistas del bajo Manhattan y de los rascacielos del distrito financiero; a comienzos del siglo XIX fue probablemente la primera ciudad dormitorio de Estados Unidos y hace ya unas décadas, en 1966, fue el primer barrio de Nueva York es ser catalogado como distrito histórico. Suficientes motivos para que el viajero que visite la Gran Manzana se anime a salir de Manhattan y camine por Brooklyn Heights. Aquí, la bulliciosa y ruidosa metrópoli recobra la calma y el silencio.

Middagh Street, en el corazón de Brooklyn Heights, en Nueva York. Foto: Marino Holgado Middagh Street, en el corazón de Brooklyn Heights | Foto: Marino Holgado

Marino Holgado  |  Nueva York  | Actualizado el 28/03/2012 a las 09:58 horas

Número 70 de Willow Street, en Brooklyn. La casa es amarilla, de tres alturas y un semisótano. Seis escalones separan su puerta de la calle. 38 ventanas, 11 habitaciones, 11 chimeneas. Y aquí, en el bajo de esta residencia de 1839, Truman Capote escribió una de las obras que cambió el periodismo norteamericano moderno. "A sangre fría", la historia de Dick Hickcock y Perry Smith, los dos asesinos que acabaron con la vida de una familia en el Kansas de 1959, tomó forma de novela/reportaje en uno de los salones de esta casa. La residencia acaba de ser vendida por nueve millones de euros. Ha sido la compra más cara en la historia de Brooklyn.

La casa de Brooklyn en la que vivió Truman Capote durante 10 años. Foto: Marino HolgadoLa casa de Brooklyn en la que vivió Truman Capote durante 10 años | Foto: Marino Holgado

La calle Willow es una de las principales arterias del barrio de Brooklyn Heights. Llegamos hasta aquí en metro. Descendemos en la parada de High Street, de las líneas A y C, y caminamos unos minutos hasta la calle Middagh. Estamos ya en la parte norte del barrio, en las conocidas como "fruits strees" no porque haya mercados de frutas, sino porque muchas calles llevan nombres como Cranberry St., Orange St. o Pineapple St. Algunas casas datan del siglo XIX, hechas en madera con esas fachadas características de tablones superpuestos. Entre ellas, en el número 24 de la calle Middagh, la que dicen es la más antigua del barrio, una residencia de 1824.

Casa de madera de 1824, la más antigua del barrio, en el 24 de Middagh St. Foto:Marino HolgadoCasa de madera de 1824, la más antigua del barrio, en el 24 de Middagh St | Foto: Marino Holgado

En estas calles ha desaparecido el ruido constante de las grandes avenidas de Manhattan. Aquí no hay edificios enormes con molestos sistemas de aire acondicionado en sus azoteas o patios interiores. Apenas hay tráfico y no es extraño ver a sus vecinos moviéndose en bicicleta. Desde sus cruces es fácil apreciar, de fondo, la espectacular silueta del puente de Brooklyn. Las casas combinan la madera, el ladrillo visto o la arenisca rojiza. Algunos lucen en sus fachadas, aún, las escaleras exteriores de incendios.

Volviendo al 70 de la calle Willow, si Truman Capote tenía de frente al distrito de Brooklyn, por su fachada trasera podría atisbar una de las mejores vistas del sur de Manhattan. El Brooklyn Heights Promenade bordea este pequeño barrio junto al East River, un agradable paseo arbolado con bancos orientados al oeste. Desde aquí el espectáculo es formidable: a la derecha, el puente de Brooklyn. A la izquierda, a lo lejos, la estatua de la Libertad. Enfrente, el agitado distrito financiero de la ciudad.

Vista del sur de Manhattan desde el Brooklyn Heights Promenade. Foto: Marino HolgadoVista del sur de Manhattan desde el Brooklyn Heights Promenade | Foto: Marino Holgado

Paseo de Brooklyn sobre el East River. Foto: Marino HolgadoPaseo de Brooklyn sobre el East River | Foto: M. Holgado

Los helicópteros despegan y aterrizan constantemente del helipuerto situado junto a Wall Strett. El cinematográfico ferry amarillo de Staten Island zarpa de su muelle. Entre los rascacielos de Manhattan asoma ya la estructura de la que, muy pronto, será la torre más alta de la ciudad de los rascacielos, la que se yergue en la zona que ocupaban las Torres Gemelas. El viajero puede sentarse en uno de los bancos del paseo y dejar transcurrir el tiempo absorto en la agitada vida de este ciudad. Si los propios neoyorquinos no se aburren con estas vistas, ¿como lo va a hacer el foráneo?

Caminando por el paseo podremos tropezarnos con unos grabados en el suelo que muestran las diferentes siluetas, los sucesivos skylines, que ha ofrecido Manhattan con el paso de los siglos. El más reciente estremece al visitante, pues aún recoge la presencia de las Torres Gemelas: la memoria nos trae a la mente imágenes dramáticas. Aún no han dibujado el perfil actual, quizá esperando a que la incipiente torre lo redibuje de nuevo tapando el hueco dejado por la barbarie.

Uno de los skyline de Manhattan grabado en el suelo del Brooklyn Heights Promenade. Foto Marino HolgadoUno de los skyline de Manhattan grabado en el suelo del paseo | Foto: Marino Holgado

Conviene ahora volver a internarnos en las calles de Brooklyn Heights, encontrar pequeñas tiendas de barrio, restaurantes o un cuartel de bomberos que también dio su tributo en vidas el 11-S y lo recuerda en su fachada. Hay que dejarse llevar por la imaginación y pensar que caminamos por calles que apenas han cambiado desde el siglo XIX. Aquí construyeron sus residencias los pioneros de las finanzas de Wall Street, convirtiendo este barrio probablemente en la primera ciudad dormitorio o residencial del país. En aquella época tenían que llegar al trabajo en barco: el puente de Brooklyn ni siquiera había sido construido.

Cuartel de bomberos en la calle Middagh, en Brooklyn Heights. Foto: Marino HolgadoCuartel de bomberos en la calle Middagh, en Brooklyn Heights | Foto: Marino Holgado

Un buen número de guías de viaje de Nueva York dedican casi todo su espacio a Manhattan y hay que rebuscar en sus páginas finales, en capítulos con epígrafes como "Las afueras", para encontrar referencias sobre sitios tan fascinantes como Brooklyn. Además de "A sangre fría", Capote también escribió en su casa de la calle Willow "Desayuno en Tifanny's", la historia de Holly, la chica que busca desesperadamente su lugar en la vida. "Sé que aspecto tiene (ese lugar), es como Tiffany´s", decía, soñando con la joyería que tanto le fascinaba. Truman Capote encontró su lugar durante diez años en este barrio. También otros escritores como Arthur Miller, Walt Whitman, Tennessee Williams, Paul Bowles o Norman Mailer. Si ellos encontraron algo en este lugar, ¿no merecerá una visita?

Compartir en:
Imagen del Blog
Marino Holgado

Marino Holgado (Eibar, 1965) es reportero de televisión y viajero. Periodista del Área de Sociedad y Cultura de los Informativos de Antena 3 Televisión desde 2000, especializado en sucesos, tribunales o inmigración, entre otros temas. Lleva 26 años ejerciendo la profesión en periódicos, radio y televisión. En 1995 se incorpora a Antena 3 Televisión, donde trabajó en programas como "Se Busca", "A Toda Página", "Espejo Público". En el año 2000 se incorporó a los informativos diarios. En este blog viajero quiere ofrecer propuestas de lugares de todo el mundo que ha podido disfrutar, así como recoger noticias y escuchar propuestas de otros viajeros.

Correo-e: mholgado@antena3tv.es.

Twitter: @marinoholgado

 

 

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

Buscar Posts en este Blog
PUBLICIDAD
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.